Dónde ir en el Líbano

Líbano es un país pequeño donde moverse es fácil y puedes llegar a cualquier lugar rápidamente, especialmente si planeas viajar por carretera. La clave aquí es viajar despacio y disfrutar de cada maravilloso rincón del país, conocer gente, degustar la gastronomía y saber a dónde ir en Líbano.

Con una extraordinaria diversidad cultural y paisajística, de norte a sur, de este a oeste, puedes encontrar numerosos puntos de interés para visitar, ya sean ciudades, playas, montañas o yacimientos arqueológicos. El pequeño pero intenso territorio libanés tiene todo lo que puedes desear y mucho más que ofrecer.

Siga leyendo para obtener más información sobre dónde ir en el Líbano.

Ver también: Los mejores lugares para visitar en el Líbano que no son los típicos puntos de acceso

Dónde ir en el Líbano

Beirut

Beirut tiene una historia larga y turbulenta, una enorme complejidad, una inmensa riqueza cultural y religiosa y una gente extraordinaria. Estratégicamente ubicado en el Mediterráneo, ha sido un importante centro cultural y económico de Medio Oriente durante siglos. En los últimos dos años, la capital ha visto su puerto y barrios adyacentes totalmente destruidos por la mayor explosión no nuclear de la historia de la humanidad, y también ha enfrentado, como todo el país, una profunda crisis económica. Pero aún así, y gracias a la resiliencia de su gente, la ciudad sigue latiendo con vida y es una visita obligada.

Como cualquier capital, Beirut tiene una gran colección de lugares para visitar y muchas actividades para hacer. Es una ciudad donde se puede encontrar una arquitectura opulenta y cosmopolita, mayoritariamente ubicada a lo largo de su costanera, mezclada con la arquitectura de la época colonial. No es de extrañar que Beirut sea conocida como la «París de Oriente Medio». Es allí también donde encontramos una gran diversidad religiosa, concretada en lugares de culto que conviven uno al lado del otro.

En cuanto a los restos arqueológicos, en el centro de la ciudad existen numerosos restos romanos, que dan al paisaje una imagen de museo al aire libre.

También es posible visitar algunos barrios emblemáticos, como Sabra, Shatila y Bourj Hammoud, más conocidos como campos de refugiados, donde los días transcurren en medio del caos urbano.

Paseando por las calles de la ciudad, puedes encontrar los barrios más característicos de la ciudad, Gemmayze y Mar Mikhail, con un ambiente bohemio, donde puedes encontrar los bares y restaurantes más de moda en Beirut.

En la zona costera encontramos el famoso mirador llamado Pigeon Rock, desde donde se puede disfrutar de una magnífica puesta de sol.

Por supuesto, su visita no estará completa sin una referencia a The Egg, el hito arquitectónico de la ciudad, un antiguo centro de entretenimiento ahora en total decadencia.

Consejo: Beirut City Sightseeing Hop-On Hop-Off Bus Tour es una excelente manera de ver gran parte de la ciudad.

Una lista de dónde ir en el Líbano, incluido BeirutVisita a Beirut en Líbano

Sidón

Siguiendo la costa al sur de Beirut, encontramos a Sidón. Esta pequeña ciudad histórica se encuentra a menos de una hora de la capital. Alguna vez fue una de las ciudades más grandes del imperio comercial fenicio, y aquí es donde puedes encontrar y visitar el castillo marino construido por los cruzados. Desde allí se puede ver la magnífica Bahía de Sidón y la parte antigua de la ciudad. Es, sin duda, un hito en el paisaje y un referente para visitar.

Sidón tiene uno de los zocos más bonitos y mejor conservados del sur del Líbano, donde puedes degustar fabulosa comida callejera y también visitar la tradicional fábrica de jabón. Pasear por sus callejuelas es dejarse envolver por la historia del pueblo.

Visitar Sidón en el LíbanoVisitar Sidón en el Líbano

Neumático

Un poco más al sur de Sidón se encuentra la ciudad de Tiro. El pequeño puerto pesquero, la pintoresca arquitectura y la amabilidad de la gente son la combinación perfecta para hacerte sentir como en un plató de cine, tan especial es esta ciudad.

Tiro invita a dar un largo paseo por sus estrechas calles. Puedes respirar la historia aquí, ya que esta es una de las ciudades fenicias más antiguas del mundo. Esta ciudad es tan singular que cuenta la leyenda que fue en Tiro donde se inventó la pintura púrpura.

Es también en Tiro donde se encuentran las ruinas romanas, clasificadas como sitio arqueológico por la Unesco.

Consejo extra: intenta acabar el día con un baño en las cálidas aguas del Mediterráneo y disfruta del atardecer en Tiro.

Disfrutando de las hermosas vistas en el pueblo pesquero de Tiro en el LíbanoDisfrutando de las hermosas vistas de Tiro en el Líbano

Baalbek

Aproximadamente a dos horas en automóvil desde Beirut hacia el noreste se encuentra el imperdible Complejo Baalbek, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es muy probable que sea el lugar más popular cuando se trata de sitios arqueológicos para visitar en el Líbano.

El complejo cultural y religioso de Baalbek fue construido por los fenicios y luego conquistado por los romanos. La importancia de Baalbek abarca varias épocas históricas, ya que no solo ha sido un importante lugar de peregrinaje religioso, sino también un punto estratégicamente importante en la ruta comercial entre Damasco, Siria y la costa mediterránea. Su declive comenzó con la ocupación musulmana y más tarde por los otomanos, quienes al no tener mucho interés en la estructura, la dejaron abandonada.

Sin embargo, Baalbek permanece hasta el día de hoy, y es allí donde podemos encontrar algunos de los templos romanos más colosales y mejor conservados jamás construidos. Ejemplos son el Patio Hexagonal, el Templo de Júpiter (el templo romano más grande del mundo) y, por supuesto, el Templo de Baco.

En Baalbek, además de visitar el conjunto de ruinas, también es posible y recomendable visitar la mezquita de la ciudad. Su interior es de un rico detalle decorativo.

Consejo extra: en la carretera entre Beirut y Baalbek es posible parar y visitar las ruinas de Anjar. Un yacimiento arqueológico menos conocido pero igualmente interesante.

El complejo de Baalbek, patrimonio de la UNESCOEl complejo de Baalbek, patrimonio de la UNESCO

Valle de Kadisha

La vida rural todavía está muy presente en el valle de Kadisha. Mientras conduce por los caminos, con vistas absolutamente impresionantes del cañón, puede encontrar pastores con rebaños de cabras vagando por las montañas. En los pequeños pueblos que pueblan todo el valle, la vida fluye a su propio ritmo, el ritmo de la vida campesina en un lugar perdido en el tiempo.

A lo largo del Valle es posible visitar numerosos monasterios asentados en la ladera. Con una arquitectura única, estos lugares de culto son aún más especiales porque a menudo tienen sus lugares de oración dentro de pequeñas cuevas excavadas en la montaña.

Valle de Kadisha en la lista de lugares para visitar en el LíbanoValle de Kadisha

cedros de dios

Los Cedros de Dios son una visita obligada para cualquiera que viaje a esta parte del país. La mancha verde de árboles, que una vez cubrió todo el Monte Líbano, ahora se reduce a una colección de árboles milenarios, clasificados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Desde el uso de la madera de estos árboles en la época egipcia para la construcción naval, pasando por las diversas referencias bíblicas a los cedros, hasta su presencia en la bandera nacional libanesa, puedes hacerte una idea de la importancia que han tenido estos árboles a lo largo de la historia. .

Asegúrate de ingresar al parque y caminar por los senderos señalizados para apreciar a estos gigantes libaneses, algunos de los cuales tienen más de 2000 años.

Cedros de Dios en el LíbanoCedros de Dios en el Líbano

Trípoli

Trípoli se encuentra aproximadamente a 1 hora al norte de la capital, Beirut. Siendo la ciudad más grande del norte del país y la segunda más grande del Líbano, Trípoli se extiende a lo largo de la costa mediterránea e incluye una serie de islas en su territorio, una de las cuales está clasificada como área protegida por la UNESCO. Se dice que la ciudad fue fundada por los fenicios y, después de haber sufrido varias invasiones, tiene una historia rica y turbulenta.

La Trípoli de hoy tiene una población de alrededor de 500.000 habitantes y está dividida en dos partes: El-Mina (la zona portuaria y sitio de la ciudad vieja) y la propia ciudad de Trípoli.

El antiguo zoco es sin duda la parte más animada de la ciudad. Allí puedes encontrar todo lo que puedas imaginar, desde verduras, pescados, carnes, oro, ropa y jabones y perfumes tradicionales. Es el lugar donde se abren las sonrisas y se expresa abiertamente la curiosidad por saber de dónde vienen los viajeros. También es el lugar donde no se puede decir «no» a las ofrendas que se acumulan, desde el té hasta el pan. Los libaneses están felices de recibir y se comprometen a ofrecer algo de su cultura a quienes visitan, lo que inevitablemente incluye la comida.

Puedes ver toda la ciudad desde el Castillo de Trípoli. Como cualquier edificio de este tipo, fue construido en el punto más alto de la ciudad.

El Castillo fue construido en 1102-1103 sobre un cementerio chiita de la época fatimita con un mausoleo octogonal. La construcción del castillo fue iniciada por el cruzado Raymond VI de Saint Gilles.

Trípoli tiene un sitio de exposición permanente diseñado por el famoso arquitecto brasileño Oscar Niemeyer. Aquí se celebran regularmente grandes exposiciones, ferias y otros eventos. La gran mayoría del espacio nunca fue terminado debido al inicio de la guerra civil en el país, lo que provocó su abandono parcial. Sin embargo, es imperativo visitar este espacio para contemplar las obras inconclusas de uno de los arquitectos más brillantes de la época contemporánea, antes de que se convierta en un simple recordatorio de lo que pudo ser un lugar propicio.

La Reserva Natural Palm Islands, o Rabbit Island, es la más grande de estas con una superficie de 20 hectáreas. El nombre «Araneb» o Conejos deriva de la gran cantidad de conejos que se criaron allí durante la ocupación francesa a principios del siglo XX. Hoy es una reserva natural de tortugas verdes, aves raras y conejos. Declarada área protegida por la UNESCO en 1992, está prohibido acampar, hacer fogatas u otras formas de devastación ambiental. Además de su paisaje escénico, Palm Island también es un sitio de patrimonio cultural.

Trípoli en LíbanoTrípoli en Líbano

Batroun

En la ruta de Trípoli a Beirut encontramos a Batroun. Esta pequeña ciudad se considera uno de los mayores destinos turísticos al norte de Beirut en la actualidad.

Famoso por su limonada, sus numerosos cafés y restaurantes, también es conocido por su vibrante vida nocturna. Hoy en día, la economía de Batroun está completamente centrada en el turismo y, como tal, no es difícil encontrar una amplia gama de actividades para hacer, incluidos recorridos en bicicleta por la costa.

La ciudad turística de BatrounLa ciudad turística de Batroun

biblos

Byblos es quizás la ciudad costera más fascinante del país. Ubicado a unos 40 minutos al norte de la capital, es un punto turístico de visita obligada. El paisaje pintoresco, el puerto deportivo, los yacimientos arqueológicos, las playas, las tiendas y los restaurantes hacen de este pequeño pueblo uno de los lugares más buscados para pasar unos días de descanso.

Déjese encantar por Biblos, y no olvide salir de las calles principales, para que pueda apreciar las callejuelas tranquilas, llenas de buganvillas que les dan un encanto particular.

Buganvillas en BiblosBuganvillas en Biblos

¿No es sorprendente cómo un país tan pequeño tiene una plétora de cosas que hacer y ofrecer? Visita Líbano, ¡no te arrepentirás!



  • b_ alrededor del mundo

    Soy urbanista y fotógrafo, dedicado a explorar el mundo y conectarme con otras culturas. He estado en los 5 continentes hasta ahora. No me pregunten cuántos países he visitado porque no colecciono sellos en mi pasaporte, más bien colecciono souvenirs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.