¿Cómo se manejan los hackeos en la actualidad?

Los hackeos son algo que existe desde la creación del internet y los ordenadores. Se trata de una práctica mediante la cual se pone en riesgo, no solo a los dispositivos tecnológicos, sino también a las cuentas digitales de las personas.

Es por ese motivo que se vuelve fundamental estar al tanto de cuáles son las metodologías de hacking más utilizadas en la actualidad. De ese modo, podrás estar atento y cuidarte de todas y cada una de ellas.

Principales formas de hackear en la actualidad

La acción del hacking es algo que se puede dar por muchos motivos y de diversas maneras. De allí que, desde que existe esto, se hayan creado tantas técnicas de hacking. Ya que, de esa manera, se cuenta con una táctica para cada tipo de dato que se quiere obtener.

Es por ello que, para hackear Facebook, se puede utilizar una metodología distinta que para hackear tu cuenta de banco. No obstante, ambas situaciones pueden ser peligrosas y es fundamental evitarlas.

Así que, para que estés al tanto de cuáles son las más comunes en la actualidad, a continuación, te estaremos hablando de ellas.

hackeos

Phishing

El phishing es una de las tácticas más actuales. Se basa en el envío de un email con un mensaje que hace que los usuarios entren a un enlace de sus cuentas bancarias o personales. Allí deberás iniciar sesión y, al hacerlo, los hackers obtendrán tus datos de acceso lo cual podría culminar en un robo.

Keylogger

Por otro lado, se encuentra la amenaza del Keylogger. Se trata de un tipo de software que se encarga de registrar las teclas más utilizadas de tu teclado y, de allí, deducir cuáles son los usuarios y contraseñas que empleas con más frecuencia. De ese modo, obtendrán acceso a tus cuentas.

Fake WAP

Siguiendo con los softwares que pueden ser maliciosos nos encontramos con Fake WAP. En este caso son softwares falsos a los cuales accedes creyendo que es el original y, una vez que accedes, el hacker detrás de todo podrá hacerse con tus datos personales y privados. Es uno de los más usados y en los que más personas suelen caer día a día.

Robo de cookies

Al ingresar en sitios web de poca confianza o cuando realizas una instalación de una extensión maliciosa puedes ser víctima del robo de cookies. Recuerda que las cookies almacenan tus datos principales, por lo que hacerse con ellas implica tener una gran cantidad de información sobre ti.

Bait and Switch

Esta es una táctica que se emplea a través de anuncios publicitarios engañosos. Cuando haces clic en algunos de ellos se te enviará a una página que se encuentra infectada con un malware. Por lo tanto, cuando se descargue, el hacker tendrá acceso a tu ordenador o teléfono móvil.

DDoS

También conocida como Denegación de Servicio, la DDoS es una táctica mediante la cual un hacker puede derribar un sitio web. Esto lo hace desbordando el servidor con una serie de solicitudes generadas por robots que los mismos hackers crean. Este es un tipo de hacking del cual deben estar pendiente los webmasters dueños de plataformas web.

Virus activos

Para finalizar, no podemos olvidarnos de los virus activos. Los mismos acceden a nuestro ordenador por medio de descargas y al entrar al mismo le envían todo tipo de datos al hacker detrás de todo. Es uno de los tipos de hackeos más antiguos, pero sigue siendo de los más empleados en la actualidad.

¿Cómo protegerse de posibles hackeos?

Sin duda, todas y cada una de las técnicas que repasamos con anterioridad pueden resultar comprometedoras. Es por ello que se vuelve fundamental protegerse de esto y evitar pasar por un hackeo en cualquier tipo de plataforma o cuenta.

Así que, para protegerse de esto, existen diversas tácticas de ciberseguridad que puedes aplicar. Entre algunas de las principales se encuentran las siguientes:

  • Contar con un antivirus actualizado en tus dispositivos tecnológicos
  • No abrir o descargar archivos de correos electrónicos desconocidos o no solicitados
  • Realiza siempre un respaldo de seguridad de tus archivos importantes
  • Evita visitar sitios web que resulten sospechosos
  • Analiza siempre los archivos que descargues con un antivirus
  • Realiza análisis de seguridad a tus dispositivos de forma periódica

 

Deja un comentario