Cómo cambiar el formato de un video

Es impresionante cómo a lo largo de los años la calidad de video ha mejorado enormemente. Tanto así, que a causa de esas mejoras en los pixeles, texturas, iluminación y hasta audio, han tenido que evolucionar formatos. Tal como cualquier otro programa, los vídeos también se conforman por medio de un formato específico. En este tutorial aprenderás a cambiar el formato de un video.

Dentro de dichos formatos, se encuentra un cierto tipo de información y de capacidad de la misma. Por ello, cada formato tendrá limitaciones según sean sus características. En este artículo, se explicarán no solo los tipos de formatos, sino qué tipo de videos reproducen cada uno de ellos. Además, también se explicará cómo cambiar de un formato a otro.

¿Qué es un formato de video?

Un formato de video no es más que la base de datos con la cual dicho video fue grabado, editado y guardado. Es decir, cada dispositivo capaz de poder grabar videos, poseen cierto tipo de características según la calidad de grabación.

Es por ello, que los formatos son una manera de saber de qué clase de video se trata o saber la calidad del mismo. Y esto se debe porque cada formato tiene almacenado cierto tipo de información de grabación.

Dicha información expresa los pixeles usados, la calidad de iluminación, las tonalidades, los detalles y texturas. Además de incluir la calidad del audio dentro de esto, lo cual es muy importante.

De esta manera, cada formato entonces almacena cierto tipo de información que se resume en su capacidad. También, los formatos proveen información de interés acerca de qué programas o artefactos son capaces de reproducirlos. Ya que, como bien se sabe, no todo vídeo se puede reproducir en cualquier dispositivo electrónico.

¿Qué tipos de formatos de video existen?

A lo largo de los años, las primeras capturas y reproducciones de videos se realizaban a través de cintas. Estas se encargaban de reproducir imágenes en un tiempo consecutivo en tonalidades negro y blanco. Que es precisamente, lo que se reproducía en los primeros televisores inventados en el mundo.

Ahora bien, hoy en día no solo se disfruta de vídeos a color, sino con una calidad del mismo sin precedentes. Y cada vez más, estas características tan detalladas, son mucho más precisas, por ende, de mayor calidad.

cambiar el formato de un video

Para ello, se necesitan cierto tipo de formatos de video muy específicos. Los mismos, deberán ser capaces de poder reproducir desde lo más básico en video a lo más complejo. Entre los tipos de formatos de vídeos que se pueden mencionar se encuentran:

MPEG4

Se trata de uno de los formatos más populares en la actualidad por su gran simpleza y calidad. Es capaz de reproducir imágenes consecutivas en una calidad bastante decente, y a la vez compatible con audio MP4 y MP3. Y una de las mayores razones por la cual es tan popular, es porque los videos en dicho formato pesan poco.

AVI

Es uno de los formatos clásicos y más utilizados debido a su gran versatilidad. Es un tipo de formato creado principalmente para ser reproducido en computadoras. Sin embargo, el formato está codificado de modo tal que la mayoría de los reproductores de video a nivel mundial pueden leerlo.

MP4

Se trata de uno de los formatos más recientes que pertenece más a los dispositivos portables. Para cambiar el formato de un video es recomendable que sepas que es un tipo de video mucho más pesado, pero es recompensado gracias a que su codificación alberga información de gran calidad. Es decir, es capaz de reproducir videos con una calidad del mismo muy alta, gran definición y detalles, con muy buen audio.

MKV

Es un tipo de formato muy especial, creado en un primer momento para computadoras. No obstante, existen televisores que reproducen estos videos gracias a datos de USB almacenados en su interior.

Es un formato utilizado para muchas funciones, videos, películas, series, animación 3D, e incluso videojuegos. También es posible reproducir imágenes y textos en este formato. Sus capacidades de calidad y tamaño de archivos son bastante altas. Puede albergar archivos de poco peso como de gran peso.

FLV

Este tipo de formato son los utilizados en gran medida por los medios de redes a internet. Ya sean vídeos en redes sociales o páginas webs, se basan en este tipo de formatos debido a su versatilidad de calidad. Sin embargo, para obtener una alta calidad de estos vídeos, es necesario disponer de una alta velocidad de internet.

¿Cómo cambiar de un formato a otro?

Para cambiar el formato de un video a otro simplemente es necesario descargar o hacer uso de herramientas de internet. Sin embargo, realizar un cambio de formato depende también del peso del archivo a cambiar. Por lo general, las herramientas de cambio de formato de página webs tienen límites de peso.

Por esta razón, es recomendable descargar algún programa que cumpla esta función por internet. Ya que, al descargarlo, por general, el límite de algunos programas desaparece. Y es así como se pueden cambiar formatos de archivos de gran tamaño. Esta tarea también la pueden realizar programas de edición y creación de vídeo.

Programas profesionales como Ps, o incluso un poco menos reconocido, como Filmora Wondershare, poseen esta función. Para realizar el cambio, solo es necesario seleccionar el vídeo al cual queremos cambiar el formato. Hecho esto, se dispondrá a utilizar el programa o método que realizará la operación.

Ejecutada la aplicación, se debe seleccionar el vídeo a cambiar y el formato al cual quiere ser cambiado. Sin embargo, es necesario aclarar que, al hacer un cambio de formato, no quiere decir que todos sean compatibles entre sí. Hay formatos que no son soportables unos con otros, o bien, para hacer el cambio, es obligatorio bajar la calidad del vídeo.

Por lo que, al momento de hacer un cambio, será necesario consultar los formatos compatibles. Aclarado este punto, solo bastará con empezar el proceso de conversión, y su duración dependerá del tamaño del archivo. Una vez concluido, ya el vídeo se encontrará en un nuevo formato, y podrá ser reproducido en otro tipo de dispositivos.

 

Deja un comentario