Seleccionar página
0
(0)

Hoy en día, dado el ritmo frenético de la vida actual por parte de muchas personas, entre trabajo y diferentes actividades, además de por la comodidad que supone, son muchos quienes se deciden a colocar un lavavajillas en su cocina y así dejar de tener que fregar los platos y demás cubertería y utensilios de cocina a mano.

Seguro que más de uno se ha preguntado cómo instalar un lavavajillas en su cocina sin la ayuda de los técnicos especializados. En primer lugar debes saber que no se trata de un proceso con una complejidad excesiva pero sí es recomendable seguir punto por punto todos los pasos que vienen incluidos en el manual de montaje que vienen incluidos con el electrodoméstico, teniendo en cuenta que, aunque la mayor parte de los lavavajillas se instalan de una manera similar, las instrucciones pueden variar en función del modelo elegido y del tipo de instalación que se desee realizar, si es libre o integrable en la cocina.

instalar un lavavajillas

Con tan solo tener una cierta habilidad y unos conocimientos básicos de fontanería se puede instalar el lavavajillas que has comprado. Eso sí, antes de la compra cerciórate de que el modelo que quieres encaja en el hueco que has elegido o vas a habilitar para su colocación, para lo cual debes tener en cuenta el ancho, el alto y la profundidad. Los anchos más habituales para este tipo de electrodomésticos con 45 y 60 cm. Además una vez tengas el lavavajillas en el hueco asegúrate que tanto los cables como los tubos se encuentran en una posición apropiada y que están libres y sin doblar.

Antes de comenzar a explicar de forma detallada cómo instalar un lavavajillas en tu cocina, queremos hacer énfasis en la necesidad de que el suelo donde va a colocarse está nivelado.

Como instalar un lavavajillas paso a paso

Ahora te indicamos cómo instalar un lavavajillas paso a paso:

  1. Como ya te hemos indicado anteriormente en este artículo, confirma que el ancho de tu nuevo lavavajillas encaja bien en la cocina. El ancho, como también ya hemos mencionado suele ser de 45 o 60 cm, mientras que la altura suele ser de 85 cm, une medida estándar para muebles de cocina y encimeras.
  2. Una vez que ya tienes en tu hogar el lavavajillas ajusta las patas a la altura que sea necesario para saber en qué lugar irá tanto el desagüe como el resto de conductos necesarios para su colocación.
  3. Para conectar el lavavajillas a la pared puedes utilizar la conexión de agua de la lavadora si también la tienes en la cocina utilizando una tubería de PVC en forma de T.
  4. En el momento de enganchar el desagüe puede hacerse de forma individual o de la misma manera, conectándolo al tubo de desagüe de la lavadora haciendo uso de una pieza con doble entrada.
  5. Ten en cuenta que el lavavajillas tiene que ir enchufado a la corriente eléctrica, por lo que tendrás que tener un enchufe habilitado para poder realizar la conexión y que el lavaplatos funcione.
  6. Otro punto importante en el caso del lavavajillas es la entrada de agua caliente. Puedes conectar el lavavajillas a la lavadora como te hemos indicado o bien, si dispones de una segunda llave de agua, puedes también conectarlo a ella. Si te decides a utilizar esta segunda opción, es aconsejable que apliques teflón en la entrada para evitar que el agua se pueda filtrar. Posteriormente tan solo tendrás que unir haciendo uso de una llave inglesa los tubos que vienen con el lavavajillas.
  7. El último paso es ajustar el lavavajillas en el hueco que has habilitado para su colocación.

Cómo has podido comprobar en este artículo, saber cómo instalar un lavavajillas no es nada complejo, aunque de todas formas es recomendable en todos los casos consultar el libro de instrucciones del fabricante para conocer todos los detalles de instalación de ese modelo en concreto por si tuviese alguna particularidad que exige de una acción diferente.

En todo caso, una vez finalizada la instalación de tu nuevo lavavajillas, comprueba que esté bien nivelado y procede a ponerlo en marcha, teniendo en cuenta que la primera vez que lo vayas a utilizar será necesario hacer lo que se denomina un lavado de inicio con las bandejas totalmente vacías para comprobar que funciona correctamente. Recuerdo siempre seguir las instrucciones de la marca y, además te dejamos con tres consejos para instalar un lavavajillas:

  • Es importante ajustar las patas hasta que esté en una posición horizontal para así evitar fugas.
  • Las conexiones necesarias son con el desagüe, con una toma de agua caliente y con un enchufe.
  • El lavavajillas debe estar situado en un lugar donde la temperatura ambiente se encuentre entre los 5 y 45 grados centígrados.

Cómo elegir lavavajillas

Una vez que te hemos explicado cómo instalar un lavavajillas en tu hogar, te vamos a dar una serie de consejos para que sepas cómo elegir el mejor lavavajillas para tu hogar.

Debes tener en cuenta que un hogar medio en España consume en torno a 4.000 kWh anualmente, siendo los electrodomésticos los principales responsables del gasto energético en una vivienda. Para poder ahorrar energía, y por tanto dinero procedente de las facturas, es recomendable buscar electrodomésticos que sean eficientes y, además, utilizarlos con responsabilidad.

Para elegir un nuevo lavavajillas para tu hogar es recomendable seguir estos pasos:

  • En primer lugar se debe elegir el tamaño del lavavajillas, un criterio importante para el cual se debe tener en cuenta el hueco que haya disponible para colocarlo y también el número de personas que compongan la unidad familiar, ya que cuanto mayor sea, se necesitará un lavavajillas de mayor capacidad. Existen lavavajillas con diferentes cargas y anchos:
    • Lavavajillas de 45 cm: Con capacidad para 9 servicios es recomendado para unidades familiares de hasta 3 personas.
    • Lavavajillas de 60 cm: Con capacidad para 12 servicios se recomienda para familias numerosas o que vayan a hacer un gran uso del lavavajillas.
    • Lavavajillas compactos: Con capacidad para 4 servicios se colocan sobre la encimera y están pensados para ser utilizados de manera ocasional.
  • Elige el grado de eficiencia de tu nuevo electrodoméstico. Es importante que sea eficiente para así ahorrar energía y litros de agua, lo que supondrá un ahorro en las facturas y, al mismo tiempo, colaborarás con la conservación del medio ambiente. La eficiencia energética se mide en una escala que va desde A (la de mayor eficiencia) hasta D (la menos eficiente), existiendo diferentes grados dentro de la categoría A, siendo A+++ la más eficiente del mercado.En cada electrodoméstico viene una etiqueta que indica la marca del fabricante, la letra de eficiencia energética, el consumo de energía consumida anualmente, el consumo de agua anual para una media de 280 lavados, la letra de eficiencia de secado, la capacidad que tiene el lavavajillas y el nivel de ruido en decibelios del electrodoméstico en funcionamiento.
  • Una vez se han tenido en cuenta los dos puntos anteriores, se debe elegir la estética del lavavajillas, pudiendo encontrar en el mercado diferentes alternativas:
    • Lavavajillas independientes: Este tipo de lavaplatos se instalan según se compran en la tienda, siempre que haya una toma de agua para colocarlos en un hueco.
    • Lavavajillas panelables: Su frente permite colocar paneles similares a las puertas de los muebles de la cocina para así disimularlo estéticamente en la cocina.
    • Lavavajillas integrados: Están pensados para ser colocados dentro de un armario, y al igual que los panelables se busca disimular su presencia a simple vista dentro de la cocina.

Para finalizar, ten en cuenta estos consejos a la hora de utilizar el lavavajillas:

  • Espera a tenerlo lleno para ponerlo en funcionamiento, teniendo en cuenta que dos lavados a media carga consumen mucho más energía que uno completo.
  • Haz uso de los programas de ahorro energético que incluya el lavavajillas, los cuales, aunque tardan más tiempo en completarse, lavan a una temperatura más baja, lo que supone un ahorro de energía.
  • Retirar en seco los restos de comida que queden en los platos que vas a lavar. No utilices agua ya que si no estarás gastando más litros de agua.
  • El lavavajillas necesita de un mantenimiento mínimo que consiste en la limpieza del filtro y el dosificador de detergente de forma periódica, siendo recomendable hacerlo al menos una vez a la semana, además de limpiar las aspas de forma anual.

Como has podido comprobar los lavavajillas son fáciles de instalar pero antes de decidirse por uno u otro se deben tener en cuenta sus características y una serie de consideraciones que son básicos para acertar en la compra del modelo más apropiado y acorde con nuestras preferencias, necesidades y también presupuesto.

Teniendo en cuenta que los modelos que cuentan con una certificación energética más eficiente son, por norma general, más costosos que aquellos que cuentan con una certificación de menor eficiencia, aunque esa inversión inicial acostumbra a suponer un mayor ahorro a largo plazo por su menor consumo.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?