Seleccionar página
0
(0)

Si deseas ser agricultor y comenzar a trabajar en la tierra, hay muchas cosas que debes aprender. Pues en este tipo de labor se utilizan una serie de mecanismos para el crecimiento y reproducción de plantas. El injerto es uno de ellos, y hoy te estaremos explicando de manera específica como injertar un aguacate.

Si tampoco conoces qué es el proceso de injerto, no te preocupes, te lo estaremos explicando. Debido a la importancia de este proceso, es fundamental que conozcas bien todo lo referente al mismo. Y es precisamente eso lo que te estaremos explicando en este artículo.

También te puede interesar: Cómo diseñar un jardín

¿Qué es el proceso de injerto?

Antes de hablar acerca de cómo injertar un aguacate, te hablaremos del proceso de injerto en sí. Debes saber todo lo que implica éste antes de explicarte como llevarlo a cabo.

Injertar una planta es una técnica utilizada dentro del mundo de la agricultura para propagar el crecimiento de ciertas plantas. El mismo se basa en unir una parte de una planta a otra. En este caso, una de las partes ya debe estar asentada y la otra debe ser un fragmento menor. Es precisamente a este último al que se le conoce como injerto.

Realizar esto permite que tu planta obtenga beneficios increíbles. Uno de los más destacables de todos es una mayor cosecha de sus frutos. Al injertar una planta, la misma dará una mayor cantidad de frutos. Pero no solo eso, sino que los dará en un tiempo mucho menor al anterior.

Del mismo modo, cuando tienes una planta injertada, te estarás asegurando de que la misma sea mucho más resistente. En especial si vives en una zona en la que los cambios climáticos son muy variados.

¿Cuándo se debe injertar una planta de aguacate?

Ahora bien, otro factor importante a la hora de injertar una planta de aguacate es la fecha en la que se debe hacerlo. Las fechas son de suma importancia dentro de la agricultura. Cada tipo de planta tiene un tiempo determinado para crecer, reproducirse y morir o, en algunos casos, detener su producción.

Por ese motivo, existen ciertos períodos de tiempo en los cuales se recomienda realizar este tipo de injerto. En primer lugar, puedes hacerlo en los primeros días del mes de julio. Al hacerlo en ese momento, lograrás que la planta siga creciendo hasta que, ente agosto y septiembre, dé sus frutos.

Por otro lado, también podrás aprovechar el tiempo de detenimiento de la planta de aguacate. Para esto tendrías que hacerlo precisamente entre agosto y septiembre, después de haber sacado la respectiva cosecha. Con este método harás que la planta vaya creciendo y tendrás que esperar hasta la próxima primavera para obtener los aguacates.

Ten en cuenta que la temperatura del ambiente también es de suma importancia cuando se trata de realizar este tipo de proceso. Se recomienda que se encuentre entre los 60 y los 90 grados Fahrenheit. Así que asegúrate de revisar la temperatura antes de proceder a realizar el injerto.

¿Cómo injertar un aguacate?

Ahora que ya sabes más acerca del proceso de injerto y el momento idóneo para llevarlo a cabo, es hora de entrar en materia. A continuación te estaremos explicando paso por paso todo lo que debes hacer para injertar un aguacate.

Corte en la raíz

El primer paso que debemos hacer es realizar el corte en lo que será nuestro injerto de aguacate. Es decir, en la parte pequeña que injertaremos en un tronco ya crecido. Este fragmento pequeño, que es el injerto, debe tener un corte en la parte del tronco cercana a la raíz.

El corte debe tener forma de T, de manera que, más adelante puedas ajustarlo bien al otro fragmento de planta. Te recomendamos que utilices un cuchillo bien afilado para obtener un corte totalmente pulcro.

Corte en el árbol

Ahora bien, en lo que es el tronco del árbol dónde vas a colocar el injerto, también debes realizar un corte. En este caso, se trata de un simple corte en dirección vertical. El mismo debe medir aproximadamente unos 2,5 cm. Aunque esto también dependerá del largo que tenga la T que hiciste en el injerto.

En cuanto al diámetro horizontal que debe tener este corte, también debes de tener mucho cuidado. Ya que, el mismo, debe tener un aproximado de 1/3 de diámetro del tronco del árbol.

Unir ambos

Luego de haber realizado los respecticos cortes, es momento del paso más importante de todos. Se trata de unir ambas partes. Para esto, en primer lugar, debes pelar bien las capas del árbol en el que vas a colocar el injerto. De manera que, al unirlos ambos, queden ajustados uno con el otro a la perfección.

Así pues, ahora todo es cuestión de que tomes el injerto y lo coloques de manera que calce a la perfección con el tronco del árbol. Si notas que no calzan muy bien, corta lo que creas necesario para que así sea. La idea es que se unan tal cual como dos piezas de Tetris.

Cubrir la unión

Para que se mantenga firme dicha unión debes valerte de la ayuda de un poco de cinta para injertos. Se trata de una cinta plástica especial para estas técnicas debido a su gran resistencia. Debes cubrir la zona en la que se realizó la unión entre ambas partes con suficiente cinta de este tipo.

Luego de unas 7 semanas, será momento de retirar la cinta. Ya para ese tiempo el injerto habrá crecido y se habrá desarrollado de forma correcta en el tronco. De manera que, aunque se siga viendo la unión, verás que ahora es un solo tronco. Lo más probable es que entre dicha unión hayan crecido algunas raíces del injerto, debes cortar las mismas con sumo cuidado.

Con esto ya habrás completado totalmente el proceso de injerto. Así que solamente debes seguir cuidando tu planta de aguacate con los cuidados básicos. De manera que siga creciendo sana y te dé muchos aguacates.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?