0
(0)

Cuando nos enfadamos, por lo general, podemos empezar a discutir con la persona que nos hizo sentir molesto por algo. Pero, ¿Qué pasa cuando nos enfadamos por algún comentario hiriente o fuera de lugar? ¿O cuando nuestro jefe o un compañero de trabajo nos hacen enfadar? Si deseas aprender cómo decir cosas sin enfadarse, llegaste a buen puerto.

En esos casos podemos responder exteriorizando nuestro enfado, pero eso solo puede llevar a una discusión que se torne acalorada. La mejor alternativa para resolver los problemas siempre es hablar sin enfadarnos, hablando la gente se entiende y llegan a acuerdos.

Sigue estos consejos para hablar sin enfadarte

Si deseas manejar mejor tu léxico cuando tengas que dialogar con alguien que te pueda hacer enfadar, sigue estos consejos. La mejor manera de discutir siempre es aquella que se hace desde la educación y el respeto. Si exponemos nuestras ideas con calma y sin alzar la voz, la conversación fluye de manera más amena.

Olvídate de la percepción de ganador y perdedor

Por lo general, la gente tiende a darle cierto tono metafórico bélico a las discusiones. Es decir, como en la guerra, siempre hay un ganador y un perdedor. Esto se repite mucho en las discusiones que exponen puntos de vistas totalmente distintos. Si yo digo que el blanco es mejor que el negro, el interlocutor opina que el negro supera ampliamente al blanco.

Por ende, al tener estas opiniones cruzadas, si o si uno de los dos tiene la verdad absoluta y el otro está totalmente equivocado. O al menos eso es lo que ellos piensan, y nada está más alejado de la realidad. Si queremos decir las cosas sin enfadarnos, debemos dejar de pensar que tenemos la verdad absoluta o la opinión ganadora.

Ten el respeto presente siempre

Usando el mismo ejemplo, si nuestro interlocutor opina que el negro es mejor que blanco, debemos respetar su opinión. Ya que solo entendiendo que existe una gran diversidad de ideales, es que podemos exponer nuestro punto de vista de manera respetuosa. Si la conversación se torna amena al discutir un tema en el que no comparten opiniones, es porque se hace desde el respeto.

Esto se debe aplicar principalmente con temas sensibles como política, religión o, porque no, futbol. El fanatismo es de los principales causantes de discusiones irrespetuosas, por lo que, debemos manejar con cuidado este tipo de discusiones.

No intentes cambiar la perspectiva de tu receptor

Para aprender a cómo decir cosas sin enfadarse, debemos ceder un poco para evitar discusiones acaloradas. Por lo cual, es importante que no tomemos una actitud prepotente al expresar nuestra opinión y no intentemos cambiar la perspectiva del interlocutor. Cada persona es libre de pensar como quiere, pero si esta errado, hay que decirlo.

La clave en este punto está en saber cómo decirlo, ya que, la idea está en demostrarle al interlocutor que está equivocado. Es muy importante decirlo desde el respeto y sin tratar de imponer nuestra opinión al hacerlo. Ya que la otra persona puede ofenderse o tomárselo a mal. Para compartir nuestras ideas sin enfadarnos, debemos hablar desde la razón y el respeto siempre.

Escucha bien lo que dice la otra persona

Si somos buenos oyentes, la otra persona debería, por educación ser un buen hablante. Si oímos la opinión de una persona e intentamos comprender su punto de vista, podremos llegar a dialogar sin enfadarnos. Ya que por lo general, las discusiones se dan por mal entendidos o por opiniones a medias.

Si queremos saber cómo decir cosas sin enfadarse, debemos comprender que todo el mundo tiene derecho a ser escuchado. Si no concordamos con la opinión de la otra persona, debemos debatir sus argumentos con concordancia.

Una vez el interlocutor termine de hablar, viene nuestro turno de expresar nuestra ideas. Si la otra persona está interesada, debería escuchar atentamente lo que vamos a decir, sino, no tiene caso seguir discutiendo. Hablar con una persona que realmente no será receptor de nuestras palabras, es perder el tiempo.

decir cosas sin enfadarse

Mantén la mente abierta

En los tiempos que corren tener la mente abierta es sinónimo de ser comprensivo con las opiniones ajenas. Hoy por hoy abundan opiniones políticamente incorrectas, homófobas, machistas, feministas, y un enorme etcétera. Es importante que respetemos las decisiones ajenas, y que entendamos algunas opiniones aunque sepamos que son incorrectas.

Pero, por entenderlas, no significa que debemos respetarlas y compartirlas, ya que estas opiniones perjudican la integridad de ciertos grupos. Si queremos discutir con este tipo de personas sin enfadarnos, debemos tener la mente abierta. También es muy importante que nosotros mismos tengamos respeto con todo mundo sin importar su sexualidad o creencias.

Controla tus emociones

Este es uno de los puntos más importantes a la hora de decir las cosas sin enfadarse, ya que tener un control sobre nuestras emociones es lo que nos hará ser mejores personas. Saber controlar nuestro temperamento cuando nos hacen molestar puede resultarles difícil a muchas personas, sin embargo existen muchos métodos para lograrlo.

Cuando empecemos a notar estos cambios, nuestra vida mejorará en muchos aspectos, ya que estaremos más alegres y seremos más agradables. La respiración es un aliado muy valioso a la hora de controlar nuestras emociones. Respirar hondo, meditar y pensar sobre lo que hace estar enfadado nos ayudara a pensar soluciones a los problemas.

Evalúa cómo va la discusión

Al empezar una discusión y para decir las cosas sin enfadarse, por lo general buscamos ganarla a toda costa sin importar que tanto alcemos la voz, o digamos malas palabras. Esto es un error muy común, ya que las discusiones no siempre tienen que ir por ese camino. Si observamos que la discusión no va a ningún lado, los argumentos van y vienen sin llegar un punto común, debemos cortarla.

Si evaluamos con cabeza fría hacia donde está yendo la discusión, podremos tomar la decisión madura de cortarla de raíz. Esto en caso de que la discusión haya tomado un matiz desagradable o solo este dando vueltas sin motivo. Si la discusión es desde el respeto, vale la pena seguirla hasta llegar a un acuerdo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?