Como blanquear un inodoro viejo

Si lo que necesitas es, una manera de devolverle el antiguo brillo a tu loza, ¡no busques más!, te mostraremos como blanquear un inodoro viejo usando diferentes técnicas de blanqueo, con materiales económicos que puedes encontrar en tu propia casa.

Blanqueo con vinagre blanco y limón

Para esta técnica, si quieres saber como blanquear un inodoro viejo solo necesitaremos ½ taza de vinagre blanco, lo que equivaldría a 125 ml.; también usaremos jugo de limón (si es de la fruta mucho mejor), ahora, te estará preguntando… ¿qué efectos tiene esta combinación? Pues, esta mezcla crea un desinfectante muy potente y lo mejor es que durante décadas ha sido usado como un limpiador para mantener el baño y cocina impecables.

En esta ocasión nos resultara muy útil ya que, los ácidos naturales de ambos ingredientes descompondrán todo el sarro que tenga el inodoro, también eliminara manchas y matara todo microorganismo que viva en tu inodoro.

Ahora el procedimiento no tiene mucha ciencia solo deberás agregar el jugo de un limo en la media taza de vinagre blanco, luego tomas un paño, esponja abrasiva o algún papel de lija de agua y frotas la mezcla hasta que puedas retirar la macha sin ningún problema.

Blanqueo con Vinagre blanco Cola y bicarbonato

De seguro has oído hablar del truco para destapar el inodoro con refresco de cola, pero lo que no sabías es que, si lo mezclas con otros ingredientes obtendrás un potente blanqueador que te dejara el retrete como una perla blanca. Para ello, necesitaras una lata de cola de 330 ml, una taza de vinagre blanco de 250 ml y por ultimo pero no menos importante, tres cucharadas de bicarbonato de sodio lo que equivalen a 30 g.

como blanquear un inodoro viejo

Una vez tengas los ingredientes, solo debes verter en el retrete la cola, pero asegurándote de que cubras las partes que tienen sarro y están manchadas luego de esperar unos 30 minutos, debes cepillar el inodoro con fuerza en donde están las manchas, una vez terminado vas a agregar el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio para que dé como resultado un efecto de efervescencia, esperaras una 15 minutos lo frotaras y para finalizar lo enjuagaras.

Blanqueo con Bórax

Este producto es considerado uno de los agentes limpiadores más efectivos para lidiar con los inodoros manchados y como era de esperarse no solo quita las manchas, también desinfecta todo los que toca. Este método es mucho más agresivo que los dos anteriores, pero no debes preocuparte ya que no causa daños al ambiente ni son perjudiciales para tu salud.

Ahora te estarás preguntando ¿cómo blanquear un inodoro viejo con bórax? Lo primero que vamos a necesitar es una taza de vinagre blanco, lo que equivale a 250 ml, también usaremos 4 cucharadas de bórax en polvo es decir 40 g y por ultimo uno litro de agua caliente, una vez tengamos todos los ingredientes vamos proceder a limpiar de la consiguiente forma.

Primero debemos rociar el vinagre blanco en toda la superficie del retrete y dejarlo que actué como por 20 minutos, una vez pasado el tiempo lo frotaremos con un cepillo y mientras hagamos eso añadiremos las cuatro cucharadas de bórax, para esto te recomendamos que uses guantes y mascarilla o tapaboca para evitar cualquier tipo de accidente.

Una vez haya pasado unos 15 minutos después de agregar el bórax, verteremos el litro de agua caliente y con ayuda de una esponja retiraremos todas las impurezas del retrete.

Blanqueo con Piedras Pómez

A muchos les parecerá descabellado el uso de piedras pómez ya que, estas son conocidas como utensilios para remover la piel muerta, pero resulta que también son bastante útiles para quitar las manchas que se forman en el retrete, el poder abrasivo de estas piedras acaba fácilmente con el sarro y deja la zona con un exterior más desinfectado.

Lo único que tenemos que hacer es, humedecer la piedra pómez con agua totalmente tibia, luego frotamos la misma en todas las zonas donde notemos la existencia de ese desagradable sarro, por recomendaciones evita sin lugar a duda usar la piedra seca ya que, puedes rayar todo el retrete y eso sí que costara mucho repararla, ahora solo vuelve a humedecerla cada cierto tiempo para que el trabajo sea fácil y no tengamos dificultades.

Blanquear con bicarbonato de sodio y agua oxigenada

En este método vamos a realizar una mezcla con el bicarbonato de sodio y unas cuantas cucharadas de agua oxigenada, vamos a tener resultados fascinantes haciendo nuestra tarea muy sencilla. Si te causa algo de intriga los efectos de esta mezcla no te preocupes ya que, esta composición ofrece un aclarado natural para tu inodoro y aparte tiene efectos desinfectantes que te darán una limpieza completa.

Los ingredientes para preparar esta pasta son: ½ taza de bicarbonato de sodio lo que es igual a 100 g, dos cucharadas de agua oxigenada 20 ml y como ingrediente opcional jugo de limón, una vez tengamos todos los ingredientes vamos a realizar los siguientes pasos, primero: humedezcamos el bicarbonato de sodio con el agua oxigenada removeremos la mezcla y obtendremos el resultado esperado.

Luego de que tengamos la pasta limpiaremos el inodoro con ella, puedes frotar la pasta con un paño o alguna esponja abrasiva, cuando hayas hecho esto deberás esperar unos 20 minutos aproximadamente antes de enjuagarlo. Como método opcional puedes agregar el jugo de limón para darle un efecto blanqueador más potente.

Si aún no has eliminado todo el sarro de tu retrete te invitamos a que elijas cualquiera de los métodos que te hemos traído en este gran articulo te aseguramos que te darán muy buenos resultados, solo debes seguir las instrucciones al pie de la letra y todo te resultara como lo esperas, además si lo combinas con un buen ambientador de baño tendrás una zona completamente esterilizada.

Por ultimo siempre debes usar guantes y mascarillas para evitar cualquier tipo de accidentes recuerda que la seguridad es lo primero. Aunque las mezclas son hechas a partir de ingredientes naturales, algunas pueden generar efectos no deseados en el aparato respiratorio. Ahora ya sabes como blanquear un inodoro viejo.

Deja un comentario