como conservar la comida en la nevera sin riesgos

Como conservar la comida en la nevera sin riesgos

0
(0)

En los tiempos que corren, saber como conservar la comida en la nevera sin riesgos puede hacer una gran diferencia. No solo en lo que se refiere a gastos, sino también a la salud.

Muchas personas han conservado los alimentos de manera errónea, y han acabado con serios problemas. Para protegerte de todo riesgo, vamos a enseñarte todas las pautas de la conservación. ¡Sigue cada una y tu comida se mantendrá fresca y en perfecto estado!

Espera a que la comida se enfríe

Hablando de cómo conservar la comida en la nevera sin riesgos vamos a comenzar por la pauta más básica de todas. Los alimentos o sobras que desees conservar han de haberse enfriado previamente.

Para ello te recomendamos darles un plazo máximo de dos horas. Durante ese tiempo adoptarán la temperatura más adecuada para ser guardados en el refrigerador.

Este punto es muy importante por cuanto tiene que ver con el esfuerzo que realiza la nevera. Si la comida está muy caliente, deberá calentar más, lo que se traduce en más energía consumida. Asimismo puede acabar calentando los productos a su alrededor.

Marca la fecha de cada alimento

Aunque parezca muy simple, este punto es vital. Si marcas la fecha de cada alimento te será mucho más fácil llevar la cuenta del tiempo. Y es que con tanta comida lo más seguro es que acabes sin recordar cuándo guardaste cada cosa.

Eso te expondrá a consumir algún alimento sin poder estar seguro de qué tan bien se encuentra. Para prevenirlo, colócale a cada uno el día de su guardado. Te parecerá un tanto molesto, pero al final estarás protegiendo tu salud.

Ajusta la temperatura interna de la nevera

Evidentemente no se puede hablar de cómo conservar la comida en la nevera sin riesgos sin traer este tema a colación. Los cambios de temperatura sufridos por los alimentos ocasionan siempre la aparición de microbios y bacterias.

Eso engloba la comida a temperatura ambiente y también la que ya viene congelada. Esta última además cuenta con una cadena de frío que es importante conservar. En ambos casos lo mejor es que no dejes correr mucho tiempo entre la compra y su almacenamiento.

Para que la conservación sea eficaz te recomendamos ajustar la temperatura a no más de 4º C. Si entre los alimentos hay hortalizas, frutas o verduras deberás mantenerla por encima del cero absoluto.

Aunado a todo lo que ya hemos dicho, es crucial que ningún alimento obstruya las salidas de aire. Solo evitando eso conseguirás que la temperatura sea distribuida uniformemente.

Respeta el tiempo máximo de conservación de cada alimento

Incluso si tu refrigerador cuenta con una gran potencia, naturalmente los alimentos perecerán. No por falta de capacidad del equipo, sino porque los mismos poseen un tiempo máximo de conservación.

Ese lapso representa cuánto podrán durar en buen estado. A partir de allí, consumirlos podría suponer un gran riesgo para ti. A continuación te damos algunos ejemplos con los alimentos más comunes:

  • Sopas. Este tipo de comida soporta entre 1 y 2 días.
  • Carne fresca de cerdo, vaca o cordero. Estas carnes pueden durar alrededor de 3 días. Si son de buena calidad, soportarán hasta 5 días en total.
  • Embutidos, ternera y carne cruda de pollo, pavo o cerdo. Con estas carnes también tenemos un tiempo máximo de 2 días.
  • Huevos crudos con cáscara. Este tipo de huevos soportará sin problemas entre 4 y semanas.
  • Carnes molidas y hamburguesa. Para estos últimos alimentos el lapso va de 1 a 2 días.

Utiliza recipientes poco profundos

Otro aspecto fundamental en cómo conservar la comida en la nevera sin riesgos es la profundidad de los recipientes. Los envases de plástico y los contenedores que uses deben ser poco profundos.

Una medida máxima sería de 5 cm. Con ese espacio tan reducido de profundidad la refrigeración de la comida se ve acelerada. Por lo tanto, se reduce el esfuerzo de la nevera y se mejora el estado de conservación.

Ahora bien, está claro que puedes tener alimentos o sobras que sean muy grandes. En ese caso tienes la opción de dividirlos en varias partes y colocar cada una en un recipiente distinto.

Sitúa correctamente los alimentos dentro de la nevera

Contrario a lo que muchos piensan, no se puede usar las zonas del refrigerador indistintamente. Cada una funciona para un tipo de alimento distinto. Por ende, saber cómo conservar la comida en la nevera sin riesgos implica conocer cuál va en cada una:

  • Parte baja. Esta es la zona con mayor frío de todo el refrigerador. Úsala para las carnes y el pescado, los cuales exigen una temperatura más fría.
  • Parte media. La parte media está diseñada para la comida que no requiere tanto frío. Un buen ejemplo son los lácteos.
  • Parte alta. En esta zona han de ir todos los alimentos envasados. Lo mismo con los huevos.
  • Puerta. En la puerta se debe colocar las salsas, la mantequilla y cualquier bebida de la que dispongas. Si la parte alta está llena, puedes colocar aquí los alimentos envasados.
  • Cajones. En los cajones tienes que almacenar las verduras o las frutas. Procura no ponerlas juntas, dado que las segundas dañan las primeras. En caso de que vengan empaquetadas, sácalas de la bolsa, pues esta hará que se dañen.

No te excedas con la cantidad de alimentos

Si bien las neveras modernas vienen con muchísimo espacio, no es conveniente ocuparlo por completo. Ya arriba mencionamos que las salidas de aire deben estar libres. Pues aquí lo resaltamos.

Un número excesivo de alimentos acabará por obstruirlo todo. Entonces no habrá forma de organizarlos para que el aire fluya. Y eventualmente esto irá dañando el refrigerador, hasta que en un punto determinado dejará de enfriar.

Con todo eso en consideración, lo mejor es que regules tus compras. No llenes la nevera, ya que no conseguirás otra cosa que forzarla. Por si fuera poco, quizá ni siquiera acabes consumiendo todos los productos, puesto que ya estarán dañados.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *