Cómo fabricar ladrillos huecos

5
(1)

Hoy te enseñaremos a cómo fabricar ladrillos huecos, algo realmente curioso si estás interesado en el mundo de la construcción. Hablaremos sobre como se selecciona la materia de arcilla hasta de que manera puedes empaquetar y enviar a tus clientes los ladrillos.

También te puede interesar: Cómo dibujar los planos de una casa

¿Cómo empezamos a fabricar ladrillos huecos?

Lo primero que tenemos que hacer es extraer la materia de arcilla, es imprescindible a la hora de fabricar ladrillos.

Una vez hayamos seleccionado la arcilla pasaremos a la maduración. Donde la trituraremos, mezclaremos y dejaremos reposar al aire libre la arcilla.

A continuación, una vez haya madurado la arcilla seguiremos con la pre-elaboración, donde purificaremos y refinaremos dicha materia prima.

¿Qué herramientas utilizo y en que orden?

Las herramientas que vamos a utilizar son las siguientes y por este orden de proceso:

  • Rompe terrones: Tal como indica su nombre, esta herramienta sirve para hacer más pequeñas las dimensiones de los terrones, recomendamos dejarlos en un díametro de 15 a 30mm.
  • Eliminador de piedras: Se compone de dos cilindros que van girando a distintas velocidades, separan la arcilla de las piedras
  • Desintegrador: Esta otra herramienta tiene como función dejar triturados los terrones de gran tamaño, que son compactos o duros gracias a unos cilindros dentados.
  • Laminador refinador: Tiene dos cilindros lisos que giran con unos ejes paralelos, tienen una separación entre ellos de 1 a 2 milimetros. Ese espacio es más que suficiente para que la arcilla pase y se aplaste.

Proceso de moldeado

Después de la pre-elaboración, tenemos que depositar el material en unos silos que sean amplios y que tengan techo, allí la materia prima que hemos elaborado anteriormente será homogeneiza tanto por la apariencia como por todas las características fisio-químicas.

Una vez hecho los procesos anteriores, procedemos al moldeo pero no sin antes sacar la arcilla de los silos, llevarla al laminador refinador y luego a un mezclador humedecedor, allí añadiremos agua para tener una buena humedad y así moldear correctamente.

Cuando hablamos de moldear hacemos referencia a una boquilla por la que dejaremos pasar la arcilla mezclada, está boquilla tiene la forma del ladrillo hueco.

Para el moldeado se utiliza vapor caliente saturado de unos 130 grados a una presión baja, así podremos tener una humedad uniforme y la masa mucho más compacta, ya que el vapor penetra más que el mismo agua.

Proceso de secado

Es la fase más complicada de la producción. En esta fase depende mucho que nuestro ladrillo hueco sea de calidad. Sobre todo para que sea un ladrillo sin grietas ni fisuras.

El secado elimina el agua que hemos añadido y así pasar a la cocción.

ladrillos huecos

Una vez terminado el secado, llevamos los ladrillos a la cocción en unos hornos de túnel, estos alcanzan temperaturas sobre los 900 a 1000 grados.

Dentro del horno la temperatura va variando tanto continuamente como uniformemente.

Todo el material que ya ha sido secado, tenemos que poner los ladrillos huecos en unos pallets para lanzarlo al mercado.

Esperemos que haya gustado el tutorial, para los curiosos de la construcción quien tenga dudas sobre cómo se fabrica los ladrillos huecos, aquí tenéis los pasos a seguir.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario