Como hacer alioli

El alioli o ajoceite, es una salsa cremosa que goza de una gran popularidad por su sabor, pero lo que muchos no saben es que es muy sencillo de hacer y que en tan solo cinco minutos puedes tener tu propio alioli casero.

El alioli es un condimento muy común en muchas comunidades. De forma tradicional se realiza en un mortero utilizando tan solo ajo, aceite de oliva y un poco de sal, machacando el ajo y la sal y haciendo una pasta a la que se le va añadiendo aceites de oliva poco a poco, un proceso que es delicado y en el que se debe buscar que se cree una mezcla uniforme, para lo cual es importante hacer un movimiento circular hasta que se forme una emulsión.

Este método tradicional es complicado de realizar, ya que en muchos casos hace que no se consiga que salga bien el alioli, ya que se necesita mucha paciencia. Sin embargo, el alioli se puede hacer en la actualidad, y con una batidora, de forma rápida y con muy buenos resultados.

Como hacer alioli

Ingredientes

Para hacer tu propio alioli casero tan solo necesitas de los siguientes ingredientes:

  • 1 huevo
  • ½ limón
  • 2 dientes de ajo (1 a 4 dependiendo de lo fuerte que se quiera que sea el alioli, lo que depende del gusto de cada persona).
  • Aceite de oliva o aceite de girasol. Lo habitual es hacer uso del aceite de girasol puesto que tiene un sabor más suave. A veces se le añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra para darle algo más de sabor. En cambio otras personas hacen uso de aceite de oliva con sabor suave.
  • Sal al gusto

Instrucciones

El proceso de elaboración para saber como hacer alioli casero es el siguiente:

  1. En primer lugar, pela y pica el ajo un poco y añádelo con el huevo, una pizca de sal y un chorrito de zumo de limón a un recipiente para utilizar después la batidora de mano.
  2. Posteriormente añade un chorrito del tipo de aceite que hayas elegido.
  3. Procede a batir la mezcla con la batidora de mano mientras se vierte poco a poco pero de manera continua el aceite. De esta manera se empezará a formar la emulsión y se espesará al añadir más aceite.
  4. Una vez que el alioli se ha convertido en una mezcla lo suficientemente espesa, para de batirlo y pruébalo para comprobar su sabor. De esta forma podrás añadir más ajo, más zumo de limón y/o más sal para así ir adaptándolo a tus gustos.

En esta receta los ingredientes no se miden de manera exacta, ya que se debe ir probando y añadiendo la cantidad en función de los gustos de cada persona. Este alioli casero es mucho mejor que cualquier alioli que puedas comprar ya hecho y más natural, con la ventaja de que puedes adaptarlo a tu gusto al ir incluyendo más cantidad de determinados ingredientes si así lo deseas.

 

Deja un comentario