Como se pinta una bici antigua

¿Como se pinta una bici? Esta es una pregunta muy común entre todos aquellos que han comprado una bicicleta de segunda mano que está dañada, que han decidido rescatar una bicicleta vieja del desván o que simplemente quieren cambiar o mejorar la apariencia de su bicicleta habitual.

Si la pintura de una bicicleta está vieja o ha perdido color, el aplicarle unas capas de pintura por encima es una buena forma de darle una nueva apariencia y que parezca nueva. Afortunadamente el retoque de pintura es una tarea sencilla y no será necesario que acudas a un profesional. Haciendo uso de las herramientas adecuadas y empleando un poco de tu tiempo podrás pintar tu bicicleta a tu gusto.

Si quieres saber como se pinta una bici sigue los siguientes pasos:

  1. En primer lugar tienes que desarmar tu bicicleta hasta que solo te quedes con el cuadro. Para ello tendrás que quitar las dos ruedas, las bielas derechas e izquierdas, el eje del pedal, los frenos, la cadena, el asiento, etcétera. Si tienes cualquier tipo de accesorio para la bicicleta como puede ser un sujetador de botellas, retirar también este elemento y sus tornillos. Es recomendable que guardes todos los tornillos y el resto de pequeñas partes en bolsas de plástico y a poder ser debidamente etiquetadas para que luego el montaje te resulte más sencillo.
  2. Retira las etiquetas o las calcomanías que puedas tener en tu bicicleta. Si son muy viejas y están muy pegadas quizás sea complicado quitarlas. Si notas dificultad para ello puedes hacer uso de un secador de pelo o una pistola de calor para calentarlas, lo que hará que el adhesivo de las etiquetas se afloje al calentarse, haciendo más sencillo el quitarlas del cuadro. Si hace falta puedes utilizar una espátula para removerla.
  3. Limpia bien el cuadro de la bicicleta con un paño y si es necesario utiliza algún producto como un aceite multiusos para que quede bien limpio antes de proceder a su lijado.
  4. Una vez hecho lo anterior se procederá al lijado del cuadro de la bicicleta para hacer así posible que la nueva capa de pintura pueda quedar bien pegada. Si la pintura del cuadro es gruesa utiliza una lija de grano bajo (áspera) para eliminar la mayoría de la pintura vieja y si está cubierto por una pintura mate o no está pintado bastará con una lija de grano alto (fina).
  5. Tras el lijado vuelve a limpiar bien el cuadro con agua y jabón en un paño y deja que se seque.
  6. Coloca cinta adhesiva protectora sobre aquellas zonas que no quieras pintar, como son las superficies de apoyo, los postes de los frenos o roscas de la bicicleta.
  7. Cuelga el cuadro de la bicicleta a una altura que te permita trabajar con comodidad y utiliza pintura de aerosol de alta calidad para pintar el cuadro.
  8. Al pintar rocía una primera capa sobre el cuadro de la bicicleta, dejando un espacio de unos 30 cm de distancia con respecto al cuadro.
  9. Deja secar la pintura durante unos 20-25 min y una vez haya transcurrido este tiempo aplica una segunda capa. Repite el proceso con capas hasta que tengas el cuadro totalmente pintado.
  10. Por último aplica un barniz para proteger a la bicicleta del óxido y déjalo secar durante 24 horas.
  11. Vuelve a armar la bicicleta.

 

Valora este artículo

Deja un comentario