como sembrar tomates

Como sembrar tomates

3
(2)

Los tomates son frutos bastante deliciosos que forman parte de la dieta de prácticamente todas las culturas. Su hermoso color rojizo, su sabor característico y su enorme versatilidad, la convierten en una de las frutas más consumidas a nivel mundial. Por ello, si deseas aprender como sembrar tomates de forma sencilla y bien explicada, este artículo es para ti.

En el presente texto, te enseñaremos todo lo que debes saber para sembrar tomates. Para ello, te presentamos una serie de pasos bastante sencillos, acompañados de una sección de preguntas frecuentes sobre la siembra de tomates. Así, podrás aprender todo lo que necesitas saber para sembrar tomates desde la comodidad de tu hogar.

También te puede interesar: Cómo plantar fresas

Todo lo que necesitas saber para sembrar tomates

Como te mencionamos con anterioridad, existen ciertas preguntas frecuentes que se hacen los principiantes de la siembra. No te preocupes si tiene algunas dudas sobre la siembra del tomate o sobre la agricultura en general. En este apartado, resolveremos todas tus dudas para que puedas aprender cómo sembrar tomates de la mejor manera.

¿Cuándo se recomienda sembrar tomate?

Como sucede con muchos frutos, la época del año en la que es más recomendable sembrar es en primavera. Esto, se debe principalmente al factor clima. Puesto que, el invierno tiende a ser bastante cruel con las plantas delicadas.

Por ello, te recomendamos tener todo preparado para realizar una siembra de tomates exitosa a mediados de primavera. No obstante, si vives un país tropical, la siembra puede ser durante la época lluviosa o a finales de verano.

¿Qué tipo de sustrato se recomienda usar para la siembra de tomates?

El sustrato es clave para que nuestras plantas de tomate nazcan fuertes y sanas. Por ello, te recomendamos encarecidamente que intentes adquirir los sustratos de mayor calidad que encuentres en el mercado.

Para plantar frutos y hortalizas, se recomienda mucho el uso de sustratos en base a estiércol o sustratos enriquecidos. Este tipo de sustrato, se encarga de proporcionarle a nuestras plantas una gran cantidad de nutrientes que la ayudarán a crecer mucho más rápido.

¿Dónde se pueden sembrar tomates?

Esta es una pregunta basta común que suele conllevar a cierta confusión. Por lo general, muchas personas, por cuestiones de espacio, tienden a plantar tomates en pequeñas macetas. Esto, en la práctica, no está del todo mal, puesto que se recomienda hacer esto en los primeros meses de vida de la planta.

No obstante, para lograr que nuestra planta de tomate crezca de forma más satisfactoria y que nos pueda dar una gran cantidad de frutos, es necesario trasplantarla a tierra.

¿Cómo sembrar tomates?

Ahora bien, puesto que ya hemos resuelto las dudas más comunes sobre la siembra de tomates, ha llegado la hora de empezar el tutorial. Para ello, te tenemos preparado un sencillo paso a paso que deberás seguir para aprender cómo sembrar tomates exitosamente.

Obtén las semillas que desees plantar

Las semillas de tomate no son nada difíciles de encontrar hoy en día. Solamente hace falta ir a tiendas especializadas en siembra y agricultura para encontrar semillas en cómodos sobres. Estas semillas tienden a garantizar cierto éxito a la hora de plantarlas, por lo que se recomienda adquirir semillas de alta calidad.

Ahora bien, en el caso que desees optar por una alternativa 100% hecha en casa, podrás obtener tus semillas de forma muy sencilla. Simplemente deberás picar un tomate fresco a la mitad y tomar algunas semillas. Tras esto, debes secarlas durante un largo periodo de tiempo. Para acelerar esto, puedes enrollarlas en papel servilleta o papel absorbente.

Determina en donde deseas sembrar tus tomates

Un beneficio bastante importante a la hora de sembrar tomates es el gran abanico de opciones que tenemos para realizar esta tarea. En el caso de que seamos primerizos en esto, plantar tomates en una maceta sería lo ideal. No obstante, si deseas optar por otras alternativas, puedes utilizar cualquiera de las siguientes opciones:

  • Cartón de huevo
  • Botellas de plástico cortadas
  • Cascaras de huevo
  • Rollos de cartón

Coloca aproximadamente dos semillas en cada maceta

Una vez hayas escogido tu recipiente o maceta para sembrar tus tomates, toca llenarlos de sustrato y tierra. Debes asegurarte de humedecer bien el sustrato antes de plantar las semillas. No obstante, humedecer no significa empapar de agua de forma descontrolada el sustrato. Con que la tierra se vea húmeda ya es suficiente.

Ahora bien, una vez que ya tengas tus macetas o la alternativa que hayas elegido, te recomendamos plantar dos semillas por espacio individual. Es decir, en una misma maceta, dos semillas. Esto lo hacemos para aumentar las probabilidades de que nuestra planta de tomate nazca.

Tras los primeros brotes, ubica tu planta de tomate en lugar soleado

Unos diez días después de haber plantado nuestras semillas de tomate, los primeros brotes deberían empezar a asomar levemente entre la tierra. Si esto es así, felicidades, has sembrado exitosamente el tomate. Por consiguiente, ahora es cuando empieza tu aventura como agricultor.

Las siguientes semanas son claves para garantizar que la planta crezca de forma sana y correcta. Por ello, deberás ubicar tus macetas en una zona en la que llegue el sol de forma constante. Todo esto sin dejar de regar tus plantas diariamente.

Tras varias semanas, prepara la zona de trasplante

Si todo ha ido bien, pasadas unas 8 semanas, tus plantas de tomate ya deberían haber crecido notablemente. De ser así, ya todo estaría listo para empezar a plantearte un trasplante a tierra.

Para ello, debes asegurarte de escoger bien el terreno en donde trasplantarás tus tomates. Una vez lo hayas escogido, limpia bien el área de malas hiervas u otros elementos que puedan entorpecer o dañar tus tomates. Tras esto, abre un agujero profundo y aplica sustrato en él y en el área circundante.

Trasplanta tus tomates y riega constantemente

Finalmente, una vez que el agujero esté preparado, lleno de sustrato y húmedo, ha llegado la hora de trasplantar tus tomates. Para ello, deberás sacar tu planta con mucho cuidado de la maceta y ubicarla lentamente en el agujero. Tapa bien hasta que las raíces queden cubiertas y el tallo quede firme. Riega constantemente para garantizar un crecimiento exitoso.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *