Como emprender un negocio

Saber como emprender un negocio no es nada sencillo, además de tener siempre presente que se trata de un trabajo que necesita de altas dosis de sacrificio y dedicación. Sin embargo, si has decidido que no quieres trabajar para otras personas y que quieres labrarte tú mismo tu futuro siendo emprendedor, debes tener en cuenta que es necesario tener conceptos muy claros para que tu nueva empresa consiga tener éxito en el mercado.

Por ello a lo largo de este artículo te mostraremos cómo iniciar un negocio de la manera adecuada.

Antes de indicarte como emprender un negocio, es útil que conozcas algunos aspectos relacionados con ello, empezando por si te sientes preparado para convertirte en un nuevo emprendedor, que es una de las primeras dudas e inquietudes que suelen aparecer en quienes se plantean comenzar con su propia empresa.

Para empezar debes tener confianza en ti mismo, siendo capaz de sufrir y sobreponerte a los diferentes obstáculos que te vas a encontrar en tu camino, pero que con esfuerzo y dedicación conseguirás que todo ello dé sus frutos.

Pasos para emprender un negocio

No existe una clave concreta para garantizar el éxito de una empresa, pero si haces las cosas bien y con sentido será más factible y probable que todo funcione de la forma adecuada y consigas el éxito. A continuación te mostraremos los diferentes pasos que necesitas a la hora de emprender un negocio desde sus orígenes. Si quieres saber como emprender un negocio desde cero, sigue los siguientes tips:

Idea de negocio

Para poder emprender un negocio es imprescindible tener clara la idea de negocio, siendo esta el inicio de toda empresa, ya que es la que nos permite empezar a pensar acerca de la misma y empezar a dar sentido a todo el proyecto empresarial. En lo que respecta a la idea de negocio se debe buscar una idea que sea innovadora y que ofrezca un servicio o producto diferente al resto de empresas, o bien que se encargue de explotar un nicho de mercado que aún no exista.

Viabilidad del negocio

Una vez que has pensado en una o varias ideas de negocio, antes de empezar a desarrollar por completo el proyecto es importante valorar si se trata de una opción viable. Las ideas pueden llegar a ser muy buenas pero si esa misma idea no se puede rentabilizar económicamente, de nada servirá y será mejor desecharla en este paso que no tratar de llevarla a cabo por todos los medios y que posteriormente resulte ser un fracaso.

Por este motivo se debe llevar a cabo un estudio de viabilidad que nos permita conocer las posibilidades de éxito que puede tener nuestro futuro negocio en el mercado. Dentro de este estudio también se debe controlar qué competencia tenemos y conocer a qué tipo de cliente nos vamos a dirigir. Asimismo, en el plano económico es importante hacer estimaciones que sean precisas sobre los costes que tendrá la puesta en marcha del negocio así como las previsiones de beneficios. De esta manera se podrá saber si nos va a reportar beneficios.

Plan de negocio

Si una vez superados los dos pasos anteriores estás seguro de continuar con tu nuevo negocio será necesario que te encargues de redactar un plan de negocio en el que se describan detalladamente todas las decisiones que has tomado para dar comienzo a la empresa, debiendo realizar una descripción tanto del modelo de negocio como de nuestra idea, así como reflejar toda la información extraída del estudio de viabilidad realizado con anterioridad y teniendo en cuenta otros aspectos que resultan fundamentales para todo negocio, como son la necesidad de personal, el plan de marketing a desarrollar y el resto de estrategias y elementos que se van a realizar.

Este plan de negocio nos permitirá tener claros aspectos básicos de nuestra empresa y servirá como hoja de ruta para buscar el camino correcto. Además también nos servirá para presentar nuestro negocio a posibles inversores o a aquellas entidades que puedan financiar nuestra idea.

Financiación

Después de todo el trabajo anterior será necesario tener en cuenta el dinero. Si no disponemos del dinero para ello habremos perdido el tiempo. De hecho muchas buenas ideas se pierden por el camino por no encontrar la forma de financiación para la creación de la empresa, por lo que la financiación es un aspecto clave al que se le debe dar una gran importancia.

En la actualidad existen muchas opciones para conseguir financiación, empezando por los inversores y las entidades bancarias, aunque en estos casos será necesario que estos vean muy claros tus números para así poder ofrecerte la financiación que necesitas, de ahí la gran importancia de haber hecho bien las cosas en el plan de negocio y el estudio de viabilidad del negocio. Además, existen otras opciones para conseguir esa financiación que necesitas como puede ser el crowdfunding.

Constituye tu empresa

Si llegas a este punto, porque ya has conseguido la financiación para llevar tu idea a cabo, ya sabes cómo emprender un negocio, pero aún tendrás que hacer la constitución de la empresa, lo que se traduce en el papeleo y los asuntos administrativos. Con todo lo anterior claro llega el momento de constituir la empresa mercantil para cumplir con la ley.

En primer lugar debes tener en cuenta que los trámites para la constitución de una empresa no son iguales para todas las formas jurídicas, al igual que ocurre con los tipos de negocios, que no todos necesitan de los mismos permisos. Es aconsejable informarse de todo lo que necesitas para tu negocio y tenerlo claro antes de iniciar cualquier trámite.

Otros aspectos importantes

Otros aspectos que tienen gran importancia a la hora de saber como emprender un negocio son aquellos que tienen que ver con:

Elegir el nombre de la empresa

Esto puede resultar más complicado de lo que pueda parecer. Debes buscar un nombre que vaya acorde a tu marca y una vez lo elijas comprueba que está libre en tu país y que puedes utilizarlo. Hoy en día, siendo prácticamente indispensable el contar con una página web, es recomendable comprobar que el dominio se encuentra disponible y que podrá ser registrado con ese mismo nombre, sobre todo si se trata de un negocio que comercializará sus productos o servicios a través de la red.

Registra el nombre de tu negocio

Si el nombre que quieres para tu negocio está disponible, procede a registrarlo lo antes posible ante las oficinas que corresponda.

Aprovecha todos los recursos posibles sin coste

Para tu negocio debes aprovechar todos los recursos que tengas a tu disposición para su promoción y que no tengan costo alguno, como pueden ser las redes sociales, plataformas que pueden ser útiles para hacer que el resto de personas comiencen a conocer tu negocio.

Elige una localización adecuada

En el caso de que se trate de un negocio que va a ofrecer productos o servicios de forma física, es muy importante encontrar una localización adecuada así como un local que cumpla con las características que necesitamos para poder iniciar nuestro negocio.

Una vez que ya sabes como emprender un negocio, te aconsejamos que seas consciente de todo el trabajo, esfuerzo y dedicación que se necesita para llevarlo a cabo y que los resultados sean los esperados, si bien todo ese tiempo empleado en el negocio para su mejora y crecimiento es probable que te ayude a acabar consiguiendo el éxito si eres constante. Si consigues el éxito seguro que te encontrarás muy satisfecho con todo el trabajo realizado y por haber llegado a convertir lo que era un sueño en una nueva forma de vida.

Por último, te recordamos que puedes emprender muchos negocios con poco dinero de inversión, siendo en la mayoría de los casos trabajos que no requieren de grandes inversiones en maquinaria, que no necesitan de un local determinado, etcétera, como pueden ser todos aquellos relacionados con la enseñanza de algún tipo de habilidad o conocimiento a otras personas, el ejercer como traductor, ser escritor freelance, convertirte en un asistente virtual, montar tu propio negocio de cocinero, ser diseñados gráfico, etcétera.

En el caso de todos estos trabajos mencionados y otros similares, no se trata de grandes innovaciones ni trabajos novedosos que, en principio, vayan a tener una gran repercusión en el mercado, pero que pueden servirte para comenzar a labrarte tu futuro y tener un trabajo estable.

Además estos trabajos, aunque pueda parecer que muchas personas pueden hacerlo, puede que no estén siendo cubiertos en tu ciudad o zonas cercanas, lo que te puede ayudar a crearte una buena cartera de clientes a pesar de no ser ideas innovadoras.

Independientemente del tipo de trabajo que decidas emprender, ya tienes claro como emprender un negocio y lo que ello implica en términos de dedicación y esfuerzo, lo cual tiene una gran importancia en cualquier ámbito pero aún más cuando tú mismo eres el responsable de que tú propio negocio avance por el curso adecuado para conseguir los objetivos y metas que has establecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *