Como hacer un molino de viento para el colegio

Cuando una persona piensa en un molino de viento, la primera imagen que le viene a la mente un paisaje de campo, transportándonos a épocas lejanas y años muy atrás, en los cuales los molinos de viento se utilizaban para procesar el grano, principalmente el maíz, gracias al movimiento que la energía eólica convertía en energía mecánica. Asimismo, también se utilizaba cómo un mecanismo para la extracción de agua.

Hoy en día los molinos de viento tienen una apariencia que dista mucho de los molinos tradicionales, estando enfocado su uso a generar energía eléctrica. En la actualidad los diseños han evolucionado gracias a la tecnología para aprovechar en mayor medida los vientos y ser más eficientes, pero para realizar proyectos escolares, siempre se recurre a los tradicionales. Por este motivo, en esta ocasión os enseñaremos a como hacer un molino de viento para el colegio.

Cómo hacer un molino de viento

El realizar un molino de viento con fines escolares dentro de un proyecto de tecnología o ciencias es una buena forma para que los niños y los jóvenes estudiantes puedan conocer los principios mecánicos y también ver fomentados sus conocimientos acerca de las energías renovables. Enseñarles a como hacer un molino de viento para el colegio, además de ser una actividad divertida, también puede contribuir a la hora de incitarles a la colaboración con otros compañeros y a fomentar el trabajo en equipo.

Si quieres saber como hacer un molino de viento para el colegio debes empezar por seleccionar aquellos materiales con los que quieres realizarlo, debiendo siempre optar por materiales que sean ligero, ya que así será más fácil que se muevan las aspas con las ráfagas de viento o, simplemente, soplándolas.

Cómo hacer un molino de viento para el colegio – De Lata

Si quieres aprender a como hacer un molino de viento para el colegio con una lata debes seguir los pasos que te vamos a detallar a continuación, si bien antes debes elegir una lata de cualquier refresco y lavarla bien. Por supuesto, esta lata debe estar libre de abolladuras ni rajas.

Una vez tengas lavada la lata debes cortar la parte de arriba de la misma para hacer que tenga un aspecto similar al de un vaso.

Par seguir con el proceso de fabricación del molino de viento debes hacer ocho rajas por toda la lata hasta llegar a unos 2 cm de la base, haciendo que cada uno de los segmentos tenga el mismo tamaño. Cada uno de ellos será uno de los aspas del molino.

A continuación, protegiendo tus manos haciendo uso de guantes de seguridad para evitar posibles cortes, procede a aplanar estos segmentos de la lata que has cortado hacia la base, haciendo así que parezca como una flor con pétalos cuadrados, con la base como centro y siendo los pétalos dichos segmentos.

Si es posible, por seguridad, se recomienda lijar los bordes y la lámina, logrando así que se reduzcan las posibilidades de sufrir algún tipo de corte accidental y consiguiendo que, si posteriormente te decides a pintarlo, se fije mejor la pintura.

De hecho, si quieres pintar las aspas del molino de algún color o combinando varios, es el momento apropiado para hacerlo antes de continuar con el proceso. Para la fijación de la pintura puedes optar por la aplicación de una capa de poliuretano al secar la pintura.

Una vez tengas todas las listas preparadas, coge un palo de madera que tenga aproximadamente 30 cm de largo y procede a fijar las aspas al palo con un clavo que sea grueso. El agujero del centro de las aspas no debe quedar exactamente al clavo, sino que debe ser un poco más ancho, ya que esto hará que el molino de viento pueda girar.

De esta forma como hacer un molino de viento para el colegio con lata es, como puedes ver, muy sencillo de realizar.

Cómo hacer un molino de viento para el colegio – De papel

Si en lugar de apostar por un modelo de lata, prefieres saber como hacer un molino de viento para el colegio que sea de papel, debes seguir los siguientes pasos. Este modelo de papel es el más clásico a nivel escolar y para hacerlo tan solo se necesita una pajita, una hoja de papel (o cartulina delgada), una tachuela y pegamento.

Para empezar debes proceder a cortar una cartulina delgada o una hoja de papel en forma de cuadrado perfecto, siendo este de aproximadamente unos 15 centímetros de lado.

A continuación debes cortar el cuadrado por cada una de sus orillas, haciendo un corte que vaya en diagonal de cada orilla hacia el centro, y haciendo que haya un espacio de aproximadamente 1,5 cm en el centro sin cortar.

Posteriormente coge una de las orillas y dóblala hacia el centro, perforando la misma con la tachuela. Haz esto con la mitad de las orillas de forma alterna entre ellas. Después coloca cada orilla perforada doblada hacia el centro una sobre otra y, para finalizar, aplástalo con la tachuela para unir de forma fija las aspas del molino.

Por la parte trasera coloca la pajita y en su parte superior coloca la tachuela, para posteriormente fijar la estructura haciendo uso de pegamento o bien un poco de silicona detrás de la punta de la tachuela que sobresale de la pajita.

Luego tan solo tendrás que dejar secar el pegamento y ya tendrás a tu disposición un molino de viento de papel casero.

De esta manera ya sabes como hacer un molino de viento para el colegio, tanto si quieres hacerlo de lata como de papel. Para comprobar que funciona de la forma apropiada puedes soplar sobre sus aspas para ver si se mueve o bien colocarlo en alguna ventana o lugar en el que haya algo de viento.

En el caso de que detectes que hay algo de resistencia muévelo con la mano suavemente para no romperlo y adapta el diseño, ensanchando la zona de giro si es necesario para que pueda moverse de la forma que debe.

 

Valora este artículo

Deja un comentario