Seleccionar página
0
(0)

Es fundamental que sepas cómo elegir un buen sistema de refrigeración para tu ordenador, el cual se encargará de mantener estable su temperatura. Y a continuación te indicaremos cuáles son los criterios para escoger entre los dos más famosos actualmente: el líquido y el de aire.

Es importante que nuestro ordenador tenga una buena refrigeración en todo momento. De lo contrario, nos arriesgamos a que se dañe alguno de sus componentes, o peor aún, que todo el equipo perezca. Por eso no podemos tomarnos a la ligera este apartado.

Nivel y tipo de uso

El nivel y las finalidades de uso son un punto clave para saber cómo elegir un buen sistema de refrigeración para tu computadora. Esto se debe a que ambos aspectos determinarán qué potencia de refrigeración necesitarás para trabajar cómodamente.

En este aspecto, si utilizarás tu ordenador solo durante unas horas y sin destinarlo a tareas muy fuertes (como por ejemplo la minería de criptomonedas), el sistema de refrigeración por aire es tu solución.

Dicho sistema está pensado para mantener el equipo a un buen nivel de temperatura, siempre y cuando el calor que emane de la computadora no sea excesivo. Esto último se da cuando la usas mucho tiempo o cuando los componentes deben trabajar al doble o al triple de lo normal.

En esas circunstancias, el ordenador se calentaría tanto que eventualmente el sistema colapsaría, y más adelante toda la computadora. Por ende, este tipo de refrigeración es perfecto tan solo si le darás un uso moderado.

Pero supongamos que te dedicas a labores que exigen que tu equipo trabaje a la máxima potencia. Para esos casos el sistema de refrigeración líquida es ideal, ya que consigue regular grados de calor mucho más elevados.

Esa es la razón por la cual los grandes equipos computacionales y hasta algunos vehículos operan con ese sistema. La refrigeración líquida te garantiza poder trabajar cuanto quieras, plenamente seguro de que no se dañará ni se descompondrá ningún componente.

Un ejemplo muy común de uso del sistema líquido es en el gaming. Dado lo complejos que son los procesos de los videojuegos más avanzados, hace falta un ordenador potente. Y este a su vez requiere de una refrigeración capaz de sostenerlo ininterrumpidamente.

Presupuesto disponible

Ya hablamos del uso del equipo y de su papel a la hora de saber cómo elegir un buen sistema de refrigeración para tu ordenador. Ahora estamos conscientes de que el sistema líquido es mucho más capaz que el de aire.

No obstante, esa diferencia en la capacidad viene con una desventaja: el precio. El sistema de refrigeración líquido puede llegar a ser muy costoso, tanto que podrías llegar a comprarte dos de aire con la misma cantidad de dinero.

En cifras específicas, podemos hablar de un promedio. Normalmente los sistemas líquidos rondan entre los 85 y los 450 euros. Algunos más avanzados pueden incluso acercarse a los 1000.

Desde luego, hay excepciones a la regla del costo. Existen en el mercado sistemas líquidos económicamente accesibles, pero no son el modelo más común. Y no es que esto no tenga justificación, porque sí cuenta con una.

El calor de los procesos avanzados es verdaderamente alto. De hecho, muchos especialistas recomiendan situar el Case en un punto donde no esté muy cerca de nuestro rostro o de nuestras manos, porque los niveles de riesgos son bastante elevados.

Para poder contrarrestar eso hace falta un sistema fuerte, resistente y con una potencia de regulación óptima. Todas esas características las posee el sistema de refrigeración líquida.

De ahí que sea considerado la opción más segura tanto por usuarios novatos como también por expertos. No es para menos: los sistemas líquidos suelen cumplir un estándar de calidad y vienen con garantías de distintas organizaciones de salud y seguridad.

Facilidad de instalación

La facilidad de instalación de un sistema de refrigeración afecta directamente el tiempo que tardarás en poder anexarlo a tu computadora. Un sistema de aire te tomará apenas un rato breve. Uno líquido, por el contrario, podría tardarte varias horas.

Pero eso no es lo único a tomar en cuenta en este factor sobre cómo elegir un buen sistema de refrigeración para tu ordenador. Está también la capacidad que se requiere del usuario para poder colocar los sistemas.

Uno de aire puede ser emplazado por casi cualquier persona con un poco de experiencia. Algunas optan por contratar a un técnico especializado, aunque ya eso es opcional. Más si consideramos la inagotable cantidad de guías y tutoriales que nos ofrece Internet.

Es muy distinto al tratarse de los sistemas de refrigeración líquida. Estos son mucho más complejos en cuanto a componentes, estructura y, por supuesto, instalación. Es necesario contar con una gran experiencia y conocer muchos conceptos para poder instalarlo de la manera correcta.

sistema de refrigeración para tu ordenador

Es importante que lo tengas en cuenta. En primer lugar, porque si lo que necesitas es usar tu ordenador lo más pronto posible, el sistema líquido te frustrará, pues tendrás que esperar unas cuantas horas.

En segundo lugar, porque a menos que tengas el conocimiento requerido para la instalación, te verás en la forzosa necesidad de contratar los servicios de un experto. Y esto sumaría unos cuantos euros más a lo que ya has invertido.

Para colmo, no puedes decidir prescindir de la ayuda especializada. Si lo haces correrás el riesgo de dañar tanto el sistema como la computadora. De esa forma tu inversión se convertiría en todo un fracaso.

Trabajo mixto o separado

Ya hablamos de que el presupuesto a invertir depende del tipo de sistema que necesites. Pero supongamos que puedes darte el lujo de costearte cualquiera de los dos sin problemas. Aquí entra otra variable: el trabajo compartido o individual.

Puedes decidir instalar un solo sistema que te haya parecido el indicado. O colocar los dos, y así tener el doble de la capacidad de refrigeración. Todo depende de si te agradará ver tantos componentes juntos en tu ordenador.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?