Cómo comprar oro en Latinoamérica

5
(1)

El oro es uno de los valores de mejor rendimiento del planeta. Es por ello por lo que muchos inversores y ahorristas siguen apostando por su compra, especialmente durante el presente año: según los informes más recientes, el valor del metal para el último periodo fue el más alto en los últimos ocho años.

Cómo se compra el oro: métodos y consideraciones

Durante gran parte del siglo pasado, el oro fue el valor de referencia para la mayoría de las riquezas de la humanidad. Recién a mediados de los cincuenta se abandonó el patrón oro, el cual garantizaba los dólares en circulación —y, por lo tanto, a la mayor parte de las reservas mundiales—.

En ámbito financiero, representa un activo de inversión sumamente valioso cuyo rendimiento permite obtener un rédito estable a largo plazo. Del mismo modo, aunque a corto plazo, se pueden realizar distintas operaciones de compraventa: el llamado oro digital hace referencia a un tipo de práctica en que se negocian activos cuyo valor representa la cotización real del metal.

La siguiente lista se constituye con las distintas maneras de comprar oro a la que una persona promedio puede acceder. En todos los casos, la conveniencia de una manera u otra dependerá exclusivamente de los objetivos e intereses propios de la persona que realiza la compra.

La diferencia entre oro digital y oro físico resulta fundamental porque organiza la elección de un método u otro por parte del inversor en función del capital del que disponga y, en definitiva, del costo de comprarloalmacenarlo o utilizarlo de cualquier manera.

Si bien las opciones son numerosas, la diferencia entre físico y digital se vuelve evidente. Por un lado, la compra de oro físico incluye la adquisición de monedas, joyería y vajilla, lingotes o cualquier otro elemento que se cotice según su peso y pureza —detalles y raspaduras, etc.—. Conviene recordar, sin embargo, que esta modalidad comporta altos gastos de gestión y manejo del activo.

Por otro lado, el oro digital —incluye financiero, aunque no exclusivamente— comporta aquellas características de un valor derivado que depende de un activo subyacente como pueden ser las acciones de una empresa minera, los instrumentos de inversión como futuros, opciones, y aquellos derivados como los fondos cotizados (ETF), los contratos por diferencia (CFD) o las criptomonedas basadas en el valor global del oro.

La manera más accesible para los usuarios y pequeños inversores siempre resulta ser, en esencia, la digital. Esto se debe a que la persona no debe costear la inversión necesaria para administrar el oro en formato físico, ni garantizar su pureza, estado o procedencia. De hecho, la persona que invierte en oro digital simplemente adquiere opciones sobre su cotización global estándar.

Por eso, existen ciertos exchanges y plataformas de trading como eToro que ofrecen operaciones de adquisición de títulos y contratos spot de este tipo. Por lo general, estas plataformas ofrecen los distintos productos de inversión asociados con el oro para que el usuario pueda mejorar el rendimiento del capital sin costear comisiones ni altos gastos de gestión.

Otra consideración es aquella que deviene de la ubicación y accesibilidad de la que dispone cada región para comprar oro. No es exactamente lo mismo comprar oro en un país como España que en México o Chile; de hecho, todo lo contrario. En el caso de Latinoamérica, sin embargo, podemos decir que las similitudes son mayores que las diferencias entre los distintos territorios.

Comprar oro en Latinoamérica

La historia del continente latinoamericano es bastante complicada en cuanto a estabilidad económica se refiere. El oro, frente a la incertidumbre, siempre ha sido una de las maneras más eficaces de asegurar cierta estabilidad en medio de las tormentas inflacionarias y devaluaciones.

Comprar oro en México

En México disponemos de un gran mercado para la compra de oro físico o digital. Según el sitio especializado Compraoro.org, se trata de un mercado ideal para quienes buscan comenzar sin disponer de un gran capital o conocimiento.

En lo que respecta al oro físico, existen varias empresas de trayectoria que se ocupan de garantizar las transacciones y la idoneidad de los productos en cuanto a su calidad y pureza.

Bancomer, por ejemplo, es una filial del banco español BBVA que opera en el país, en la cual pueden comprarse colecciones de monedas de oro (Centenarios o Libertad). Del mismo modo, Goldinvestmexico es una empresa especializada en el comercio de monedas y lingotes, tanto de plata como de oro. Esta emite certificaciones por sus productos y realiza gestión online y envío de pedido protegido.

Por otro lado, la Casa de la Moneda de México es una de las más reconocidas del mundo y dispone de la opción de compra de monedas y valores de oro de distinto tipo. Ofrece gestión online y garantiza el valor y la integridad del metal.

En cuanto a la compra de oro digital o financiero, la opción más segura y confiable es la de invertir en acciones de la Bolsa de México. Existen varias empresas nacionales que se ocupan de la extracción y el procesamiento del material —Autlán, Peñoles, Grupo México, entre otras—Sin embargo, también se puede invertir en empresas extranjeras mediante el asesoramiento con brókeres y corredores especializados.

Otra opción del ámbito financiero es la inversión mediante la contratación de corredores en oro con futuros y opciones. Las primeras son herramientas que permiten especular sobre el valor de un determinado activo en el futuro —en este caso, el oro—, mientras que las segundas son similares en tanto un comprador y un vendedor se comprometen a realizar una transacción de compraventa en determinado momento.

Finalmente, existe la posibilidad de comprar oro mediante el trading con contratos por diferencia o, por el otro lado, con el llamado Spot Forex. En el primer caso, se realiza un pago por la diferencia de valores entre el precio actual de un activo, el oro, y su valor futuro. En el segundo caso, se cambian divisas por una determinada cantidad de oro.

Comprar oro en Argentina

En el caso de este país, el oro representa un activo de gran valor que circula ampliamente en sus diversas formas. Hay que tener en cuenta que, en el caso de las operaciones digitales, existen ciertas restricciones basadas en el tipo de cambio y el pago de impuestos.

En lo que respecta al mercado, es altamente especulativo en cuanto a su condición financiera. En el marco de las transacciones comerciales de oro físico, existen ciertas empresas que ofrecen la posibilidad de adquirirlo.

En primer lugar, Banco Piano es uno de los operadores de mayor renombre. Este cuenta con oferta de distintos tipos de monedas y objetos de valor histórico de Chile, Perú, México, etc., que pueden ser negociados en sus oficinas de Buenos Aires y Santa Fe.

Otro gran operador de oro es el Banco Ciudad, el cual ofrece la posibilidad de adquirir productos de oro de distinta calidad en sus oficinas, de manera presencial, o mediante la gestión de envíos seguros —esta institución se encuentra regulada y goza de mucha confianza en el sector—.

En lo que respecta al oro financiero, se pueden comprar acciones de empresas mineras en la Bolsa Argentina. Del mismo modo, adquiriendo futuros u opciones, se pueden realizar operaciones de oro digital o incluso realizar trading con ETF o CFD para especular sobre su rendimiento futuro. En el primer caso, debe contratarse a un bróker especializado; en el segundo, basta con ingresar en alguna plataforma de trading.

Comprar oro en Colombia

Como en los dos casos anteriores, Colombia dispone de múltiples opciones para comprar oro o, en su defecto, invertir en el valor de su cotización. En el caso de la compra física del metal, se puede recurrir a entes oficiales como el Banco de la República y obtener onzas en sus distintas sucursales a lo largo y ancho de la región.

En cuanto a la opción digital, los colombianos pueden acceder a una multitud de títulos bursátiles y acciones de empresas mineras o productos derivados como fondos indexados o contratos por diferencia. Para acceder a ellos debemos recurrir a un bróker autorizado en el mercado en cuestión —nacional o extranjero— y gestionar la compra directamente.

Comprar oro en Chile

En lo que a este país respecta, se trata de uno de los mercados más abiertos de la región en cuanto a su manejo de la actividad bursátil. Justamente por eso, es más sencillo acceder a la compra de oro en Chile en mercados secundarios. Esto se debe a que la compra de oro físico se encuentra bastante limitada. Se concentra en Santiago de Chile y —se supone— solo se puede comerciar con monedas oficiales de la Casa de la Moneda.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

En el ámbito financiero, en cambio, la compra de productos derivados del oro para inversión es bastante ágil y sencilla. Se pueden obtener mediante la contratación de un bróker especializado o mediante la utilización de plataformas de trading como eToro. En estas, el usuario dispone de la mayoría de las opciones en cuanto a compra de derivados del oro.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario