Como cocer mejillones

0
(0)

Los mejillones son mariscos extremadamente deliciosos que están muy presentes en la gastronomía española. Son popularmente consumidos en conjunto de todo tipo de platillos, por ello, resulta sencillo encontrarlos en prácticamente todo evento, ocasión o reunión. Por ello, si deseas aprender como cocer mejillones de forma rápida y fácil, has llegado al sitio ideal.

Hoy, te comentaremos todo lo que necesitas saber a la hora de aprender a cocer mejillones. Desde el paso más sencillo de todos que es limpiar uno a uno los mejillones hasta su sencilla cocción. Por último, te haremos un pequeño abreboca sobre las recetas más deliciosas que puedes preparar con mejillones.

También te puede interesar: Cómo beber el whisky escocés

¿Cómo limpiar los mejillones?

Uno de los aspectos más importantes a la hora de aprender cómo cocer mejillones es la limpieza de los mismos. Por lo general, la pesca de arrastre o los distintos tipos de pesca tienden a traer consigo cierta cantidad de restos de cuerda u otras impurezas. Por ello, resulta indispensable limpiar bien cada mejillón para evitar los malos sabores o algunas enfermedades.

Remoja los mejillones en el fregadero

El primer paso es para limpiar los mejillones es bastante sencillo. Simplemente deberás escoger los mejillones que vas a cocer y ponerlos a remojar durante un par de horas.

Este remojo ayudará a aflojar todo el sucio que pueda existir en el caparazón de los mejillones. De este modo, podrás asegurarte de tener unos mejillones limpios y libres de todo sabor ajeno al que buscas obtener.

Raspa los restos, suciedades o conchas

Tras pasar un par de horas en remojo, simplemente deberás pasar por un colador todos los mejillones. Esto para quitar el exceso de agua y proceder a limpiar la superficie de los mismos detenidamente.

Como bien te mencionamos con anterioridad, los mejillones tienden a presentar elementos ajenos causados por el método de pesca. Sin embargo, también es posible encontrar cierto tipo de suciedad parecida a una roca que se incrusta en el mejillón.

Por ello, resulta necesario utilizar un cuchillo, una cuchara o cualquier utensilio valido para raspar la superficie de los mejillones. Esto, ayudará a quitar todas estas impurezas sin ningún tipo de problema.

¿Cómo cocer mejillones?

Ahora bien, tras limpiar todos tus mejillones ha llegado la hora de aprender a cocer los mejillones. Esto es bastante sencillo, puesto que solo necesitarás una olla, un poco de vino blanco, agua y un colador.

Como con todo tipo de cocción, es necesario que estés muy atento a los mejillones mientras se van cocinando. Por suerte, el proceso es bastante rápido y sencillo.

¿Qué se necesita para cocer mejillones?

  • Media taza de vino blanco
  • Agua
  • Olla honda
  • Colador
  • 1Kg Mejillones limpios

Hierve agua y vierte los mejillones

El primero paso para cocer los mejillones es preparar la olla en la que los cocinarás. Para ello, te recomendamos utilizar una olla bastante profunda para que quepan todos los mejilloneros sin ningún problema.

La cantidad de agua que necesitas hervir no es excesiva, simplemente con llenar medio dedo de agua será necesario para esta cocción. Por extraño que pueda parecerte, esto no hará que los mejillones se peguen o se quemen, puesto que, estos poseen agua interna que se irá liberando durante la cocción.

Una vez que el agua empiece a hervir vierte los mejillones que desees cocinar y déjalos destapados y a fuego medio. Tras esto, los mejillones empezarán a abrirse poco a poco liberando sus jugos internos.

Cuando empiece a calentar, rellena la olla con vino blanco

Justo en este momento en el que los mejillones empiezan a abrirse, resulta necesario agregar uno de los ingredientes que te hemos mencionado. Cabe destacar que esto es totalmente opcional, por lo que si prefieres no ponerle no pasa nada.

En caso de que si, vierte media taza de vino blanco sobre los mejillones. Esta medida es bastante variable puesto que dependerá de cuánta agua se haya consumido en ese momento. Por ello, te recomendamos verter el vino suficiente para cubrir los mejillones.

Tapa la olla y deja cocinar por 5 minutos

El punto clave de este paso es asegurarse de tener una cocción uniforme y correcta. Para ello, se recomienda tapar la olla o dejarla destapada, pero estando muy atento a los mejillones.

Una vez que el agua y el vino empiecen a hervir los mejillones empezarán a abrirse definitivamente. En este punto, prácticamente todos los mejillones ya habrán liberado sus jugos dejando visible su interior. De no ser así, mantén la cocción por unos minutos más para asegurarte de cocinarlos bien.

Escurre los mejillones en el colador y agrega limón al gusto

Una vez que todos tus mejillones estén cocidos y abiertos, llega la hora de servirlos. Para ello simplemente tendrás que verter el contenido de la olla en un colador para escurrirlos bien. El líquido que sueltan los mejillones al cocinarse puede utilizarse para combinarse con una mantequilla y aprovechar todo el sabor.

De este modo no desaprovecharás prácticamente nada de esta deliciosa preparación. Tras escurrirlos, sírvelos de forma individual o en conjunto de las deliciosas recetas que te comentaremos a continuación. La forma más común de consumir los mejillones es con un poco de limón o mantequilla o en conjunto con un acompañamiento.

Recetas de mejillones cocidos

Ahora que conoces cómo cocer mejillones, es momento de que conozcas las recetas más deliciosas que hay para preparar con mejillones. Puesto que son tantas las opciones que existen, te hemos destacado tres recetas principales que te permitirán sacarle el mejor sabor a tu preparación de mejillones de una forma sencilla.

  • Mejillones en salsa marinara
  • Mejillones en escabeche
  • Empanadas gallegas de mejillones

Estas deliciosas recetas te permitirán no solo disfrutar de un increíble sabor marítimo, sino también aprovechar al máximo a los mejillones. En el caso de los mejillones en salsa, nos encontramos con una receta completísima que realzará los sabores a un nivel superior.

Los mejillones en escabeche son un favorito personal que deleitarán a todo amante de los moluscos. Por último, las empanadas gallegas de mejillones son una auténtica maravilla que vale la pena probar. Todas estas recetas con mejillones les darán un toque único a todas tus comidas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario