El jefe de Fortnite reaviva la pelea entre Epic Games y Apple con una apelación al Congreso

El jefe de Fortnite reaviva la pelea entre Epic Games y Apple con una apelación al Congreso

El CEO de Epic Games, Tim Sweeney, ha tratado una vez más de alterar las plumas de Apple mientras el Congreso se prepara para decidir si la App Store debería estar abierta para todos.

Sweeney y otros argumentan que Apple debería verse obligada a permitir que las personas instalen aplicaciones de fuentes distintas a la App Store. Apple, por su parte, dice que la App Store es una parte vital para garantizar que los usuarios de iPhone y iPad estén protegidos contra estafas y personas que intentan robar su información. Pero se le ha pedido al Congreso que decida, y mientras esperamos que eso suceda, Sweeney tuiteó una tormenta.

La libertad de expresión

La batalla de Epic con Apple tiene que ver con Fortnite, o al menos lo fue originalmente. Epic quería poder vender V-Bucks (la moneda del juego de Fortnite) a los jugadores sin darle a Apple su descuento del 30 % en las compras dentro de la aplicación, por lo que pasó por alto la App Store e integró su propio sistema de pago dentro del juego.

Salió mal: Apple prohibió Fortnite en la App Store y no se le ha permitido volver desde entonces. Las demandas volaron, y ahora Sweeney tuitea sobre Apple más que casi nadie. Ahora dice que no se trata de dinero en absoluto. Se trata de la libertad de expresión. Recientemente sugirió (opens in a new tab) que Apple es "una amenaza para la libertad en todo el mundo", por ejemplo.

En una entrevista con The Verge (se abre en una nueva pestaña), Sweeney dijo que no es el único que se preocupa por el aparente control de Apple sobre lo que dice la gente. Anteriormente sugirió que Apple podría expulsar a Twitter de la App Store, limitando, lo adivinaste. La libertad de expresión.

“Apple usa su control sobre estos mercados para restringir el discurso de diferentes plataformas, por lo que los defensores de la libertad de expresión están realmente preocupados por eso, sobre la corporación más poderosa del mundo que controla los medios en particular”, dijo a The Verge.

Pero luego lo trajo de vuelta al dinero una vez más, diciendo que si Apple ahora "grava" los bienes digitales vendidos en su plataforma, algún día podría hacerlo también con los artículos físicos.

“Entonces podrían decidir gravar todas las compras de bienes físicos al 30% o 15% o un cierto porcentaje y, por lo tanto, exigir un porcentaje de todas las ganancias de Amazon”, dice Sweeney.

Cualesquiera que sean los verdaderos motivos de Sweeney, ahora depende del Congreso decidir si Apple debe cambiar su forma de actuar. Pero cree que los cabilderos de Apple ya pueden haber expresado su opinión.

“Creo que no lo sabremos hasta que haya una votación en el Congreso o no”, dijo a The Verge. "Ciertamente han aportado vastos recursos para abordar el problema con su ejército de cabilderos y grupos comerciales obstinados y cabilderos, y constantemente inyectan tergiversaciones sobre los compromisos de la plataforma en el discurso público".