La aplicación de seguimiento del período Flo lanza el modo anónimo y otra información de salud digital


La aplicación de seguimiento del período Flo ha lanzado su modo anónimo previamente anunciado, que según la compañía permitirá a los usuarios iniciar sesión en la aplicación sin asociar su nombre, dirección de correo electrónico e identificadores técnicos con sus datos de salud.

Flo trabajó con la empresa de seguridad Cloudflare para crear la nueva función y publicó un documento técnico que detalla sus especificaciones técnicas. El modo anónimo se ha localizado en 20 idiomas y actualmente está disponible para usuarios de iOS. Flo dijo que la compatibilidad con Android se agregará en octubre.

«La información sobre la salud de la mujer no debería ser una responsabilidad», dijo Cath Everett, vicepresidenta de productos y contenido de Flo, en un comunicado. «Todos los días, nuestros usuarios recurren a Flo para obtener información personal sobre sus cuerpos. Ahora, más que nunca, las mujeres merecen acceder, rastrear y obtener información detallada sobre su información personal de salud sin temor a ser procesadas por el gobierno. Esperamos que este hito establezca un ejemplo para la industria e inspirar a las empresas a subir el listón en lo que respecta a los principios de privacidad y seguridad».

Flo anunció por primera vez planes para agregar un modo anónimo poco después de que la decisión Dobbs de la Corte Suprema anulara Roe v. Vadear. Los expertos en privacidad han expresado su preocupación de que los datos contenidos en las aplicaciones de salud de la mujer puedan usarse para iniciar un caso contra usuarios en estados donde el aborto ahora es ilegal. Otros han dicho que es más probable que diferentes tipos de datos indiquen abortos ilegales.

Sin embargo, los informes y estudios han encontrado que muchas aplicaciones populares de seguimiento de períodos tienen estándares deficientes de privacidad e intercambio de datos. La Organización de Revisión de Aplicaciones de Salud y Atención con sede en el Reino Unido descubrió que las aplicaciones más populares comparten datos con terceros, y muchas incorporan información de consentimiento del usuario dentro de los términos y condiciones.

LifePoint Health, con sede en Brentwood, Tennessee, anunció una asociación con Google Cloud para usar su motor de datos de atención médica para agregar y analizar la información del paciente.

Google Cloud HDE extrae y organiza datos de registros médicos, estudios clínicos y datos de investigación. El sistema de atención médica dijo que el uso de la herramienta brindará a los proveedores una visión más holística de los datos de salud del paciente, además de ofrecer capacidades de análisis e inteligencia artificial. LifePoint también utilizará HDE para crear nuevos programas de salud digital y modelos de atención, así como para integrar herramientas de terceros.

«LifePoint Health está cambiando fundamentalmente la forma en que se brinda atención médica a nivel comunitario», dijo Thomas Kurian, director ejecutivo de Google Cloud, en un comunicado. «Reunir datos de cientos de fuentes y aplicarles IA y aprendizaje automático desbloqueará el poder de los datos para tomar decisiones en tiempo real, ya sea la utilización de recursos, la identificación de pacientes de alto riesgo, la reducción del agotamiento de los médicos u otras necesidades críticas».

Los Institutos Nacionales de la Salud anunciaron esta semana que invertirán 130 millones de dólares durante cuatro años, siempre que haya fondos disponibles, para ampliar el uso de la inteligencia artificial en la investigación biomédica y conductual.

El programa Bridge to Artificial Intelligence (Bridge2AI) del NIH Common Fund tiene como objetivo crear conjuntos de datos «insignia» confiables y de origen ético, así como determinar las mejores prácticas para la tecnología emergente. También producirá tipos de datos que los investigadores pueden usar en su trabajo, como la voz y otros indicadores que podrían señalar posibles problemas de salud.

Aunque el uso de la IA se está expandiendo a los espacios de las ciencias de la vida y las ciencias de la salud, el NIH dijo que su adopción se ha ralentizado porque los conjuntos de datos biomédicos y de comportamiento a menudo están incompletos y no contienen información sobre el tipo de datos o las condiciones de recopilación. La agencia señala que esto puede conducir a un sesgo que, según los expertos, puede agravar las desigualdades de salud existentes.

«Generar conjuntos de datos de origen ético y de alta calidad es fundamental para permitir el uso de tecnologías de IA de próxima generación que transforman la forma en que investigamos», dijo el Dr. Lawrence A. Tabak, quien actualmente se desempeña como director del NIH, en un comunicado. «Las soluciones a los desafíos de salud humana de larga data están al alcance y ahora es el momento de conectar a los investigadores y las tecnologías de inteligencia artificial para abordar nuestras preguntas de investigación más difíciles y, en última instancia, ayudar a mejorar la salud humana».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.