Como desatascar un váter

5
(1)

Existen muchos motivos por los cuales un váter puede llegar a atascarse. Lo cual generaría que el agua del mismo no baje como debería. Esto es algo grave que se debe solucionar de manera rápida lo más pronto posible. Por esa razón, te enseñaremos como desatascar un váter.

Una de las habitaciones de cualquier hogar que debemos mantener limpia todo el tiempo es el baño. Desde el piso, lavamanos, ducha y hasta el váter, también conocido como WC. Éste último es uno de los que necesita una mayor limpieza y de forma más constante. Pues es allí en donde depositamos nuestras necesidades fisiológicas.

También te puede interesar: Cómo desatascar un lavabo

Desatascar el váter con desatascador

Uno de los métodos más comunes para solucionar este tipo de situaciones, es emplear el desatascador, también conocido como ventosa. Se trata de una herramienta utilizada para destapar cualquier atascamiento en tuberías y váters. Es una especie de chupón grande que de seguro tendrás en algún lugar de tu casa.

Procedimiento

El proceso de desatascar tu WC con una ventosa, es el más utilizado a nivel mundial. Además de ser uno de los más sencillos de emplear. Por ese motivo, es el primero que explicaremos en el presente artículo.

Todo lo que requieres es el desatascador, toallas o paños y agua. Los paños los ubicarás en el suelo alrededor del váter. Es posible que el agua del mismo salpique y no querrás causar un desastre en tu suelo. Por ese motivo, cubre toda la zona antes de comenzar.

Lo recomendable, es que la taza del váter esté hasta la mitad de agua. Por ende, si tiene mucha, hay que retirarle un poco. En cambio, si tiene poca, hay que echarle más agua. De ese modo, se tendrá lo suficiente para que la ventosa funcione bien para desatascarlo.

Luego de eso, es momento de emplear la ventosa. Debes colocarla con exactitud en lo que vendría a ser la abertura de la tubería del váter, por donde baja el agua. Colócala de modo que se pegue a las paredes internas de la taza del WC con total firmeza.

Una vez que esté pegada, es momento de, con fuerza, mover hacia arriba y abajo la vara que tiene la ventosa. Esto debes hacerlo sin que se despegue de las paredes. Al hacer estos movimientos, estarás causando olas fuertes de agua en la parte interior del váter. Lo cual debería ser suficiente para remover lo que lo está atascando.

Cuando retires la ventosa, el agua que quede debería de bajar por sí misma. Si esto no sucede, echa un poco más de agua y observa si baja. En la mayoría de los casos, con tan solo hacer eso debe bajar. Si no baja, es debes probar otras opciones.

Desatascar el váter sin desatascador

Por suerte para ti, también te comentaremos sobre las otras opciones con las que cuentas para desatascar tu váter. En este caso, son formas de desatascarlo para las cuales no requerirás de una ventosa. Utilizarás, en cambio, mezclas de algunos ingredientes que de seguro te servirán.

Bicarbonato de sodio y vinagre

Iniciaremos con la mezcla de ingredientes predilecta dentro del mundo de la limpieza: el bicarbonato de sodio y vinagre. De seguro has oído hablar con anterioridad acerca de los beneficios de limpieza que tienen ambos ingredientes juntos. Es increíble la cantidad de objetos que puedes limpiar tan solo con ellos dos.

Para iniciar, deberás verter una taza de bicarbonato dentro del váter y distribuirlo bien por toda el agua. Luego de eso, deberás esperar un rato hasta que veas que el bicarbonato se colocó en el fondo del agua. Es entonces cuando deberás añadir allí dos tazas de vinagre. Lo cual generará un gran efecto de efervescencia.

Esta mezcla que acabas de hacer debes dejarla reposar por una hora para que haga bien su trabajo. Pasada la hora, todo lo que queda por hacer es bajar el agua del váter. La cual debería bajar y fluir bien por toda la tubería sin causar ningún tipo de problema.

Jabón líquido y agua caliente

Ahora bien, si no tienes los anteriores ingredientes en tu casa, de seguro tendrás jabón líquido y agua caliente. Estos dos ingredientes también trabajan a la perfección a la hora de desatascar un váter. Cuando hablamos de jabón líquido, nos referimos a aquel que utilizas para lavar los platos y ollas en la cocina.

Debes tomar el jabón y echar alrededor de 60 ml en la taza del váter, el cual, también, debería bajar al fondo de la misma. Para que eso suceda, deberán de pasar aproximadamente unos 25 o 30 minutos. Así que debes dejar que el jabón líquido repose por ese tiempo en el agua del váter.

Pasado ese tiempo, es momento de echar el agua caliente. Puedes calentar agua en la cocina o recoger el agua más caliente que salga por tu tubería. Sea cual sea el método que utilices, necesitas alrededor de cuatro litros de agua caliente. Añádela de manera lenta dentro de la taza, para que se una bien con el jabón, luego, deberá bajar sin problema.

Cloro y detergente

La última opción que te ofrecemos para que puedas desatascar tu WC, es con tan solo cloro y detergente. Estos son dos ingredientes que de seguro tienes en tu hogar. Puesto que es frecuente utilizarlos al momento de lavar las prendas de ropa. Tan solo necesitarás alrededor de dos tazas de cloro y un puñado de detergente en polvo.

Te recomendamos colocar primero las tazas de cloro para que se una bien al agua del váter. Luego, añade el puñado de detergente en polvo y remueve un poco para que se integre a la perfección. En el caso de esta mezcla, se recomienda dejar que repose por al menos diez minutos.

Una vez que haya pasado ese tiempo, eres libre de bajar el agua del WC, la cual debería bajar bien. Todas las opciones explicadas son totalmente factibles y funcionales en una situación de este estilo. Es cuestión de que escojas aquella que puedas realizar y que cuentes con los ingredientes.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario