Como hacer una confesión católica

0
(0)

La religión católica consta de ciertos actos que deben realizar los creyentes. Desde el bautismo y la comunión, hasta la confirmación y el matrimonio. Se realizan como una serie de pasos para seguir una vida bajo lo que manda la religión. Luego de la comunión, es momento de confesarse. Por lo que surge la incógnita de cómo hacer una confesión católica

Todas las personas que forman parte de la religión católica tienen una manera especial de vivir su vida religiosa. Recordemos que ninguna religión es parecida a otra y todas tienen características únicas. La religión católica no se queda atrás con esto. Pues desde hace cientos de años se sigue una misma estructura religiosa.

También te puede interesar: Cómo aprender a orar a dios

¿Qué es la confesión católica y para qué sirve?

La confesión católica es un sacramento muy apreciado dentro de la religión. Se le conoce como el sacramento de la reconciliación. Acto en el cual debemos confesar nuestros actos pecaminosos ante un cura, arrepintiéndonos de ellos. De modo que recibamos el perdón de Cristo y estemos absueltos de dichos pecados.

El sacramento de la confesión es un acto que se comienza a cumplir cuando la persona se prepara para la comunión. Lo cual suele suceder entre los 7 y 9 años del católico. Antes de realizar el acto de la comunión, el niño debe confesarse por primera vez. Para así, poder comulgar por vez primera cuando realice la comunión.

La idea de confesarse y pedir perdón por los pecados cometidos radica en vivir libre de ellos. Además, solamente confesándonos y pidiendo perdón por nuestros pecados podremos comulgar. Es decir, recibir la ostia, o el cuerpo de Cristo, en cualquier misa a la que asistamos.

¿Cómo hacer una confesión católica?

Prepararse para el acto de la confesión es algo muy sencillo de hacer. Muchos creen que es proceso difícil, pero lo cierto es que más simple de lo que parece. Si tienes dudas al respecto, todo lo que tienes que hacer es cumplir los siguientes pasos.

Evaluación de conciencia

El primer paso que debe cumplir es sumamente personal. Debes hacer una evaluación de tu conciencia. Es decir, tomarte el tiempo para pensar en los actos que has hecho que pueden ser desagradables a Dios. Preguntarte a ti mismo ¿Qué has hecho mal? ¿Qué tipo de pecados has cometido en tu vida últimamente?

Esto es algo que puedes hacer tú mismo en tu hogar, antes de irte a confesar. La idea de esta evaluación es que tú mismo diagnostiques los pecados que has cometido. Pues, al fin y al cabo, solo tú puedes saber lo que has hecho. Y solo tú sabrás si lo consideras un pecado o no, como para confesarlo y arrepentirte del mismo.

Durante el proceso que tomas antes de hacer tu primera comunión, te invitan a reflexionar mucho al respecto. Si es tu primera confesión, hay muchas cosas que debes considerar para decir todos los pecados que has realizado. Todo es cuestión de sincerarte contigo mismo y con Dios.

Acto de contrición

El siguiente paso para hacer una confesión católica, es realizar el acto de contrición. Se trata, nada más y nada menos, del acto de arrepentimiento puro de nuestros pecados. Luego de haber pensado en cuáles son, es momento de arrepentirse de ellos. Este es uno de los pasos más importantes de todo, pues sin arrepentimiento no hay perdón.

Debes ser lo más sincero posible en esto. El acto de arrepentimiento que realices debe ser sincero y puro. Si no te sientes preparado para hacerlo, entonces todavía no es momento de que te confieses. En ese caso, pídele a Dios la fuerza necesaria para poder hacer el acto de contrición sinceramente en algún momento.

Dentro del catolicismo, la contrición es el acto más puro que te puede llevar a los brazos de Dios. Solo así se está bien con él. Engañándolo en el acto de contrición, sería caer muy bajo. Recuerda que esto es algo que debe interesarte solo a ti, no depende de nadie más.

como hacer una confesión católica

Confesión

Ahora que ya evaluaste tus pecados y decidiste de corazón arrepentirte de ellos, es momento de confesarte como tal. Esto lo puedes hacer en cualquier iglesia que tengas cerca. Usualmente, siempre hay un cura disponible para hacerlo, horas antes de que comience la misa. En algunas iglesias hay un horario específico para las confesiones.

Puedes estar tranquilo al momento de confesar tus pecados con el cura, pues él no hablará sobre ellos con nadie más. Su labor es interceder por ti ante Dios y darte el perdón que necesitas. Hay quienes toman la confesión como un momento de desahogo. Pues al final el padre podrá darte incluso algunos consejos.

El acto de la confesión en sí suele tener un protocolo de iniciación. Esto es algo que varía en algunos países. Hay quienes comienzan persignándose en voz alta. Mientras hay quienes comienzan con la frase “Ave María purísima”.

Esto es algo que también te enseñan durante tu primera comunión. Luego de que hagas la iniciación, dices desde hace cuánto no te confiesas y luego comienzas a confesarte.

Penitencia

Ahora bien, el paso final es cumplir con la penitencia que el cura debe darte. En la mayoría de los casos, según los pecados que hayas confesado, te mandará a rezar una cierta cantidad de oraciones. Las cuales puedes realizar en la misma iglesia, frente al altar. Al menos esta es la costumbre en la mayoría de los países.

Luego de confesarte y realizar tu penitencia debes tomarte en serio la idea de no volver a pecar. De manera que cumplas con los mandamientos de Dios y lleves una buena vida espiritual sin fallo alguno. Solo así tu relación con Dios estará en buen estad todo el tiempo.

Ahora que sabes cómo hacer una confesión católica, puedes hacerlo siempre que lo consideres necesario. Recuerda la importancia de que lo que pienses y sientas sea totalmente sincero. La confesión católica, aunque es sencilla de hacer, es de suma importancia para tu vida religiosa, así que no debes tomártelo a la ligera.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario