Como instalar sensores de aparcamiento

Desde hace unos años los sensores de aparcamiento, principalmente los traseros, ya se incluyen en muchos modelos de coche de serie, aunque hay muchas personas que por ahorrar costes en su momento prescindieron de ellos y luego se arrepienten.

Afortunadamente para ellos nunca es tarde para la colocación de un asistente de aparcamiento tan útil como los sensores de aparcamiento.

Aunque en un principio pueda parecer que es algo costoso, la realidad es que puedes encontrar sistemas de parking por muy bajo precio y si lo montas tú mismo podrás contar con sensores que te ayudarán a cuidar tu coche y a reducir las posibilidades de que puedas rozarlo contra cualquier pared o contra otro coche.

Nunca es tarde para montar un sensor de aparcamiento en tu coche, ya sea porque al comprarlo decidiste prescindir de este sistema de ayuda al parking o porque compraste un coche de segunda mano que no lo incluía o porque simplemente tu modelo de coche es anterior a la época en la que ya comenzaron a montarse en los vehículos.

Si quieres saber como instalar sensores de aparcamiento en este artículo te explicaremos cómo puedes hacerlo, teniendo en cuenta que aunque lo que en fábrica cuesta cientos de euros, en portales como eBay o similares, puedes encontrar sensores por como más de 10 euros. Por este precio merece la pena, y mucho, instalar sensores de aparcamiento en tu coche y facilitarte la vida a la hora de aparcar.

Como instalar sensores de aparcamiento paso a paso

Si quieres saber como instalar sensores de aparcamiento sigue estos pasos:

  1. En primer lugar, como no puede ser de otra forma, debes elegir el sensor de parking que quieres instalar. Puedes encontrar una oferta muy amplia de sensores. La elección de uno u otro dependerá de tus propios gustos y preferencias, dependiendo de diferentes factores. Te puedes encontrar con sensores que avisan de los obstáculos que se encuentran cerca a través de sonidos y una pantalla con luces LED; otros que cuentan con sensores tanto para los paragolpes delanteros como para los traseros; y otros para el trasero; además de existir modelos de diferentes colores para que puedas elegir aquellos que menos se noten de acuerdo al color de la carrocería de tu vehículo.
  2. Una vez recibas en tu domicilio tú nuevo sensor de aparcamiento asegúrate en primer lugar que cuentas con todas las piezas que según indica el manual de instrucciones que incluirá necesitas para poder llevar a cabo al montaje. Es importante que hagas esto antes de empezar con el trabajo para evitar comenzar con el mismo y luego darte cuenta que te falta una pieza clave para hacer el mismo y tengas que detener tu trabajo, con la frustración y pérdida de tiempo que ello supone. Asimismo, una vez comprobado que están todas las piezas necesarias, prepara toda la herramienta que puedas necesitar para el montaje, siendo lo habitual que necesites de un taladro y un multímetro, además de un metro, un cúter, unos alicantes, un destornillador, cinta aislantes y las herramientas que puedas necesitar para desmontar tanto el paragolpes como los pilotos del coche y los revestimientos del maletero.
  3. Con el equipo de sensores y las herramientas preparadas para comenzar el trabajo, ya procedemos a indicar como instalar sensores de aparcamiento, debiendo empezar por el desmontaje de los pilotos traseros. En muchos modelos, para retirar el paragolpes, se necesita quitar primero los pilotos traseros, a los cuales se accede a través del maletero, debiendo buscar dos tapas negras que están sujetas por tornillos. En el caso de que necesites hacer palanca, ayúdate utilizando un destornillado plano pero envuélvelo en un paño para evitar así dañar la carrocería.
  4. Una vez ya has quitado los pilotos necesitas hacer uso del multímetro para encontrar en el piloto la masa y la señal, de la cual se cogerá la corriente que se utilizará para la centralita del asistente de aparcamiento. Debes tener el contacto encendido y la marcha atrás engranada mientras haces esta operación. Una vez encontrada la señal y la masa de marcha atrás, pela los cables y empalma en ellos los de la centralita.
  5. En este paso debes marcar los puntos para la cámara (si la tiene) y los sensores, siendo la primera ubicada en el centro y los sensores en los laterales. Debes tener en cuenta que no debes situarlos ni muy altos ni muy bajos, siendo lo ideal que se encuentren a una altura de 45-65 centímetros con respecto al suelo.
  6. Una vez que has marcado donde irán colocados los sensores en el paragolpes procede a retirar el mismo, para lo cual tendrás que retirar quitando unos tornillos que en función de la marca y el modelo se colocarán en diferentes puntos. Posteriormente, haciendo uso de un taladro y una broca especial (habitualmente incluida en el kit de sensor de parking adquirido) se realizan los agujeros en los puntos que se han marcado en el paso anterior, debiendo hacer el proceso con cuidado para evitar así dañar el paragolpes. Una vez hecho el agujero utiliza una lima para repasar la zona y que el acabado sea mejor
  7. Con los agujeros ya preparados para la colocación de los sensores, tan solo debes colocar estos sensores y la cámara, además de sujetar los cables. Los sensores y la cámara deben ir en los agujeros que has hecho, para lo cual bastará con hacer fuerza para que entren a presión. Ten en cuenta que todos ellos cuentan con una marca en su parte posterior (“Up” en el caso de los sensores y una flecha en la cámara) que indica cómo deben colocarse. Posteriormente debes colocar los sensores y la cámara a los cables que irán a conectarse a la centralita. A continuación sujeta todo el cableado a la parte trasera del paragolpes, haciendo uso de bridas para evitar que vaya sonando al golpear contra el parachoques o la carrocería mientras circulas.
  8. Cuando ya tengas sujetos los cables del paragolpes debes pasar el cableado al interior del maletero, para ello tendrás que encontrar un orificio que tenga una tapa de goma que comunica el parachoques y el espacio interior de carga. Una vez localizado agujerea el tapón e introduce a través de él todo el cable, siendo recomendable que coloques cinta aislante alrededor para mantener la mayor hermeticidad posible. Cuando hayas pasado el cable por él y lo tengas listo ya podrás colocar el paragolpes.
  9. Llegado a este punto se debe desmontar el panel lateral del maletero para colocar en él tanto la centralita del sensor de aparcamiento como el avisador acústico. En primer lugar debes retirar el revestimiento de la boca de carga, quitar el tornillo del panel lateral y tirar hacia afuera para que las grapas se suelten.
  10. Lleva el cable del monitor hacia delante y conecta la pantalla a la caja de fusibles. Después de enchufar todos los cables del asistente de aparcamiento, pasa el cable de la pantalla hacia la parte delantera para proceder a su instalación en el salpicadero y utiliza bridas para sujetarlo. Luego retirar el asiento trasero y lleva el cable por debajo del panel lateral, quitando el revestimiento del estribo de la puerta delantera para conducir el cable hasta la caja de fusibles. Cuando ya hayas llevado el cable hasta el salpicadero retirar la tapa de la caja de fusibles y, a continuación, con ayuda de un multímetro localiza una corriente continua y una masa para conectar los cables que se encargarán de alimentar la pantalla.
  11. Por último coloca la pantalla en un lugar del salpicadero que te resulte cómodo. Ten en cuenta que deberás pasar el cableado desde la caja de fusibles hasta la zona en la que quieras colocar el monitor, que habitualmente se sitúa en la zona del cenicero.
  12. Para finalizar tan solo tendrás que volver a colocar todos los elementos que has ido quitando a lo largo de todo el proceso de instalación de sensores de aparcamiento, como los paragolpes, pilotos… pero antes de hacerlo comprueba que el sensor de aparcamiento funciona de la forma adecuada y que no has cometido ningún error. En el caso de que no funcione haz una comprobación punto por punto para poder verificar que todas las conexiones se han realizado de la manera adecuada. Si funciona bien, procede a colocar todos los elementos que quitaste anteriormente y comienza a disfrutar de tu nuevo sensor de aparcamiento.

Como puedes ver, saber como instalar sensores de aparcamiento es una tarea que puede realizar cualquier persona en su hogar siguiendo estas sencillas instrucciones, aunque para ello tendrás que tener el espacio necesario para trabajar con comodidad e invertir algo de nuestro tiempo en hacer este trabajo manual para poder mejorar nuestro coche y así poder contar con un valioso “extra” en nuestro vehículo por muy bajo coste, un extra con una gran utilidad a la hora de aparcar, algo muy importante en algunos modelos por la escasa visibilidad que hay de la parte trasera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *