Seleccionar página
5
(1)

Uno de los más antiguos y que se sigue jugando hoy en día, es el juego de la Oca. De seguro alguna vez has escuchado hablar de él o lo has jugado. No obstante, hay personas que todavía no conocen mucho al respecto. Si formas parte del último grupo de personas, sigue leyendo este artículo. Hoy te estaremos enseñando cómo jugar a la Oca.

Los juegos de mesa son uno de los tipos de juegos más clásicos de todos los tiempos. De ellos se han creado juegos muy variados que se han jugado desde hace siglos atrás. Pues éste era uno de los métodos más utilizados para el entretenimiento en aquel entonces. De allí que la mayoría de los juegos de mesa tengan tantos años de creados.

También te puede interesar: Cómo disecar una estrella de mar

Origen del juego

Debido a lo antiguo que es este juego de mesa existen diversas teorías acerca de su origen. Pero ninguna está al cien por ciento confirmada, debido precisamente a su antigüedad. No obstante, de todas las versiones que existen, cualquiera de ellas podría ser cierta.

Hay una que realmente se va muy atrás en el tiempo y dice que el juego se creó en la antigua Grecia. Lo cual quiere decir que se creó en el año 2000 a.C. Otros afirman que se creó en la Florencia de Los Médici, por allá en los 1500. Mientras que otros atribuyen su creación a los templarios que existieron en el siglo XII.

Sea cual sea la versión real, lo cierto es que también existen otros datos acerca de este legendario juego. Por ejemplo, hay un ejemplar de la Oca que se conoce como el más antiguo que se ha visto. Data del año 1640 y está tallado en una madera que se dice que viene de Venecia.

A pesar de que esa es la muestra física más antigua con la que se cuenta en la actualidad, la historia nos da otros datos. Hay quienes afirman que la primera versión original se la regaló Francisco I de Médici a Felipe II. Un regalo que iría desde Florencia, hasta España, se estima que en 1574. Esto afirmaría la versión que les otorga a los Médici su creación.

No obstante, pese a todas las historias acerca de su origen, lo cierto es que su comercialización comenzó mucho después. No fue sino hasta el año 1880 que comenzaron a salir juegos de mesa de la Oca a la venta. Estas versiones estaban totalmente adaptadas a la época y todavía existe algunas en la actualidad.

Fundamentación básica de la Oca

Para saber cómo jugar a la Oca, se debe conocer el fundamento básico de este juego. Lo primero que se debe saber es que se trata de un tablero que cuenta con 63 casillas ubicadas en forma de espiral. Por todas ellas irá avanzando o retrocediendo el jugador.

El avance o retroceso del mismo dependerá de la figura que tenga la casilla en la que haya caído. Además de eso, también hay algunas casillas que representan un castigo por el que debe pasar el jugador.

Para saber cuánto se debe avanzar en este juego, se emplean dados. En algunas versiones se utilizan dos, mientras que en otros solamente uno, esto ha variado mucho en el tiempo. Lo cierto es que, según el número que salga en el dado, serán las casillas que se deben avanzar.

El juego se termina o se gana cuando alguno de los jugadores llega a la última casilla, la número 63. En la cual se encuentra el jardín de la oca, de allí viene el nombre del juego.

Reglamento para saber cómo jugar a la Oca

Las reglas del juego de la Oca se basan, principalmente, en las figuras de las casillas del tablero. Como bien hemos explicado ya, éstas son las que determinan el avance o retroceso. De ese modo, te explicaremos lo que debes hacer según la casilla en la que caigas.

Casillas con ocas

A través del tablero te encontrarás con varias casillas de ocas. Al caer en una de ellas, estás de suerte. Pues esto implica que puedes avanzar hasta la próxima casilla con figura de oca y, una vez allí, volver a lanzar el dado.

como jugar a la Oca

Casillas de pozos

También hay algunas casillas que tienen el dibujo de un pozo. Cuando caes en un pozo, perderás tantos turnos como tengas que perder. Ya que no podrás avanzar hasta que otro jugador caiga en un pozo también.

Casillas de cárcel

Como bien podrás imaginar, esta es una casilla de castigo. Al caer en la casilla de la cárcel, te verás obligado a no moverte de allí en los próximos dos turnos que te toquen.

Casilla de posada

Cuando estás en una posada, es porque debes quedarte en ella al menos una noche. El juego se toma este referente muy literal. Por ello, cuando caes en la casilla de la posada, perderás tu próximo turno.

Casilla de laberinto

La casilla número 42 tiene una figura de laberinto. Si llegas a caer en la misma, te verás en la obligación de regresar a la casilla número 30. Es decir, retrocederías 12 casillas en total.

Casillas con figuras de dados

Los dados son figuras en el tablero que se toman de diversas formas. Hay quienes caen en ellas y avanzan hasta la siguiente casilla. Aunque hay quienes dicen que allí se debe volver a lanzar el dado. Esto dependerá la versión que juegues.

Casillas de puentes

Existen dos casillas con figuras de puentes en el tablero. Si llegas al primer puente, podrás avanzar hasta el segundo. No obstante, si caes en el segundo, tendrás que devolverte obligatoriamente en el primer puente.

Casilla de calavera

Esta es, quizás, una de las peores casillas del juego. Fíjate que se encuentra muy cerca de la meta, en la casilla número 58. Pero, tristemente, si caes en ella, debes devolverte hasta la primera casilla del tablero. Sin duda es lo peor que te puede pasar.

Ahora que conoces lo que debes hacer según la casilla en la que caigas, ya sabes cómo jugar a la Oca. Realmente es un juego muy sencillo, pero que te traerá horas de diversión.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?