Como medir la cantidad de sal en el agua

Para saber como medir la cantidad de sal en el agua existen diferentes métodos que te vamos a detallar a continuación y que son los siguientes

Las sales son unos minerales que proporcionan al agua del mar unas características determinadas. Más allá de los estudios que se llevan a cabo en laboratorios y lugares similares, la salinidad también es medida por parte de otras personas, principalmente entre agricultores y aficionados a la acuarofilia, siendo para ambos importante conocer la acumulación de sales.

Utilizando un refractómetro portátil

Haciendo uso de un refractómetro portátil es posible conocer con exactitud el nivel de cantidad de sal que hay en el agua, y lo hace midiendo cuánta luz se refracta o dobla en ellos al entrar el líquido, de forma que cuántas más sales haya en el líquido más resistencia a la luz existirá y por tanto, más se doblará. Se trata de un método muy aconsejable para medir la salinidad.

En primer lugar debes tener en cuenta que debes elegir un refractómetro que esté indicado para el líquido que vas a medir, siendo importante en este caso buscar uno para el agua. Así debes estar reflejado en la descripción del producto o su envase, y si no indica nada expreso, es probable que haya sido concebido para la medición en agua salada.

No obstante, debes tener en cuenta que los refractómetros de sal son utilizados para poder hacer una medición de cloruro de sodio que se encuentre en disolución en el agua, mientras que los de agua de mar se emplean para la medición de las sales que están presentes en los acuarios de agua salada o el agua procedente del mar.

Esta herramienta cuenta con uno de sus extremos redondo y abierto para que se pueda ver a través de él y otro que es angulado. Debes sujetar el instrumento de forma que la parte angulada esté sobre el refractómetro y encuentra ese plato pequeño que está próxima a ese extremo y que puede moverse hacia un lado. Ten en cuenta que si no has usado el refractómetro antes es importante que lo calibres primero para tener una medida más exacta y fiable.

A continuación coge un gotero y toma una muestra del agua que deseas medir, para a continuación utilizar dos gotas colocándolas en el prisma translúcido que se ve al mover el plato del refractómetro. Añade agua para que se cubra totalmente y con una capa fina toda la superficie del prisma.

Una vez depositada en la herramienta la muestra de agua debes cerrar el plato, para lo cual empujarás de forma suave el plato hacia la posición original del mismo. Haz el proceso con delicadeza para evitar problemas.

Después debes proceder a tratar de observar mediante el extremo redondeado del instrumento, donde podrás ver tanto una como varias escalas de números, según el modelo. La escala para medir la cantidad de sal en el agua es la 0/00, que indica las “partes por mil” y en rangos de 0 en el fondo de la misma hasta 50 por lo menos en la cima. Para ver la cantidad de sal en agua debes observarlo en la línea en las que se juntan las áreas azul y blanca.

Una vez hecho este proceso ya sabes como medir la cantidad de sal en el agua, debiendo proceder a limpiar el prisma de la herramienta con un paño húmedo y suave, limpiándolo para que esté libre de agua. En caso contrario podría dañarse el refractómetro.

Utilizando un hidrómetro

Otra alternativa es recurrir al uso de un hidrómetro, una herramienta que es más económica que la anterior y que, por tanto, tiene menos exactitud, pero puede servir para tener unos datos más o menos exactos.

En este caso se trata de un instrumento que se encarga de medir la “gravedad específica” que tiene el agua o bien su densidad en comparación con el agua puro. Al ser la mayoría de las sales más densas que el agua, a través de este instrumento se puede conocer cuánta sal está presente en el agua.

Para muchos casos es suficiente la exactitud que ofrece el hidrómetro, como por ejemplo para medir la cantidad de sal que hay en el agua de un acuario. Un punto a tener en cuenta es que no se puede utilizar con materiales que sean sólidos.

Los medidores de gravedad específica o hidrómetros, se venden en diferente tipo de diseños, siendo los de vidrio más exactos pero con la contra de no contar con medidas que sean de una alta precisión. Los que son de plástico son más económicos pero también tienden a acabar siendo más inexactos con el transcurso del tiempo.

Busca un hidrómetro que venga con el estándar de temperatura listado, siendo importante conocer la temperatura a la que fue calibrado para calcular la cantidad de sal presente en el agua.

Para el proceso debes empezar por coger una muestra del agua que deseas medir a un recipiente que sea transparente y que esté perfectamente limpio, un recipiente en el que pueda caber el hidrómetro, así como haber suficiente agua para poder sumergir la mayoría del instrumento.

A continuación se debe utilizar un termómetro para medir la temperatura del agua obtenida para la muestra. Al conocer la temperatura de la misma así como de la estándar del hidrómetro se podrá calcular la cantidad de sal en el agua.

Tras limpiar el hidrómetro si es necesario por su superficie, debes colocarlo de forma lenta en la muestra de agua. Luego debes agitarlo de manera suave para eliminar así las burbujas de aire, ya que en caso contrario estas podrían afectar a la lectura de la densidad.

Tras agitarlo suavemente debes realizar la medición con el hidrómetro de brazo, siendo la medida obtenida la gravedad del agua. Posteriormente debes leer la medición el hidrómetro de vidrio, en el lugar en el que la superficie del agua toca con él.

Para finalizar debes convertir la medición de dicha gravedad específica a la medida de salinidad si así lo necesitas.

Puede interesarte como instalar una bomba de agua.

 

Deja un comentario