Como hacer guacamole

El guacamole es una salsa de origen mexicano que se utiliza en una gran cantidad de platos diferentes, ya sean platos con carne o pescado, aunque también se puede encontrar esta salsa como guarnición en platos como arroz, pastas o los tradicionales nachos, los triángulos de harina de maíz que son tan populares.

El guacamole es una salsa que goza de una gran popularidad, tanto en los Estados Unidos como en el resto del mundo, siendo una salsa que habitualmente acompaña a los mencionados nachos pero también en otros muchos platos. En la cocina mexicana se utiliza para acompañar todo tipo de tacos, tortas y otros guisos, la gran mayoría con base en carnes rojas, aunque en otras cocinas se utiliza como tentempié o incluso como plato principal.

Esta salsa tiene como ingrediente principal al aguacate y su preparación es muy sencilla, aunque si bien es cierto que, como ocurre con otras muchas elaboraciones, hay muchas formas diferentes de hacerlo. A continuación te mostraremos como hacer guacamole por si quieres hacerlo tú mismo/a en tu propio hogar.

Ingredientes para hacer guacamole

Si quieres saber como hacer guacamole por ti mismo, a continuación te mostraremos una receta para conseguirlo, para la cual necesitas disponer de los siguientes ingredientes:

  • Dos aguacates maduros de tamaño grande
  • Una cebolla grande (preferiblemente que sea dulce)
  • Dos tomates rojos maduros
  • Zumo de lima (en el caso de que no haya de lima, puedes utilizar zumo de limón)
  • Cilantro fresco recién picado
  • Sal (al gusto)

Cómo hacer guacamole paso a paso

Una vez que ya dispongamos de todos los ingredientes, es el momento de aprender a como hacer guacamole, un proceso que, como podrás comprobar, es sencillo de realizar y está al alcance tanto de los más expertos como de los más novatos en la cocina.

Para empezar con la elaboración, comenzaremos realizando una incisión en todo el perímetro de los aguacates hasta llegar al hueso y después lo abrimos. Procedemos a quitar el hueso y, haciendo uso de una cuchara o similar, procedemos a sacar toda la pulpa de ambos aguacates, la metemos en el vaso de la batidora y batiremos hasta asegurarnos que hemos creado una pasta uniforme y homogénea. Una vez la hemos conseguido, la reservamos en un bol.

Con la pasta reservada para después, empezamos a lavar bien tanto la cebolla como los tomates, pelándonos y utilizando la batidora para picarlos, pero en esta ocasión sin convertirlos en líquido, dejando que se vayan notando los tropezones.

Una vez hayamos completado el paso anterior, procedemos a agregar el cilantro que hemos picado, el zumo de lima (o limón) y la sal, pero echando de poco en poco las cantidades para así poder tener el margen para rectificar el sabor en el caso de que no hayamos echado lo suficiente, buscando así un equilibrio entre todos los sabores.

A la hora de servir, se debe hacer en un bol que sea ancho y bajo para que todos los que vayan a degustarlo puedan servirse la cantidad que quieran con una cuchara.

Debes tener en cuenta que es muy importante que para que el guacamole tenga un buen resultado se utilicen aguacates de calidad, y que estos además estén maduros. Sólo así se conseguirá hacer una salsa de guacamole cómo se debe. Con unos aguacates que no estén maduros, aunque se trituren al máximo con la batidora, el sabor no será el mismo.

Por su parte, el cilantro también debe ser totalmente fresco, siendo un ingrediente que es fundamental para poder realizar esta elaboración. En ocasiones puede resultar complicado encontrarlo ya que no suele estar disponible en todos los supermercados o tiendas, pero en grandes superficies o fruterías es habitual que se pueda encontrar. Otra hierba que puede ser utilizada y añadida a la elaboración del guacamole es el cebollino picado muy fino, que le proporciona un gran sabor.

Recetas con guacamole

Cómo hacer guacamole con huevo

Más allá de la receta básica para hacer guacamole, también te vamos a enseñar como hacer guacamole con huevo, para lo cual necesitarás hacerte con los siguientes ingredientes:

  • Dos Aguacates
  • Dos huevos cocidos cortados en cubos
  • Media taza de tomate rojo en cubos
  • Media taza de jalapeños en cubos, sin semilla
  • Un cuarto de cebolla en cubos
  • Un diente de ajo
  • Tres cucharadas de cilantro fino picado
  • Dos cucharadas de jugo de limón
  • Sal (al gusto)

Para hacer el guacamole con huevo, debes empezar por cortar los aguacates por la mitad, y haciendo uso de una cuchara, quitar la pulpa de los aguacates y depositarla en un recipiente.

Posteriormente se pasa a triturar la pulpa hasta que se forme con ella una mezcla que parezca un puré. Cuando ya hayas conseguido este resultado, es el momento de ir agregando el resto de ingredientes, añadiendo más o menos cantidad de jalapeños al gusto.

Después debes cubrir el recipiente en el que se encuentra el guacamole hecho y refrigéralo para que todos los ingredientes puedan así desprender todo su sabor.

Por último, sírvelo para disfrutar con tus platos preferidos.

Cómo hacer guacamole sin cilantro

Si no tienes cilantro, también puedes hacer guacamole, pero ¿cómo hacer guacamole sin cilantro? A continuación te explicamos cómo puedes hacerlo.

Ingredientes (para 4/6 personas)

  • Dos aguacates maduros
  • Medio tomate mediano maduro
  • Media cebolla mediana
  • Mix de especias (pimentón picante, pimienta negra, comino, cayena…)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Vinagre de vino
  • Nachos

Elaboración

En primer lugar procedemos a cortar los aguacates por la mitad y sacamos el hueso, que lo reservaremos. En un recipiente echamos toda la carne de los aguacates y los vamos aplastando con un tenedor hasta formar una pasta, tratando de deshacer los trozos que sean grandes.

Sobre la masa de aguacates procederemos a rayar el medio tomate desechando la piel, además de picar media cebolla de forma muy fina, para así incorporarla a la mezcla de aguacate y tomate.

Una vez realizado lo anterior procedemos a removerlo todo bien con un tenedor para que tanto la cebolla como el tomate quede bien repartido por la mezcla.

A continuación procedemos a sazonar, echando un chorrito de vinagre y un chorro de aceite, de forma similar a la que aliñaríamos una ensalada. No se necesita añadir demasiado aceite, puesto que el aguacate es, de por sí, bastante graso, por lo que tan solo lo mezclamos bien y procedemos a echar las especias en función de cómo de picante nos guste.

Para la presentación de este plato podemos colocar en una fuente el guacamole acompañado de unos nachos de maíz para consumir en el momento, aunque también se puede optar por colocar un bol con guacamole y otro con los nachos. También se puede dejar en el centro de la fuente los huesos o bien optar por retirarlos.

Se debe tener en cuenta que si se quiere hacer el guacamole y no consumirlo en el momento de finalizar la preparación, una vez hecha la mezcla meteremos los huesos de los aguacates enteros en la mezcla, lo taparemos usando papel film y ya lo podremos introducir en la nevera. De esta manera se consigue evitar que el aguacate se oxide y se ponga de color oscuro, manteniendo así su habitual color verde intenso. Por otro lado, si no quieres hacer un mix de especias podrás adquirir en los supermercados un sobre sazonador para guacamole que se encuentra habitual en la zona en la que se ofrecen productos de comida mexicana.

Recuerda que siempre debes servir el guacamole frío y con unos nachos que estén bien crujientes en el caso de que decidas optar por un plato con nachos, aunque existen otros muchos platos con los que se puede servir el guacamole.

De esta manera, cómo has podido comprobar, saber como hacer guacamole no reviste una gran dificultad, independientemente de que seas una persona habituada a cocinar o hacer preparaciones en la cocina, o seas un recién iniciado.

Siguiendo los pasos que has podido encontrar en este artículo te animamos a que pruebes a hacer tu propio guacamole en tu casa, de acuerdo a tus gustos, obteniendo así un resultado a tu medida, y que seguro que con práctica conseguirás encontrar el punto ideal de sabor a través de los ingredientes añadidos para que tan solo tengas que disfrutar del guacamole junto a tus platos favoritos.

Además, se debe tener en cuenta que el guacamole es muy beneficioso para la salud cardiovascular, ya que contribuye a la hora de bajar los niveles de colesterol, y también de los triglicéridos y además incrementa el llamado “colesterol bueno”. Esto se debe al efecto del aguacate, que es un fruto que posee un alto valor energético rico en grasas monoinstauradas, que son las adecuadas para dietas pensadas para combatir el colesterol. También cuenta con antioxidantes y vitamina E. No obstante, no debe ser consumido por aquellas personas que padezcan de cálculos en la vesícula biliar ni por aquellas personas que son alérgicas al aguacate.

Si no tienes inconveniente a nivel de salud para poder disfrutar de los aguacates te recomendamos hacer tu propio guacamole casero para así disfrutar aún más de este fruto.

 

Valora este artículo

Deja un comentario