Como hacer una funda nórdica

Saber como hacer una funda nórdica es una tarea muy demandada por muchas personas, que buscan adquirir los conocimientos para poder hacerla y así hacer frente a las bajas temperaturas durante los meses más fríos del año.

Aunque en estos momentos puedas estar disfrutando de temperaturas agradables dependiendo del lugar en el que vivas, el frío acabará llegando y será el momento de tratar de pelear con las bajas temperaturas, en las que desearás contar con una funda nórdica encima de tu cama para poder dormir de una forma mucho más placentera.

Cómo hacer una funda nórdica paso a paso

Si quieres aprender como hacer una funda nórdica debes empezar por elegir una tela apropiada y que sea, lógicamente, acorde a tus gustos y preferencias, decantándote por un estampado que sea de tu gusto o que encajen a la perfección en el estilo de tu habitación, o si lo deseas, opta por cualquier tela que tenga un significado especial para ti.

En este sentido es preferible elegir unas telas que ofrezcan una gran suavidad al tacto, ya que esto hará que sea aún más reconfortante utilizarlas. Lograr una funda que nos permita estar bien calientes en invierno y además que sea suave y lisa, nos permitirá disfrutar de una mayor ergonomía.

Una vez que hayas elegido la tela que quieras utilizar debes proceder a medir el nórdico, teniendo en cuenta que cada uno de ellos puede tener diferentes medidas, por lo que es aconsejable medir cada uno y no utilizar la misma medida para todas las fundas, ya que en ese caso podrías caer en el error de que posteriormente no te quepa o sobre espacio.

Una vez que has escogido la tela que más te gusta y has tomado las medidas del nórdico, tan solo tienes que proceder a cortar la tela según esas medidas, pero teniendo en cuenta que es aconsejable cortar en torno a 8 cm más de las medidas del nórdico, ya que posteriormente habrá que realizar la costura y dejar espacio para poder introducir el relleno.

Para seguir aprendiendo a como hacer una funda nórdica debes saber que, una vez hecho el corte de la funda será el momento de coser el derecho con el derecho, lo que hará que quede un triángulo cosido en el que se introducirá el edredón, para posteriormente proceder a coserlo. La costura se puede llevar a cabo con hilo, si bien, en el caso de que así lo prefieras, puedes valorar otras opciones como colocar botones, cremalleras, velcro…, y recuerda hacer un dobladillo en las costuras en la abertura.

La gran ventaja de utilizar fundas nórdicas es el calor que nos pueden dar y ese tacto que nos ofrece grandes sensaciones, por lo que siempre es aconsejable optar por un buen nórdico que nos permita combatir de la forma más apropiada al invierno. Ten en cuenta que hacer una inversión en un buen nórdico es siempre una buena inversión.

Hay que tener en cuenta que pasamos muchas horas al día durmiendo, por lo que invertir en un buen nórdico sirve para poder descansar de forma cómoda y cálida. Esto contribuirá a lograr que consigamos un mejor descanso.

De esta manera tan sencilla ya sabes como hacer una funda nórdica, lo cual apenas tiene dificultad y, en cambio te ayudará a contar con una funda que se adapte a la perfección a tus gustos y necesidades, haciendo que encaje a la perfección con tu ropa de cama o con el estilo decorativo de tu habitación si así lo deseas.

Existen una gran cantidad de opciones en lo que se refiere a posibles estampados a elegir, siendo las posibilidades ilimitadas, ya que son numerosos los tejidos y estilos que se pueden encontrar, si bien, como ya hemos indicado, es importante elegir siempre un tejido que sea suave y de un tacto agradable, ya que aunque no es algo imprescindible, sí nos ayudará a poder disfrutar de una mayor ergonomía, comodidad y bienestar en nuestra cama.

Cómo actualizar una funda nórdica vieja

Si en lugar de buscar cómo hacer una funda nórdica, lo que quieres es actualizar una funda nórdica vieja, para lo cual necesitarás esa propia funda que ya no utilices. Haciendo uso de la parte trasera de la funda conseguiremos ahorrar la mitad de esa tela.

También necesitarás una tela para la parte superior de la funda, una tela que debe ser de una anchura del doble que cubra el largo de la gama. Asimismo, ten en cuenta la funda para los almohadones si quieres hacer cojines con esa misma tela para que vayan a juego.

Asimismo necesitas una máquina de coser, si bien no es imprescindible, pero sí nos permitirá ahorrar mucho tiempo a la hora de coser. También necesitarás tijeras, aguja, hilo….

Para actualizar una funda nórdica vieja debes empezar por recortar los bordes para proceder a la separación de las dos partes de la funda y posteriormente coloca las dos telas enfrentadas y recorta a la misma medida.

A continuación debes unir todo con afilares antes de coser para evitar que la tela se pueda mover al realizar el proceso de costura. Coge la máquina de coser y cose mediante técnica de pespunte y repasa los bordes con puntada en zigzag para evitar que se puedan deshilachar. Cuando ya lo hayas cosido, dale la vuelta a la tela.

Así pues, además de saber como hacer una funda nórdica, también sabes cómo poder reutilizar una vieja y ahorrar la mitad de la tela en la creación de otra funda nórdica, además de poder reutilizar el otro trozo sobrante para poder hacer otros cojines o bien otro tipo de trabajos de costura que te interesen y en los que puedas aprovechar esa tela para no tirarla sin darle un segundo uso.

Esperemos que de esta manera te animes a hacer tus propias fundas nórdicas y comiences a disfrutar de ellas en tu cama, o bien renovar alguna que ya tengas y a la que quieras dar un nuevo aspecto.

 

Valora este artículo

Deja un comentario