Como aprender a orar a dios

Toda persona cristiana que sea practicante debe saber como aprender a orar a Dios de la manera correcta. Es muy habitual que las personas no sepan realmente como orar, buscando en todo momento acercarse a Dios como él desea que se haga.

El orar de la forma correcta no hará que Dios nos pueda escuchar, pero se debe buscar hacer siempre de la forma apropiada, haciéndole saber todo lo que nos importa y la gran relevancia que tiene en nuestro día a día.

En este artículo te enseñaremos como aprender a orar a Dios de la forma adecuada gracias a diferentes consejos que son fundamentales para poder orar de la manera correcta.

Si quieres saber como aprender a orar a Dios de la manera correcta ten en cuenta los siguientes consejos:

Usa la cabeza para orar

Es necesario que cuando se ora, se piense la razón que nos hace orar lo que en realidad oramos. En muchas ocasiones las oraciones que se escuchan en las congregaciones suenan muy bien y muy bonitas, hasta el punto de ser inspiradoras, pero realmente en muchos casos no son bíblicas ni mucho menos.

Muchos de los conocimientos acerca de la oración que tienen muchos cristianos, sobre todo en Latinoamérica, no vienen directamente de la Biblia, si no de las ideas infundadas por otras personas o por oraciones escuchadas y que van de boca a boca.

Cuando una persona se decide a pensar en profundidad sobre la oración, podremos ver como al hacerlo de la manera correcta de forma interna procederemos a desechar muchas ideas que son erróneas y que en realidad no agradan a Dios, lo que nos permitirá depurar nuestro conocimiento sobre él y ampliar nuestro poder de oración.

Conoce más sobre el propósito de la oración

Para saber como aprender a orar a Dios de la manera correcta es importante siempre tener claro el propósito de la oración y meditar sobre ello. Una buena pregunta para hacerse a uno mismo es la razón por la cual se debe orar a Dios si este es soberano y realizará su voluntad por encima del resto de cosas.

Teniendo como base que Dios quiere obrar en el mundo de forma que sean el eco de nuestras oraciones, él pone en los corazones de las personas tanto el sentimiento de querer como la voluntad de hacer.

Dios busca que cada persona vea cada día más las cosas de su alrededor y sus vidas como él quiere que las veamos para que cada una de ellas pueda saber que él realmente es fiel a sus promesas y que es maravilloso en sus funciones. El realizar una oración de la manera correcta es clave, ya que así se interiorizará y se grabará en la mente la palabra de Dios.

Al orar no solo se consigue hablar con Dios, sino que también se consigue escuchar lo que cada uno le dice a dios, y si lo que se le dice es conforme a su voluntad, se conseguirá escuchar y comprender cada día en mayor medida a lo mostrado por la Biblia.

Profundizar en la palabra de Dios

Se debe tratar de conocer los atributos de Dios, siendo capaces de adentrarnos en su palabra, haciéndolo de una forma correcta, teniendo en cuenta que una buena lectura de la misma nos llevará a conseguir una oración más adecuada y que será más acorde a la voluntad de Dios, que es cómo se necesita orar.

En este punto también se debe tener en cuenta que es importante conocer las promesas de Dios para las vidas de las personas.

Memorizar pasajes de la Biblia

No hay una forma más segura de saber como aprender a orar a Dios como saber orar de forma bíblica haciendo uso de los pasajes de la palabra de dios, con un corazón que ame a Dios y que esté totalmente agradecido.

Puedes orar a Salmos en algunas situaciones que transcurren en tu vida diaria o ben a través de diferentes oraciones de apóstoles.

Existen muchas posibilidades, pudiendo encontrar oraciones y pasajes que prácticamente reflejan cada situación que se puede dar en la vida de una persona, por lo que es importante recurrir a la Biblia y memorizar aquellos pasajes que más nos gusten y con los que tengamos un mayor grado de identificación.

El memorizar la Biblia y orando te ayudará enormemente a la hora de conocer más acerca de la palabra de Dios y poder guardarla en tu corazón, haciendo así que te puedas sentir mucho más a gusto y feliz.

Por supuesto debes tener cuidado de no memorizar la Biblia de la forma incorrecta y obtener textos de contextos, ya que para saber orar de memoria fragmentos de la biblia no siempre se debe tratar de orar de forma bíblica.

Por otro lado es importante tener siempre presente que el memorizar estos pasajes no debe tomarse como un trabajo o una tarea que tan solo tenga un trasfondo en el que se busque alimentar nuestro propio orgullo ni un engaño, al creer que es necesario para hacer que la oración sea más efectiva, ya que para que en realidad pueda considerarse efectiva, la oración debe buscar que te sientas con una mayor unión con Dios, un producto para amarlo más y conocer más sobre la revelación que existe de él en su palabra.

Conviértete en una persona de oración

Si consigues aplicar todo lo que puedes aprender de la Biblia sobre la oración, más conseguirás lograr saber como aprender a orar a Dios de la forma adecuada. Por ello es importante convertirse en una persona de oración.

Para serlo tendrás que orar durante ratos prolongados a solas y no subestimar el poder de la oración, como mucha gente acostumbra, y optando por orar incluso mientras otras personas duermen, en un estado de máxima calma y conexión con Dios.

Intenta orar todo lo que puedas, lo que te ayudará a crecer en oración y el Espíritu Santo se encargará de guiarte según la palabra de Dios, aprendiendo así a orar como Dios quiere que le ores. Él te guiará a conducirte a toda verdad y siempre debes tener máxima confianza en él.

¿Quién te puede enseñar a orar?

Como ya te hemos indicado, la oración es la conversación que mantienes con Dios, un amigo al que puedes, e incluso debes, decirle todo aquello que sientes, ya que él te conoce mejor que tú mismo y siempre está disponible para escucharte, un amigo que no te reprochará nada y que no te pedirá nada a cambio de que le cuentes tus pensamientos y sentimientos, y que tampoco te exige cómo debes hablarle, un amigo que escucha atento a todas y cada una de las palabras y cosas que quieras contar y que al mismo tiempo te dará paz, consuelo y descanso ante las situaciones vividas y que le estas presentado. Orar se puede definir como un encuentro de amor hacia el amor.

En todo caso tu oración a Dios debe tener en cuenta una serie de aspectos y elementos básicos:

  • Alabanza: En las oraciones se debe mostrar alabanza a Dios por lo que es y por lo que representa, por su belleza, su grandeza y su bondad. Piensa y reflexiona sobre las maravillas de la creación. Esto te ayudará a salir de tus problemas y ser consciente de todo lo bueno que Dios ha puesto a tu disposición.
  • Gratitud: Dale gracias a Dios por lo que hace por tu vida. Puedes hacer un repaso a tu día y agradécele todo aquello que hizo, no solo lo bueno, si no lo que a priori puede parecer malo, ya que él lo hizo por algo, tal vez para mostrarte valores como la compresión, la humildad o la paciencia.
  • Arrepentimiento: Repasa tu día y pide perdón a Dios por aquello que puedas haber hecho, dicho o dejado de hacer que sepas que no es conforme a su voluntad, y que fue generado por tu intolerancia, egoísmo, ira, resentimiento…
  • Háblale, Pídele, Pregúntale, Prométele: Cuéntale todos tus problemas, como te sientes en cada momento, pídele, pregúntale y prométele. Puedes abrir tu corazón con tranquilidad ya que Dios no te juzga ni te condena.
  • Escúchalo: La verdadera oración debe implicar un diálogo, que no es solo hablar con Dios si no también escucharlo a través de las personas que te rodean y también de todos los acontecimientos que suceden en tu vida, ya que si algo ocurre es porque Dios así lo ha dispuesto. Saber entender todas las señales te ayudará a reconocer la voz de Dios dentro de tu vida y a verlo de una manera particular que puedas aplicar en tu día a día.

Gracias a estas consideraciones y consejos sabrás como aprender a orar a Dios de la manera adecuada, algo fundamental para poder obtener el mayor grado posible de felicidad en tu vida, lo cual todo cristiano solo podrá obtener si de verdad sabe escuchar y hablar con Dios a través de la oración.

 

Valora este artículo

Dejar un comentario