Como arreglar la nariz sin cirugía

Hace muchos años la posibilidad de poder mejorar el aspecto de la nariz sin someterse a una cirugía parecía imposible, si bien gracias a los diferentes avances médico estéticos que se han dado en las últimas décadas, sí tenemos la posibilidad de modificar la nariz sin tener que someterse a una intervención quirúrgica, la cual continúa siendo la única opción viable para los casos más graves.

Sin embargo, para muchas personas es suficiente con una rinomodelación, por lo que si quieres saber como arreglar la nariz sin cirugía, a continuación te explicaremos todo lo que debes saber sobre este procedimiento estético que te permite modificar la forma de la misma de forma permanente o temporal, a gusto del propio usuario. El que sea temporal o permanente depende del tipo de relleno que se utilice en el procedimiento de remodelación nasal.

La nariz es una de las partes del cuerpo que es más demandada por parte de los usuarios para mejorar su apariencia, siendo un elemento clave dentro de la cara del ser humano.

Diferencias entre rinomodelación y rinoplastia

La rinomodelación permite modificar la curvatura de la nariz de las personas, pudiendo así conseguir que una nariz que tiene una forma aguileña, pueda acabar teniendo una apariencia completamente recta, permitiendo además elevar la punta de la nariz.

Si se desean resultados temporales se opta por aplicar infiltraciones de ácido hialurónico, teniendo en este caso una duración estimada de entre ocho meses y un año, mientras que si se busca un resultado permanente se emplea una técnica idéntica pero con un relleno «filler metacrill», que tiene un efecto inmediato.

Por su parte, la rinoplastia es una intervención quirúrgica en la que se modifica completamente la nariz o se reduce su tamaño, siendo un caso en el que además del plano estético, en el que se centra la rinomodelación, sirve para poder corregir desviaciones en la nariz, por lo que puede tener ventajas a nivel funcional.

Cómo arreglar la nariz sin cirugía

La rinomodelación, es la forma para saber como arreglar la nariz sin cirugía, surgió para responder a las demandas de los pacientes de poder ver mejorada su apariencia en el rostro sin tener que pasar por los inconvenientes que tiene cualquier operación quirúrgica, la cual para muchos usuarios supone un gran problema tanto por el miedo a la anestesia como por el post operatorio y los propios riesgos de la intervención.

La rinomodelación, por su parte, se centra en una serie de técnicas que se complementan entre sí y que permiten cambiar la apariencia de zonas determinadas de la nariz, sin necesidad de ninguna férula ni escayola, pudiendo perfeccionar la nariz en zonas clave como son la base, la punta o el dorso.

La técnica de como arreglar la nariz sin cirugía permite modificar la forma y aspecto de la nariz con tan solo hacer uso de un relleno facial, los cuales también se emplean en otros procedimientos y tratamientos estéticos faciales como es el caso de dar volumen a la cara o reducir/eliminar arrugas.

Este procedimiento de medicina estética está pensado para poder corregir los diferentes problemas estéticos que puede tener una persona de una manera inmediata y sin tener que recurrir a la cirugía, teniendo en cuenta que en una gran cantidad de casos esta técnica está indicada.

No obstante, se debe tener presente que no todas las personas pueden optar a este tipo de tratamiento para corregir su nariz. La rinomodelación está indicada para aquellas personas que desean realizar una modificación mínima de la nariz, siendo imposible reducir el tamaño de la nariz. También se recomienda para quienes quieren mejorar su nariz sin someterse a ningún tipo de cirugía, evitando los riesgos de complicaciones y también evitando los tiempos de recuperación y las molestias propias del post operatorio; para aquellas personas que tienen contraindicaciones quirúrgicas, principalmente aquellas que están directamente relacionadas con la anestesia; y también para quienes ya se han hecho una rinoplastia pero  el resultado final de la misma no ha sido del todo satisfactoria.

Ahora que ya sabes como arreglar la nariz sin cirugía, debes considerar que se trata de una técnica estética que ofrece excelentes resultados en aquellas personas que buscan alargar o dar un mayor volumen a su nariz; que tienen algún tipo de malformación en la misma; que desean eliminar el caballete de la nariz, o que desean definir la punta de ella.

Al no tener que pasar por el quirófano, la rinomodelación no implica hacer frente a ningún post operatorio complicado como ocurre con la rinoplastia, cuando se debe tener la nariz escayolada. Además, otra de sus grandes ventajas es que el propio paciente podrá ver el resultado final nada más terminar la aplicación, por lo que en apenas 15 minutos, que es la duración aproximada del tratamiento, podrá cambiar notablemente el aspecto de su nariz.

La rinomodelación es una técnica no invasiva que no requiere de cirugía ni anestesia, siendo un tratamiento rápido y sencillo de realizar que no requiere ingreso y que, además, como ya hemos mencionado, ofrece al propio usuario, la posibilidad de que elija si quiere un resultado temporal o permanente, algo muy útil por si se quiere probar en primer lugar con un relleno temporal para ver si es lo que realmente le gusta.

Además, con este procedimiento se consigue un resultado natural, sin cicatrices, y sin que nadie pueda saber que te has cambiado el aspecto de la nariz. El postoperatorio es muy sencillo, ya que bastará con evitar durante unos días el hacer deportes o cualquier actividad que implique un posible daño para la nariz. Por último, destacar que se trata de un procedimiento mucho más económico que una rinoplastia, con un precio aproximado inferior a los 300 euros, aunque esto depende del centro al que se acuda.

Ahora que ya conoces como arreglar la nariz sin cirugía, si este es tu deseo, acude a un centro especializado de estética y decídete a modificar el aspecto de nariz y darle el aspecto que deseas.

 

Valora este artículo

Deja un comentario