Como hacer una manta para bebé

Puede que estés esperando un bebé o que tengas un familiar o amiga que va a tener un nuevo miembro en su familia, lo que puede hacer que te interese saber como hacer una manta para bebé, lo cual te vamos a explicar con detalle a lo largo de este artículo para que puedas saber cómo hacerla y así que puedas tener un detalle con una futura madre o bien utilizarla con tu propio bebé.

De esta manera no hará falta que acudas a ningún lugar para comprar mantas para el bebé, ya que podrás hacerlo tú misma, lo que además de serte útil te ayudará a entretenerte.

Antes de comenzar con las explicaciones debes tener en consideración que es importante que los bebés estén debidamente abrigados con sus mantas, especialmente en los meses más fríos del año.

Pasos para hacer una manta para bebé

En primer lugar debes pensar en las medidas que necesitas para tu bebé, siendo un tamaño de 85 x 105 cm apropiado para un bebé pequeño, aunque puedes adaptar las medidas a tus necesidades.

Materiales

Antes de aprender a como hacer una manta para bebé debes hacerte con todos los materiales y elementos necesarios para poder hacerla:

En primer lugar hazte con cerca de 90 centímetros de tela de algodón ligera, a poder ser con algún tipo de estampado que te parezca apropiado. Además también hazte con unos 90 cm de tela para abrigar, como felpa, vellón o tela de lana si buscas una manta que ofrezca más calor al bebé o una tela de algodón si está pensada para la primavera, cuando las temperaturas son más agradables.

También necesitaras un hilo de color, alfileres, imperdibles de tamaño medio, un lápiz para marcar tela, una máquina de coser, una plancha, una base para cortar, una regla y un cúter circular.

Fabricación

Para empezar a aprender como hacer una manta para bebé debes cortar las telas a un tamaño de 87 x 107 cm, debiendo cerciorarte de que la tela esté bien encuadrada para que el dibujo no esté torcido. Asimismo, ten en cuenta que la tela estampada tiene que encontrarse situada por encima de la otra y que no sobresalga en ningún lugar. Al mismo tiempo las telas no deben presentar pliegues o arrugas.

Posteriormente debes colocar alfileres por todo alrededor, teniendo en cuenta que cuantos más pongas mejor, ya que al ser la tela de forro polar más elástica que el otro tipo de tela, se moverá menos en el momento de proceder a coserla. Si los colocas de forma perpendicular a la tela podrás llevar a cabo el cosido con la máquina sin tener que quitarlos.

Posteriormente hay que proceder a cortar la tela de forro al mismo tamaño que la anterior, para lo cual puedes utilizar un cuter circular y ayudarte de la regla para así conseguir un corte más recto.

Cuando ya se hayan cortado las telas hay que marcar cada una de las esquinas redondeadas, para lo cual podemos utilizar un pequeño plato, que se situará en el borde de la esquina y se marcará el arco que hará, lo que se debe hacer en todas las esquinas. De esta forma podrás tener las esquinas redondeadas en tu manta para bebé.

A la hora de coser debes dejar un espacio sin coser de unos 15 – 25 cm para así poder dar la vuelta a la manta, siendo recomendable que no se deje este hueco en una curva para que sea más sencillo el cerrarlo a posteriori.

Hecho todo lo anterior es el momento de empezar a coser y ya acabar de saber como hacer una manta para bebé. En el caso de que no tengas experiencia en el uso de la máquina de coser es recomendado pasar el hilván por todo el borde para sujetar las telas y así se pueden quitar los alfileres y coser de manera más segura. Para acabar bastará con quitar el hilván.

A la hora de proceder con la costura se debe hacer una puntada normal a una distancia de 1 cm del borde de la tela, empezando por una marca situada en el hueco que se ha hecho y procediendo a coser todo alrededor de la manta hasta alcanzar la otra marca. Si has colocado los alfileres en forma perpendicular al borde podrás coser sin problema por encima de ellos. Haciendo uso de la función de retroceso de la máquina de coser se debe rematar el inicio y el final de la costura.

En el siguiente paso se deben hacer unos cortes pequeños verticales en el borde de la curva de las esquinas para así evitar que la tela pueda tirar, pero con cuidado de no cortar las puntadas hechas por la costura.

Posteriormente se deben quitar los alfileres situados en la manta y los imperdibles que hayas podido colocar por toda la manta. Una vez hecho este paso, debes estirar bien la manta y planchar todo el borde para que las costuras que se han realizado tengan un resultado totalmente liso. Plancha después el resto de la manta que has hecho.

Debes doblar hacia adentro un centímetro los bordes del hueco que se ha dejado sin coser y plancharlo para que quede fijado y procede a colocar alfileres de nuevo por todo el borde de la manta, con una separación de aproximadamente 25 centímetros entre ellos y puedes volver a situar los imperdibles en la parte del centro de la tela. Este proceso se repite para evitar que la tela pueda moverse y el acabado sea mejor.

Una vez colocados de nuevo estos alfileres se debe hacer un pespunte todo alrededor de la manda, a unos 2-3 mm del borde, incluido el hueco que se dejó anteriormente sin coser y que ahora sí debe quedar cerrado. Este hilo es el único que se va a ver. Para rematar la costura tendrás que volver a hacer uso de la función de retroceso de la máquina tanto al comienzo como al final de la costura.

Así ya tendrás tu manta y sabrás como hacer una manta para bebé. A medida que practiques el resultado te quedará mejor.

 

Valora este artículo

Deja un comentario