Estrategias para maximizar la productividad durante el teletrabajo


El teletrabajo ofrece múltiples beneficios para los empleados y las empresas, por lo tanto, cada vez se implementa en más sitios. Entre las ventajas de este tipo de trabajo, la más notable es la mejora del equilibrio entre la vida personal y laboral, además del ahorro financiero. Se estima que teletrabajar el 50% del tiempo le ahorra a un empleado el equivalente a 11 días laborables, también las investigaciones han mostrado que los teletrabajadores son más efectivos y eficientes que sus homólogos en una oficina. A partir de las medidas que la pandemia de COVID-19 nos obligó a tomar, las empresas maximizaron las opciones de teletrabajo para sus empleados. Si tienes la oportunidad de desenvolverte de esta forma en el trabajo, sin importar si estás comenzando o eres un profesional experimentado, es útil recibir algunos consejos que te permitan maximizar tu productividad y eficiencia mientras trabajas desde casa.

Como mejorar la productividad en el teletrabajo

Antes que nada, debemos mencionar que aunque el teletrabajo trae consigo muchos beneficios, también puede causar algunas distracciones, pues al estar en casa, es fácil perder el hilo de las actividades laborales que deben llevarse a cabo. Por ellos es importante que encuentres un espacio que ayude a concentrarte. Es importante que los empleados puedan contar con un espacio de trabajo que les permita trazar líneas claras de "cuándo está en el trabajo". De esto dependerá en gran medida su productividad, ya que podrá evitar interrupciones innecesarias. Esto se relaciona con el tipo y situación de la vivienda, lo ideal será contar con una habitación dedicada a una oficina improvisada. Sin importar los metros cuadrados o la ubicación, es necesario tratar de identificar un espacio que esté alejado de distracciones. También existe la posibilidad de visitar un sitio de coworking o incluso visitar una o dos veces por semana alguna cafetería o biblioteca local para lograr trabajar de manera más eficiente y sin interrupciones. También debes asegurarte de que la tecnología esté actualizada. Piensa en todas las diversas aplicaciones, software y herramientas que necesitas utilizar en tu día a día y asegúrate de que se te haya otorgado el nivel de acceso adecuado mientras trabajas a distancia. Debes despajar todas tus preguntas o inquietudes sobre elementos como actualizaciones de software, problemas de hardware, inicios de sesión y conexiones de red. Verifica con tu proveedor de servicios de Internet que su equipo esté actualizado y que las velocidades de conexión sean suficientes para admitir todas las aplicaciones y herramientas que utilizarás durante tu jornada laboral. También debes contar con equipo básico como pantalla, mouse, teclado e incluso con cables HDMI como los de RS.

Consejos adicionales

Es importante que establezcas horarios para trabajar y que hagas lista de tareas, tal como lo harías si estuvieras en la oficina. Esto puede ser tan sencillo como usar notas virtuales o incluso bajar alguna aplicación de organización de tiempo que te ayude con esta tarea. También recuerda incorporar a tu día oportunidades para alejarte del trabajo, como breves descansos de 15 minutos o algunas caminatas cortas alrededor de tu casa para poder despejarte. Toma algunos descansos para estirarse y almorzar o tomar un café. Al establecer un horario de trabajo regular, podrás sentirte más organizado y así avanzar sin percances para disfrutar de tus horas personales.

Conclusiones

Algunas funciones o tareas laborales no siempre requieren que una computadora portátil esté al alcance de la mano. Considera realizar llamadas fuera de tu espacio de trabajo exclusivo. Si bien esta opción puede no ser posible para todas las profesiones, un cambio de escenario puede ser justo lo que hace falta para que además la creatividad fluya de mejor manera. Utiliza video durante tus llamadas de equipo para aumentar la comunicación con tus colegas, siempre es bueno que mantengas una conexión cara a cara con tu equipo para así formar vínculos más fuertes. Si es posible, realiza videollamadas al menos una o dos veces por semana. Al seguir estos sencillos consejos verás como en poco tiempo aumenta tu productividad en el trabajo sin sacrificar la calidad de este y las horas de tu vida personal.