Cómo proteger las plantas de calabacín de las plagas

Los calabacines frescos son una parte integral del jardín de verano. Desafortunadamente, las plagas como los áfidos y los insectos de la calabaza pueden causar daños y reducir los rendimientos.

Una imagen vertical de cierre de una planta de calabacín con fruta madura y una flor amarilla brillante representada sobre un fondo de enfoque suave.  En el centro y en la parte inferior del marco hay texto impreso en verde y blanco.

Si bien hay varios métodos disponibles para deshacerse de los insectos una vez que tenga una infestación en sus manos, es mejor ser proactivo.

El uso de protección física, como cobertores de hileras flotantes, es especialmente efectivo si busca cultivar cultivos orgánicos.

Las enfermedades comunes del calabacín, como la marchitez bacteriana, también pueden ser transmitidas por parásitos.

Por lo tanto, si bien el control vigilante de cultivos y la caza de plagas son beneficiosos, es importante proteger las plantas a medida que crecen.

Después de todo, adoptar un enfoque proactivo al principio de la temporada puede marcar una gran diferencia en el rendimiento general de sus cultivos y el rendimiento que es capaz de lograr.

Echemos un vistazo a algunas de las mejores opciones, incluidos los métodos físicos y culturales para proteger su cultivo.

¿Qué tipos de plagas atacan al calabacín?

Los insectos calabaza son las plagas más famosas que atacan a los calabacines, y su fama es bien merecida: pueden diezmar rápidamente las calabazas de verano.

Una imagen vertical de cerca de moscas blancas que infestan una planta de calabaza representada contra un fondo de enfoque suave.

Los áfidos también dañan las plantas y dejan un rastro de hollín. Las moscas blancas, los ácaros, los barrenadores de la vid y los trips también pueden visitar su jardín.

Para obtener más información sobre las muchas plagas que pueden atacar a los calabacines, consulte nuestra guía detallada.

¿Por qué los calabacines necesitan protección?

Proteger su calabaza puede ser vital no solo para la salud de las plantas individuales, sino también para el rendimiento de su jardín como un todo.

Una imagen horizontal de cerca de una planta de calabacín marchita y marchita que ha sido infestada de plagas.

Si bien las plantas pueden sufrir algunos daños, las infestaciones de insectos grandes, como los áfidos, pueden causar un crecimiento lento y rendimientos reducidos.

Algunas plagas también pueden ser portadoras de enfermedades como la marchitez y el virus del mosaico del pepino, que pueden causar daños no solo a su calabaza, sino también a una variedad de otros cultivos en su jardín.

Consulte nuestra guía para identificar y controlar las enfermedades del calabacín para obtener más información.

Echemos un vistazo a algunos métodos para proteger las plantas de la infestación de plagas:

Protección física

Las barreras físicas pueden evitar que las plagas accedan a sus plantas.

Al usar una barrera física para proteger las calabazas de verano, se debe tener cuidado de no sobrecalentar las plantas.

Las cubiertas duras, como las campanas de plástico, no deben usarse por mucho tiempo después de que las semillas hayan brotado, ya que atrapan el calor y pueden cocinar las plántulas de manera efectiva.

Además, demasiada humedad y la humedad retenida pueden provocar infecciones de mildiú polvoroso. Otras opciones, como las que se describen a continuación, pueden resultar más beneficiosas.

Cubiertas de hileras flotantes

Las cubiertas de hileras flotantes son mi solución preferida para proteger calabacines y otros tipos de calabazas de verano.

Una imagen horizontal de una gran huerta con cubiertas de hileras flotantes para proteger contra las infestaciones de plagas.

Asegúrese de que su cubierta de alambre esté sostenida en los bordes con ladrillos u otros objetos pesados. También puede usar clips o pinzas para la ropa para sujetar la cubierta a una cama elevada.

Esto no solo ayuda a mantener las cubiertas en su lugar, sino que también limita la capacidad de los insectos para acceder a los cultivos arrastrándose debajo de las cubiertas.

Esta cubierta de filas de peso de verano de Gardener’s Supply Company es una buena opción para proteger su calabaza porque es liviana y no provocará un sobrecalentamiento en las altas temperaturas del verano.

Un primer plano de tela liviana para cubrir filas para proteger las verduras de las plagas.

tela de jardín de verano

Al igual que otras cucurbitáceas, los calabacines deben ser polinizados para dar frutos. Una vez que las plantas comiencen a florecer, será necesario quitar las cubiertas de las hileras durante al menos una hora al día, o será necesario polinizar las flores a mano.

collares de plantas

Para mantener a las lombrices alejadas de las plantas jóvenes, puede usar collares protectores.

Puede hacer un collar de bricolaje cortando un rollo de papel higiénico a lo largo y envolviéndolo alrededor de la base de una planta joven. Desea que el collar se ajuste al tallo sin cubrir las hojas.

Empuje suavemente los collares en el suelo y asegúrese de que protegen las plantas a lo largo de todo el tallo.

El objetivo es crear algo así como una pared protectora alrededor de las verduras. Esto dificulta que gusanos, caracoles y otras plagas ataquen los tallos jóvenes.

Los rollos de papel higiénico se rompen con el tiempo, así que no tienes que preocuparte por quitarte los collares.

Métodos culturales

La siembra de mascotas y la rotación de cultivos son clave para mantener bajo el número de plagas.

Si bien estos métodos ofrecen una protección menos directa que las barreras físicas, aún pueden marcar una gran diferencia.

La rotación de cultivos

La rotación de cultivos es especialmente importante ya que los insectos de calabaza y los barrenadores de la vid pueden esconderse en el suelo o debajo de las hojas en descomposición y regresar para diezmar su calabaza año tras año.

Una imagen vertical de primer plano de un calabacín que crece en el jardín fotografiado bajo el sol.

Al rotar los cultivos, aleja las plantas hospedantes de donde los insectos puedan alimentarse fácilmente de ellas.

La rotación de cultivos también pone a las plantas en una mejor posición para prosperar y obtener los nutrientes que necesitan del suelo. Esto se debe a que los diferentes tipos de cultivos requieren diferentes cantidades de ciertos nutrientes.

Por lo tanto, plantarlos en el mismo lugar año tras año degrada el suelo, lo que reduce su rendimiento si no fertiliza o agrega enmiendas. Esto también facilita el ataque de plagas, ya que las plantas enfermas son más vulnerables.

Protección proactiva contra parásitos

La mejor protección para sus calabacines es un suelo bueno y saludable. Sin embargo, incluso en las mejores condiciones, los insectos como las chinches pueden causar daños a las plantas.

Una imagen horizontal de primer plano de calabacín con fruta madura que crece en el jardín.

El uso de protecciones físicas, como cobertores de hileras flotantes, ofrece una manera simple y fácil de controlar las plagas. También puede usar controles de cultivos, como la rotación de cultivos y la siembra complementaria para reducir el riesgo de daños por plagas.

¿Alguna vez ha tenido problemas con los insectos de calabaza u otras plagas de calabacín? ¿Qué ha hecho para proteger sus cultivos y mantener la infestación bajo control? ¡Háganos saber sus métodos favoritos en la sección de comentarios a continuación!

Si quieres saber más sobre cómo cuidar los calabacines, lee estas guías a continuación:

© Pregunte a los expertos, LLC. RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. Consulte nuestros TOS para obtener más detalles. Fotos de productos a través de Eden Brothers y True Leaf Market. Fotos sin acreditar: Shutterstock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.