Como instalar una fuente en Mac

Los ordenadores traen por defecto diferentes fuentes y tipografías instaladas en el sistema y que se pueden utilizar en los diferentes programas que se utilicen en el mismo y que pueden ser desde procesadores de textos hasta software destinado a la edición de fotografías o vídeo. Sin embargo, en muchas ocasiones estas fuentes y tipografías no nos convencen y nos vemos en la necesidad de buscar otras que encajen en el diseño que estamos pensando o realizando.

En estos casos es probable que acabes recurriendo a internet para buscar nuevas fuentes, teniendo en cuenta que existen cientos de páginas dedicadas a mostrar fuentes que puedas descargar a tu ordenador para posteriormente instalarlas y poder disfrutar de ellas, pero ¿cómo instalar una fuente en Mac?

El sistema operativo de Apple no funciona de la misma manera que Windows, pero aun así, aprender a como instalar una fuente en Mac es muy sencillo y en apenas unos minutos sabrás hacerlo. Para ello debes seguir los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, como es lógico, necesitas una fuente para descargar e instalar. Para ello puedes hacer una búsqueda rápida por internet y encontrar portales como Dafont que ofrecen fuentes en alta resolución y de calidad listas para ser descargadas. Navega para encontrar aquella o aquellas que más te gusten y descárgatelas a tu ordenador.
  2. Una vez que hayas escogido una fuente y hayas procedido a su descarga, tendrás que descomprimir el archivo, ya que lo habitual es que estas fuentes se descarguen en archivos comprimidos. Para ello podrás usar cualquier programa para Mac que te sirva para descomprimir archivos zip, como es el caso de The Unarchiver, que es gratuito y que se puede descargar directamente desde http://unarchiver.c3.cx
  3. Cuando ya hayas descomprimido la fuente, debes hacer doble clic sobre la carpeta que se ha creado con el nombre de la fuente y en su interior podrás ver uno o más archivos con la extensión .ttf (las letras en negrita, por ejemplo, son un archivo .ttf aparte).
  4. En el caso de que dispongan de una versión de Mac OS X 10.3 o superior tan solo tendrás que hacer doble clic sobre el archivo .ttf para instalar la fuente. Se abrirá una ventana después de hacer doble clic y deberás hacer clic sobre “Instalar tipo de letra”. De esta forma tan sencilla ya tendrás instalada una nueva fuente para utilizar en tu ordenador Mac.
  5. Si cuentas con una versión anterior a la indicada de Mac o no estás seguro de cuál es tu versión puedes hacer la instalación de manera manual, copiando el archivo o archivos .ttf en la dirección Librería -> Fonts.
  6. Puedes abrir un programa como TextEdit para comprobar que se ha instalado la fuente de la forma correcta. Si está instalada correctamente podrás encontrar la fuente en todos los programas que utilices en tu ordenador y que permitan el trabajo con diferentes fuentes como es el caso de los procesadores de texto, edición de vídeo, edición de imágenes, hojas de cálculo, presentaciones, etcétera.

Cómo has podido ver, saber como instalar una fuente en Mac es un proceso muy sencillo, aún más que hacerlo en Windows, ya que bastarán unos pocos clics para poder tener tantas fuentes como queramos, teniendo en cuenta que en caso de Mac se permite una buena gestión de las fuentes, teniendo activadas solo aquellas que nos interesen.

Como desinstalar una fuente en Mac

Si en lugar de instalar una fuente en Mac lo que buscas es la manera de eliminar o desactivar tipos de letra en el catálogo tipográfico de tu Mac, debes tener en cuenta que los tipos de letra que elimines no se encontrarán disponibles ni en el Catálogo Tipográfico ni en la ventana “Tpos de Letra”. Si no quieres quitar un tipo de letra de tu Mac puedes desactivarlo, lo que hace que no te aparezcan en tus aplicaciones ni en la ventana de “Tipos de letra”, pero que estén disponibles por si en el futuro deseas activarlos de nuevo, siendo esta una gran opción que ofrece Apple y que así puede hacer que a la hora de trabajar con diferentes fuentes los diseñadores puedan dejar desactivadas aquellas que no van a utilizar y mejorar la organización de su espacio de trabajo dentro de las aplicaciones, teniendo solo activadas aquellas que sí van a utilizar para un trabajo o diseño. No obstante, se debe tener en cuenta que no se pueden eliminar ni desactivar los tipos de letra del sistema por motivos obvios.

Eliminar tipos de letra

Los tipos de letra que elimines se moverán a la papelera y no se encontrarán disponibles en el Catálogo Tipográfico ni en la ventana “Tipos de Letra”.

Para eliminarlo vete a la aplicación Catálogo Tipográfico del Mac y selecciona uno o más tipos de letra a eliminar. Pulsa la tecla suprimir y seguidamente en Eliminar.

Como puedes ver eliminar un tipo de letra en el sistema operativo de Apple resulta muy rápido y sencillo de realizar. En solo unos segundos podrás eliminar esa tipografía que no te acaba de convencer o que no necesitar utilizar más, y hacer asi que no ocupe un espacio innecesario en tu ordenador.

Desactivar tipos de letra

  1. Entra en la aplicación Catálogo Tipográfico de tu Mac y selecciona uno o más tipos de letra o bien familias de tipos enteras. Para desactivar una colección entera, selecciónala.
  2. Para desactivarla:
    • Para desactivar un tipo de letra o una familia de tipos de letra debes pulsar sobre el botón Desactivar encima de la lista de tipos de letra y a continuación hacer clic en Desactivar. En el caso de que selecciones un tipo de letra del sistema el botón Desactivar y el comando Desactivar en el menú Edición estarán atenuados para indicarte que no es posible su desactivación.
    • Si lo que quieres es desactivar una colección, acude a Edición -> Desactivar. Los tipos de letra desactivados los verás atenuados y contarán con la etiqueta “Desact”. Si quieres hacer el proceso inverso y volver a activarlas tan solo tienes que seleccionar la colección y a continuación seleccionar Edición -> Activar

De esta forma rápida y sencilla puedes tener desactivados aquellos tipos de letra que no utilices con frecuencia y que puedas necesitar tan solo para ocasiones puntuales.

La importancia te la tipografía

Una vez que ya te hemos explicado como instalar una fuente en Mac, y también como desinstalarla, te vamos a hablar de la importancia te la tipografía, que en la actualidad ya es considerada un elemento tan importante como las imágenes mismas, ya que utilizar una u otra puede dar a un mensaje un contexto y personalidad diferente, independientemente de cual sea el medio. En un mundo en el que la primera impresión es fundamental en todos los ámbitos, la utilización de una buena tipografía en los diseños realizados puede marcar la diferencia.

Los profesionales del diseño gráfico ya no solo se concentran en las texturas, colores composición y otros elementos decorativos, sino que también emplean mucho tiempo en la decisión del tipo de letra que van a emplear, ya que se entiende que sin un tipo de letra apropiado su propuesta queda incompleta. Un gran ejemplo se puede encontrar en los logotipos comerciales de una gran cantidad de marcas como Facebook o Sony, cuyos logos están principalmente formados por un texto con una tipografía creada para ser identificable, universal, clara y que además sea relacionada rápidamente con la marca por parte de todos aquellos que la visualizan.

En los ordenadores se incluyen por norma general las tipografías más habituales y utilizadas, siendo la mayoría de ellas de un aspecto forma y más elegante salvo algunas excepciones, por lo que si se buscan propuestas más atrevidas para colocarlas en algún diseño, lo recomendable es buscar por la red entre un sinfín de posibilidades para encontrar aquella que mejor se adapte tanto a tus gustos como preferencias y que, en el caso de campañas publicitarias, mejor encaje con el mensaje que se busca transmitir a través de la misma.

La tipografía como elemento de diseño cuenta con una dualidad a nivel funcional de gran importancia, ya que por sí misma se trata de un medio de comunicación alfabético pero al mismo tiempo también se considera un elemento de comunicación gráfico. Por ello, para trabajar de forma correcta con ella es necesario conocer los diferentes tipos de letras y tener conocimiento de sus características y de su uso correcto.

En cuanto a la utilidad, es clara, en el diseño gráfico la tipografía debe ser capaz de transmitir un mensaje claro y directo y combinar adecuadamente con la imagen, habiendo una concordancia imagen-texto que sea capaz de llamar la atención del usuario y que haga que para este el diseño no sea indiferente y lo recuerde, creando y potenciando así la imagen de marca. Cada logo con su tipografía es capaz de definir la personalidad de una empresa, siendo este el objetivo que debe tener todo diseñador encargado de crear el logotipo de una marca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *