Como arreglar una pared con humedad

La humedad es uno de los problemas más comunes que pueden afectar a las viviendas, sobre todo en determinadas zonas. Si quieres saber como arreglar una pared con humedad, a lo largo del presente artículo te ayudaremos a encontrar solución a tu problema, aunque debes tener siempre presente que es importante tratarlas con rapidez para evitar que pueda continuar creciendo y expandiéndose por todo el hogar.

Qué se necesita para arreglar una pared con humedad

El saber como arreglar una pared con humedad es una tarea que no implica una gran dificultad, si bien se deben tener en cuenta diferentes aspectos, además de disponer de diversos materiales.

Entre los materiales necesarios para poder desempeñar esta tarea están: papel de aluminio, impermeabilizante para exteriores, cinta de carrocero, trapo, lija, masilla, brocha, lejía o bien producto anti hongos, cubeta y rodillo de espuma, pintura para fachadas.

Determinar el tipo de humedad

Antes de empezar a trabajar es importante determinar el tipo de humedad si lo que queremos es saber cómo arreglar una pared con humedad de una manera efectiva, ya que habrá que conocer si esta humedad viene dada por una posible filtración de agua o por condensación.

En función del tipo de humedad de la que se trate se deberá actuar de una u otra forma.

En el caso de las humedades por filtración, es la humedad habitual, algo que ocurre cuando las paredes exteriores o los muros no están bien impermeabilizados, lo que provoca que al llover absorban agua y, por lo tanto, aparezca la tan odiada humedad.

arreglar una pared con humedad

Por su parte, las humedades por condensación tienen su origen en el interior. Si el muro del hogar no está correctamente aislado a nivel térmico, en invierno hará que su temperatura sea muy baja, y al entrar en contacto el vapor de agua que llegará de la cocina, se condensará al entrar en contacto con dicho muro, transformándose en agua que provocará la aparición de las humedades.

En este caso de humedad, el proceder a impermeabilizar el exterior no serviría para acabar con el problema de la humedad, por lo que habría que optar por incrementar el nivel de ventilación del hogar o bien aislar el muro.

Una forma sencilla de determinar de qué tipo de humedad se trata es colocar un trozo de papel aluminio en la pared o muro y dejarlo durante unos dos días. Tras retirarlo puedes comprobar si la cara pegada al muro está húmeda, ya que si lo está quiere decir que esa humedad llega del exterior. Si por el contrario se aprecia humedad en la cara interior, obviamente, significará que procede del interior del hogar.

Aplicación del impermeabilizante o pintura para fachadas

Para saber como arreglar una pared con humedad empezaremos por aplicar el impermeabilizante que previamente hayamos adquirido, teniendo dos opciones para una pared exterior. Por un lado realizar la impermeabilización con un producto incoloro para que la apariencia de la fachada no varíe o bien aplicar una pintura para fachadas.

En el caso de que optemos por la primera opción, se debe echar el producto en una cubeta e ir aplicándolo por la pared con un rodillo de esponja. Debe aplicarse en varias capas, teniendo paciencia, ya que es un producto que es más líquido que la habitual pintura. En apenas un par de horas estará seco.

Por otro lado podemos optar por aplicar pintura para fachadas, una pintura que permitirá al muro transpirar, algo muy importante. Haciendo uso de un rodillo de espuma y aplicando diferentes capas.

Saneamiento de paredes interiores y limpieza anti hongos

Cuando se haya solucionado el problema relativo a la filtración procedente del exterior es el momento de sanear la pintura interior haciendo uso de una espátula, para lo cual habrá que ir raspando la zona y así buscando que no queden muchas irregularidades.

Cuando la zona ya esté debidamente raspada, haciendo uso de un trapo se aplicará un producto anti hongos o lejía, lo que nos permitirá limpiar la zona y así poder retirarlos por completo antes de poder aplicar una capa de pintura. Antes de repararla habrá que esperar a que seque, finalizando así el proceso de saneamiento del interior y la limpieza de la humedad y los hongos que puedan encontrarse en las paredes interiores.

Emplastecido de la pared

Se debe empezar posteriormente a masillas y aplicar la masilla en todas las zonas que haya que reparar después de haber raspado la pared, buscando que la apariencia quede lo más lisa posible. En el caso de que la superficie llegue a presentar algún tipo de irregularidad una vez finalizado el proceso, una vez que se haya secado, es el momento de lijarlas para así conseguir que quede completamente liso.

Aplicación de la pintura antihumedad

Haciendo uso de una brocha llegará el momento de aplicar la pintura antihumedad por toda la zona, siendo ya el último paso que hay que hacer si quieres saber como arreglar una pared con humedad. Una vez aplicada esta pintura sobre la superficie de la pared y se encuentre totalmente seca, el proceso habrá finalizado.

Cómo puedes ver el proceso para poder arreglar una pared en la que hay humedades es muy sencillo, por lo que no hace falta que recurras a los servicios de un profesional para que haga una tarea que, con tener los materiales necesarios y disponibilidad de tiempo, podrás hacer por ti mismo.

Es importante, como ya hemos mencionado, el tratar las humedades lo antes posible, nada más aparezcan, ya que así se evitará que puedan llegar a extenderse y afectar a una mayor cantidad de zonas de la vivienda, lo que implicaría un mayor trabajo y un mayor coste en materiales.

Por este motivo, nada más detectes que hay una humedad en alguna de las paredes de tu hogar, procede a tratar de solventar el problema lo antes posible siguiendo todos los pasos que te hemos detallado a lo largo de este artículo y que seguro que te serán de gran utilidad.

 

Deja un comentario