Como facturar como persona física

Una duda muy frecuente entre quienes realizan trabajos puntuales es si pueden realizar una factura por un servicio sin ser autónomos, ya que esta situación hace que se haya que hacer frente al pago de una cuota y la realización de unos trámites que prefieren evitarse al tratarse de un trabajo (o varios) puntuales.

Debes saber que sí existe la posibilidad de emitir facturas sin tener que darse de alta como autónomo. No obstante, antes de enseñarte a como facturar como persona física debes tener en cuenta que debes cumplir con unas determinadas condiciones, unos requisitos que fija la Agencia Tributaria y que deberás cumplir para evitar posibles sanciones y problemas futuros.

facturar como persona física

Si quieres facturar cómo una persona física y poder emitir una factura sin haberte dado de alta como autónomo debes cumplir con dos requisitos: por un lado la actividad que has realizado y por la que emites la factura no debe ser una actividad que hagas de forma habitual; y por otro, el ingreso por el total de la factura debe ser inferior al salario mínimo interprofesional anual.

La Seguridad Social considera habitual una actividad en la que se factura mensualmente la misma cantidad por el mismo servicio. Un punto a tener en cuenta es que no debes realizar muchas facturas de forma frecuente, ni mensualmente, ya que si no podrías levantar sospechas y hacer que la Agencia Tributaria pueda iniciar una investigación que con toda probabilidad acabará derivando en una sanción.

En muchas ocasiones las personas optan por aprovecharse de esta situación para poder facturar por algún servicio que prestan para así no hacer frente al abono de una cuota de autónomo mínima que en muchas ocasiones no compensa los ingresos obtenidos, por lo que de esta manera se podrán obtener beneficios económicas por el trabajo realizado.

Cómo facturar como persona física paso a paso

Una vez que te asegures que cumples con los dos requisitos anteriormente mencionados para poder realizar facturas sin estar dado de alta como autónomo, llega el momento de mostrarte como facturar como persona física, para lo cual debes empezar por darte de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores, además de rellenar el modelo 036 de la Agencia Tributaria.

Para inscribirse en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores, algo necesario para no incurrir en un delito al emitir una factura sin estar dado de alta en el mismo, debes presentar el citado modelo 036 o, en su defecto el modelo 037, que se trata de un modelo simplificado que es suficiente para la gran mayoría de personas, reservándose el primero para situaciones especiales y empresas. En estos impresos que se deben cumplimentar, ya sea de forma presencial o de manera telemática a través de la página web de la Agencia Tributaria, se tendrán que rellenar todos los datos relativos a la información de la persona física en cuestión, como nombre, NIF y domicilio fiscal, y también datos relacionados con las obligaciones fiscales.

Asimismo, cuando emites una factura, también estas obligado a cumplir con las obligaciones fiscales asociadas a ellas, como son el IVA derivado del trabajo realizado y el descuento del IRPF del precio final para que el cliente lo ingrese en la cuenta, siempre y cuando ese cliente sea un autónomo o una empresa, ya que si es otra persona física, no se exige este último impuesto.

Saber como facturar como persona física es relativamente sencillo, ya que con cumplir con los requisitos indicados, realizar las facturas de forma apropiada incluyendo el impuesto del IVA y la retención del IRPF (en los casos que sea necesario), y cumplir con las obligaciones fiscales, será suficiente.

De esta forma, debes tener claro que aunque no necesites estar dado de alta como autónomo, sí será obligatorio realizar determinados trámites con la Agencia Tributaria y liquidar todas las deudas con ésta.

Por otro lado, debes tener en cuenta que si con un cliente tienes una operación que supere los 3.000 euros tendrás que presentar el modelo 347, que se trata la Declaración de operaciones con terceras personas. También debes tener presente que al hacer factura con IVA, tendrás la obligación de ingresar el importe correspondiente ante la Agencia Tributaria en concepto de IVA.

Si tras estar un tiempo sin estar dado de alta como autónomo te decides a hacerlo porque tus ingresos aumentan tendrás que darte primero de baja en el censo de actividades económicas para posteriormente darte de alta en la Seguridad Social y Hacienda.

Facturar sin cumplir alguno de los requisitos

Si no eres autónomo y te dedicas a facturar de forma considerada habitual puedes enfrentarte a diferentes peligros, siendo el principal las posibles sanciones y multas por no cumplir con los requisitos necesario.

Este es un riesgo que no debe correrse, sobre todo teniendo en cuenta que en muchas ocasiones la multa o sanción que se puede recibir por facturar sin estar dado de alta como autónomo puede suponer un abono superior que el abono de la cuota de autónomos.

En el caso de que desde la Agencia Tributaria se detecte algún tipo de problema o anomalía, lo más probable es que se te solicite que abones todas las cuotas mensuales por ser autónomo desde que te diste de alta en Hacienda al cumplimentar el modelo 036 y que, además, te sea aplicado un recargo por retraso de un 20%, por lo que el importe final a pagar será superior al que hubieras tenido que pagar dándote de alta como autónomo desde el principio.

Debes tener presente que con si te das de alta como autónomo durante los primeros meses pagarás una cuota reducida gracias a la bonificación, por lo que durante meses no tendrás que hacer el pago íntegro de la cuota para quienes ya llevan años ejerciendo como tales.

De esta manera ya has visto como facturar como persona física, sin ser autónomo, aunque como ya te hemos mencionado es una situación con cierto riesgo salvo que se trate de trabajos muy puntuales y que con la actividad no superes el salario mínimo actual.

Deja un comentario