Como pintar un mueble de madera viejo

Cuando ves tus muebles de madera viejos y gastados en la esquina del salón puede que pienses que sería imposible que alguien los compre o que será una molestia deshacerte de ellos, pero en vez de darles la espalda, dales una oportunidad de brillar renovándolos, porque te diremos todo lo que necesitas para saber como pintar un mueble de madera viejo.

Darle otra imagen a tus muebles puede que sea tu nueva manualidad para el verano porque es una excelente forma de aprovechar el tiempo y hacer algo productivo por tu hogar. Independientemente de si son nuevos o reciclados, pintar muebles es una de las labores más sencillas y entretenidas que hay.

como pintar un mueble de madera viejo

Este proyecto se trata de darle tu toque a tu decoración sin gastar mucho dinero en materiales y dándole más tiempo de utilidad a tus muebles para no tener que remplazarlos innecesariamente. No hace falta ser un experto en decoración o manualidades para concretar la renovación, solo hace falta paciencia y motivación.

Busca vinagre, jabón y agua, porque primero debes quitar la grasa

Toma el mueble que quieres pintar y llévalo a afuera, debes hacer todo el trabajo en un lugar abierto donde los olores no se concentren y puedas manchar. Progresivamente toma un recipiente y en él, vierte vinagre jabón y agua. Ahora mézclalo y empieza a limpiar el mueble ayudándote con dos trapos: uno para secar y otro húmedo para limpiar.

El mueble debe estar completamente limpio y sin rastros de grasa cuando se comience a lijar o se empiece a aplicar pintura, pues la suciedad y la grasa no permitirán que la pintura se adhiera completamente en la madera. En esos casos se generarán grumos o pedazos de pintura que con el tiempo se caerán.

Llegó el momento de retirar el viejo barniz de la madera

Los muebles que tienen muchas capas de barniz tienen que recurrir a un decapante de madera. Puedes usar el que mejor te parezca o hayas encontrado en la tienda si es que no tienes en casa, independientemente de cual sea o a cual marca pertenece necesitas seguir las instrucciones explicadas en el recipiente para su uso óptimo y así no cometer errores.

Es importante que uses guantes para las manos y algo que te cubra la nariz y la boca, ya que esta clase de productos contienen componentes químicos muy fuertes que si se emplean sin la precaución necesaria podrían afectar tu salud al momento de cómo pintar un mueble viejo de madera.

Moja una brocha vieja con el decapante y extiende una capa gruesa del producto sobre la madera como si se estuviese pintando. Mientras haces eso no permitas que haya algún sitio sin decapante para un mejor acabado.

Cuando hayas terminado, verás como la pintura comenzara a reaccionar ante el decapante y pasados unos treinta minutos, ayudándote con una espátula, podrás retirar el barniz raspando las zonas. Luego puedes retirar los restos del decapante con un trapo húmedo y progresivamente comenzar a pintar.

Si tu mueble no tiene tantas capaz de barniz puedes recurrir a lijar la madera para retirar los vestigios viejos del barniz. Posiblemente tu mueble tenga algunas abolladuras por el tiempo y estas podrían empeorar con la lija si la manipulas agresivamente sobre la madera.

Tomate tu tiempo en lijar, pues si quedan trozos grandes de barniz en la madera posiblemente en esos lugares la pintura no trabaje bien. No es necesario retirar completamente todo, solo se necesita quitar lo que «brilla» del barniz. Puedes parar de lijar cuando sientas que la madera este suave.

Si no te agrada mucho el invertir tiempo en lijar, puedes aplicar un Primer sobre el mueble para mayor cobertura y adhesión de pintura. Este producto creara una capa sobre el barniz de la madera que permitirá una mayor aplicación de pintura. Sin necesidad de retirar el viejo barniz puedes emplear las cantidades de pintura que deseas habiéndole puesto este producto antes.

Es tiempo de darle tu toque a ese mueble viejo

Puede que tu mueble ya este sellado una vez termines de lijar, pero es recomendable que la primera capa de pintura que pongas sea una capa con pintura selladora que no le permita a la madera absorber demasiada pintura.

Después de esa primera capa de pintura, la cual debe ser de un color base como el blanco, se debe esperar a que se seque para luego lijar el mueble nuevamente con cuidado. Una vez se terminó de lijar, es momento de retirar el polvo generado para proceder a volver a pintar el mueble.

Usa la pintura del color que crees le dará algo especial a tu decoración de la manera que te sea más cómoda. Puedes usar pinturas en aerosol o en lata. Si decides emplear pintura liquida debes tener en cuenta la forma en la que destines el producto, pues el movimiento irregular de la brocha puede quedar marcado en el mueble si no sigues un mismo lado para extender la pintura.

Si notas que la pintura está muy espesa, tienes que diluirla con algo agua. Intenta dejar capas delgadas que debes dejar secar unas 12 horas antes retornar a pintar. Proporciónale a tu mueble la cantidad de capas que crees necesite para estar como nuevo y, una vez consideres que esté listo, déjalo secar finalmente por un día o tres.

El tiempo que demora en secar cambia tomando en cuenta la cantidad de capas de pintura tenga el mueble y el tamaño del mismo. Si no estás seguro de que está seco, no entre en contacto con el mueble ya que posiblemente dejes marcas que deban ser retocadas nuevamente con pintura.

Para finalizar el proyecto, ahora que sabes como pintar un mueble de madera viejo, preserva tu mueble con algo de cera incolora y permite que este seque un día más antes de localizarlo en algún espacio de tu hogar. Puedes hacer esto con más muebles que desees remodelar y atrévete a añadir unos cuantos detalles con pintura o plantillas para darle algo más personal y único tus viejos muebles de madera.

 

Deja un comentario