Como limpiar la regadera

Hay momentos en la vida en que debes hacerte cargo de cosas que antes no hacías, en este artículo aprenderemos a como limpiar la regadera, cuando te mudas a tu propio apartamento debes saber cómo mantener limpio cada lugar y cada cosa de tu casa, desde las áreas de la cocina hasta la regadera de la ducha.

¿Quieres saber como limpiar la regadera? Entones, quédate con nosotros porque te diremos que debes hacer para mantener tu baño higienizado y rechinante de limpio.

como limpiar la regadera

Lo que no sabías de la suciedad en el baño

Es posible que no seas consciente de que tu regadera puede retener hongos y sarro que pueden taparla por los minerales y sales que tiene el agua. Esto causa que comience a disminuir el flujo de agua por los orificios y la única forma de impedir esto es que cada vez que laves tu baño te asegures de limpiar la cabecera de tu regadera.

Cuando te percatas de que tu regadera ya no expulsa la misma cantidad de agua que antes y que en las esquinas y en el piso comienzan a aparecer manchas negras ya son vestigios preocupantes de que tu ducha y baño necesitan una limpieza profunda.

En vez de recurrir a costosos productos de limpieza hechos con demasiados químicos que podrían perjudicar tu salud y que por su recurrente uso podrían estropear tu ducha o regadera es mejor que emplees algunas soluciones caceras para limpiar tu regadera de forma fácil y económica.

Deshazte de la suciedad que tapa tu regadera

En ocasiones tu regadera se tapa y ya no expulsa la misma cantidad de agua, en estos casos puedes usar una accesible herramienta hecha en casa para limpiarla, la cual consiste en un mixtión que posee una media taza de bicarbonato de sodio y una taza de vinagre en el interior de una bolsa de plástico.

Al hacer esta mezcla, debes verter despacio y con mucha precaución el vinagre en la bolsa ya que podría surgir un efecto de ebullición y hacer espuma antes de tiempo cuando se una al instante con el bicarbonato.

Cuando ya tengas lista la mezcla, deberás sumergir completamente la cabeza de la regadera y ayudándote con una liga de goma debes sujetar con fuerza dicha bolsa de manera que persista toda la noche o como mínimo 3 horas en esa posición.

Una vez acabado el tiempo de tu regadera dentro de la mezcla, puedes retirar con cuidado la bolsa y progresivamente deberás cepillar la cabeza de la regadera para deshacerte de los restos de sarro y suciedad de los orificios.

Puedes usar solo vinagre blanco en este método si no tienes bicarbonato, de todos modos, esto no afecta mucho en el cómo limpiar la regadera. Pero, procura no excederte con la cantidad de vinagre o de vinagre y bicarbonato que pongas dentro de la bolsa ya que podría caerse o no sujetarse con la liga cuando sumerjas la regadera en la bolsa.

En el caso de que puedas desmontar la cabecera de tu regadera puedes remplazar la bolsa en la que debes mezclar los ingredientes que te ayudaran a limpiar con un recipiente que tengas disponible y así podrás con mayor facilidad concluir con los otros pasos. Una vez acabes de cepillar, notaras un gran cambio en tu regadera.

Ocúpate de las manchas de agua

Es posible que las zonas metálicas de tu regadera tengan manchas de agua y para hacerlas desaparecer solo necesitas un trozo de limón. Restriega el limón por todas esas zonas manchadas y una vez consideres que esté limpio termina el procedimiento pasando sobre esos lugares un trapo húmedo.

Pronto verás las manijas de tu regadera, limpias y relucientes si realizas esto de vez en cuando en los momentos en los que estés limpiando tu ducha. No tiene por qué ser algo que hagas recurrentemente ya que, con unas cuantas veces al año será suficiente para mantener tus objetos de mental dentro de la ducha como nuevos.

Quita de tu cortina de baño el sarro

No es necesario pasar todo el día tallando tu cortina para eliminar el sarro cada vez que te ocupes de limpiar tu baño, puedes hacerlo fácilmente usando tu lavadora. Para lavar tu cortina solo tienes que añadir escasamente algo de bicarbonato a tu detergente favorito y poner a lavar tu cortina con dos toallas que en el proceso de lavado tallaran tu cortina.

Una vez tu lavadora termine de lavar, solo deberás sacar tu cortina y toallas y ponerlas a escurrir y secar bajo el sol. Cuando estén secas, ya verás tu cortina de baño limpia y sin manchas de sarro lista para ser utilizada.

Destapa el drenaje sin demasiado esfuerzo

Si tu lavamanos no está funcionando correctamente puede que se deba a que hay cabellos dentro del drenaje obstruyendo el recorrido del agua y esto se puede resolver fácilmente con un cepillo de cejas que ya no emplees. El cepillo te ayudará a arreglar la obstrucción con solo pasarlo por el drenaje cada vez que termines de bañarte o cada vez que laves el baño.

Desaparece los hongos y mejora la higiene de tu baño

Busca un poco de cloro y con un trozo de algodón comienza a restregar en las zonas donde veas hongos, esto ayudará a eliminar cualquier rastro organismos cercanos al moho de tu ducha. Frota durante el tiempo que creas necesario sobre las líneas negras que percibas en tu ducha, regadera o baño y listo, no necesitaras preocuparte por los hongos por un tiempo.

Limpia con vinagre, agua y jabón

Para asegurarte de que tu regadera y ducha están completamente limpias mezcla un poco de vinagre, jabón y agua en un recipiente y utilízalo para acabar de limpiar completamente ayudándote con alguna esponja. Frota y talla los lugares en donde crees que se acumula más el sarro y la suciedad de tu regadera y cuando acabes seca todo con una toalla que ya no uses.

Para concluir, es sencillo ocuparte de la suciedad de tu regadera siempre y cuando mantengas recurrente su limpieza y cuidado. Puedes ver que no necesitas mucho para volver tener tu regadera y baño en óptimas condiciones con estos métodos que te ayudaran a volver esta labor de casa más sencilla.

 

Deja un comentario