Como hacer acelgas

La acelga es una de las verduras más populares y conocidas teniendo en cuenta que es muy fácil de encontrar en cualquier mercado o tienda, siendo un vegetal con una gran cantidad de beneficios para la salud y el organismo, lo cual hace que sea altamente recomendado consumirlas, en este artículo aprenderás a como hacer acelgas. Además, las acelgas son fáciles de cocinar, pudiendo encajar a la perfección en una gran cantidad de platos.

Existen diferentes variedades de acelgas, pudiendo encontrar con facilidad las habituales blancas y verdes, aunque también hay otras variedades, que se diferencian tanto por el color como por su tallo.

Las acelgas son verduras bajas en colesterol y grasas saturadas, siendo además una buena fuente de folatos, zinc y tiamina, pero principalmente destacan por ser una gran fuente de fibra, así como de calcio, magnesio, hierro, fósforo, potasio, manganeso, cobre y vitaminas A, C, E y K. Por otro lado, se debe tener en cuenta que es una verdura muy alta en sodio, por lo que se debe tener cuidado a la hora de añadir sal para que el resultado no sea demasiado salado o amargo.

hacer acelgas

Como hacer acelgas

Las acelgas tienen habitualmente un tallo más duro pero elástico que las hojas y que puede ser blanco, amarillo, rojo, naranja o rosado. En función de lo maduras que estén cuando hn sido recogidas, estos tallos pueden ser más anchos, largos y duros, siendo habitual que los duros tengan “hebras”, partes que mantienen al tallo recto y que no se reblandecen demasiado a la hora de la cocción.

Para quitar estas hebras el proceso es sencillo y así evitaremos encontrárnoslas al comerlas, procediendo en primer lugar a quitar la parte final de las pencas, que suele ser seca y dura. Después se tiene que hacer un corte al final de la penca, superficial y en paralelo con ella y tirar hacia la hoja, lo que hará que salgan las hebras más duras. Esto se hace con todas las acelgas y ya estarán listas para ser usadas. No obstante, en el caso de las acelgas muy tiernas o poco maduras no será necesario este proceso porque generalmente no tienen tallos tan fibrosos y con la cocción se ablandarán.

Métodos de cocción

Se pueden utilizar diferentes métodos de cocción para las acelgas en función de los platos que se vayan a preparar, aunque también se debe tener en cuenta que existe la posibilidad de comerlas crudas.

En el momento de cocinarlas se debe tener en cuenta que las hojas de las acelgas son altamente sensibles al calor y que las pencas o tallos que necesitan más tiempo de cocción, por lo que es recomendable añadirlas antes o bien prepararlas aparte.

La forma más fácil para comerlas crudas es lavarlas, cortas las hojas en trozos o tiras finas y añadirlas en una ensalada fresca. Son un tipo de vegetal que encaja bien con cualquier aliño pero especialmente con tahini, cacahuetes y similares. También se pueden añadir acelgas a patés vegetales como el hummus, batiéndolas con el resto de ingredientes.

Deja un comentario