Como analizar oraciones correctamente

De seguro recuerdas haber analizado oraciones en tu niñez o adolescencia. Es una de las enseñanzas más importantes dentro de lo que tiene que ver con el lenguaje y la lingüística por eso aprenderemos a como analizar oraciones. Es algo que se aprende en todos los países adaptados a las reglas gramaticales de cada idioma que existe.

Al aprender esto, conocemos cómo organizar mejor la forma en la que hablamos y la manera en la que nos expresamos. Por ello es de tanta importancia. Debido a eso, en este artículo, te hablaremos sobre como analizar oraciones. Obviamente, adaptado a la estructura gramatical de la lengua española.

como analizar oraciones

Pasos a seguir para analizar oraciones

El conjunto de una oración, sea tan larga como sea, está compuesto por una serie de partes de suma importancia. Para poder analizarla de forma correcta, es necesario saber identificar cada una de las partes. Así, el análisis será acertado en todo momento.

Teniendo eso en consideración, te explicaremos, paso a paso cómo analizar una oración. De manera que puedas ubicar cada parte importante de la misma. Además de que aprendas o recuerdes la función de cada una de ellas. Sin nada más que agregar, comencemos pues a conocer lo que se requiere para hacer un análisis de este tipo:

Encuentra el verbo

Debemos recordar, que en todos los casos, el verbo es el centro de una oración. Pues es el encargado de decirnos la acción que se está ejecutando, se ejecutó o se ejecutará.

El verbo puede tener variaciones de tiempo, pero eso no debe dificultarnos el hecho de ubicarlo dentro de una oración. Como ya mencionamos, es el que nos indica qué es lo que se está llevando a cabo. Algunos verbos comunes son: comer, caminar, bailar, soñar, trabajar, estudiar, leer, jugar, nadar, cocinar, limpiar, etc.

Localiza el sujeto

Luego de que hayas ubicado y subrayado el verbo, es momento de encontrar a otra parte de suma importancia. Se trata del sujeto, es decir, la persona, animal o ente que está realizando la acción. En la mayoría de los casos, el tipo de palabra que conforma el sujeto es un sustantivo.

Ahora bien, cabe resaltar que hay algunas oraciones que no tienen sujeto o que se sobreentiende quién es el mismo. A este tipo de oraciones se les conoce como impersonales. No obstante, en las oraciones simples, lo más común es que el sujeto aparezca siempre.

Identifica el predicado

A pesar de que una oración se conforma de muchas otras partes, lo fundamental siempre será el sujeto, verbo y predicado. Cuando nos referimos al predicado estamos hablando de la parte de la oración que complementa el enunciado. Usualmente nos ofrece más información sobre la acción que se realiza.

Algunos predicados pueden incluir el verbo principal solamente. Mientras que otros pueden tener verbos secundarios. Por ello es importante reconocer el verbo central de la oración desde el primer momento que comenzamos a analizarla. Para que entiendas esto de una mejor forma, te daremos un ejemplo:

La oración de ejemplo es “Mis padres compraron un televisor para ver series”. Allí podemos identificar fácilmente al sujeto, que son los padres, ya que está al inicio de la oración. Sin embargo, esto no siempre será así, puede encontrarse en cualquier sitio de la misma.

Ahora bien para saber bien como analizar oraciones, el verbo principal es el de comprar, pues es la acción fundamental de toda la oración. Lo que sigue, justo después del verbo, es el predicado. Claro está, hay que comenzar a subrayarlo desde donde se ubica el verbo principal.

Si observamos bien, notamos que dentro del predicado hay un segundo verbo, que es ver. Pero podemos identificar que no es el principal pues solamente nos está dando información extra. En este caso, el motivo por el cual los padres compraron el televisor.

Esto es algo que hay que tener en cuenta cuando se aprende cómo analizar una oración. Pues puede llegar a ser un poco difícil según el tipo de oración que se vaya a analizar. En el ejemplo, solo hay dos verbos, pero puede haber una cantidad infinita de ellos si se quiere.

Complementos que pueden aparecer en la oración

Dentro de una oración de cualquier tipo puede que encontremos presentes una serie de elementos. Según el nivel del análisis que estás realizando, puede que sea necesario mencionarlos o no. Sea como sea, explicaremos algunos de los más comunes para que los tomes en cuenta. Además, recuerda que se encuentran en el predicado.

Entre ellos está, por ejemplo, el complemento directo. Es decir, el encargado de informarnos hacia quien va dirigida la acción. Suele verse con más frecuencia en las oraciones pasivas.

Ahora bien, también tenemos los complementos circunstanciales. De ellos sí hay muchos tipos, pues son quienes nos ofrecen una información mucho más específica dentro de la oración.

Por ejemplo, hallarás complementos circunstanciales de tiempo, lugar, modo, compañía, instrumento, finalidad, causa, cantidad, etc. Este complemento nos puede decir dónde se realiza la acción. Así como la causa de la misma, cuándo se realiza, de qué fue realizada, entre otras cosas.

Voces de las oraciones

El último factor que debes tener en cuenta al momento de analizar una oración es la voz de la misma. Así es, las oraciones tienen una voz propia que nos indica datos importantes de la misma.

En este caso, solamente existen dos voces: la activa y la pasiva. Cuando hablamos de la voz activa es cuando la oración está expresada de manera que se entienda que alguien realiza la acción. En cambio, con la pasiva, se entiende que el a alguien le están realizando una acción.

Para explicarlo mejor indicaremos una acción específica con las dos voces. Si está en activa diría “Yo como el almuerzo”. Por otro lado, si está en pasiva, se plantearía así “El almuerzo es comido por mí”.

Como puedes ver, es más común que se utilice la voz activa en todo momento. Pero al momento de aprender como analizar una oración de forma correcta es necesario saberlo. Pues el caso siempre se podrá presentar en algún ejercicio gramatical.

Deja un comentario