Como podar una hortensia

Mantener una planta viva, radiante y floreada no es tarea fácil para quien no conoce del tema. Por lo que si quieres saber cómo podar hortensia para hacer que estas crezcan sanas y alguna que otra curiosidad, sigue leyendo. Este artículo es para ti, amante de la jardinería.

Las hortensias son flores preciosa que todo amante de la jardinería debería plantar. Sus hermosos pétalos llenan de vida cualquier jardín con sus vibrantes colores. Sin embargo, poder mantener esos pétalos así de preciosos es una tarea que requerirá de un mantenimiento constante. Por lo que, saber cómo mantener una planta de hortensias es necesario.

También te puede interesar: Cómo podar un limonero

¿Qué son las hortensias?

Las hortensias son un tipo de planta ornamental originaria de Asia. Siendo más específico, de la zona comprendida entre Japón, China, Corea, e Indonesia. Sin embargo, en América también se encuentran variedades de esta flor. Su belleza incomparable la vuelve una de las flores más plantadas en los jardines de todo el mundo.

¿Cómo hacer que crezcan sanas?

Mantener a una hortensia sana y fuerte, es una tarea que requerirá que le pongamos todos nuestros cuidados. Todas las plantas son bastante delicadas a la hora de su mantenimiento. Ya que no todas absorben los nutrientes de la misma manera o no crecen en ciertos tipos de suelo. Por lo que es bueno conocer los trucos para que las hortensias crezcan sanas.

Principalmente para conocer cómo podar una hortensia debemos entender que las hortensias son plantas de sombra. Es decir, que su crecimiento será mucho más exponencial si no tienen una exposición directa con el sol. Obteniendo así un desarrollo mucho más rápido y sano si estas no tienen ese contacto directo con la luz solar. Si entendemos esto, nuestra hortensia crecerá sana y fuerte.

como podar hortensia

En segundo lugar, si queremos que nuestra hortensia crezca sana, debemos asegurarnos que el tipo de suelo sea el correcto. Este tipo de planta, tiende a desarrollarse mejor en suelos ácidos. Es decir, aquellos con un PH menor a 5,5.

Pero también, el PH del suelo, puede llegar a cambiar ciertos aspectos de la planta. Como el color de las flores o en la manera en la que crecen, ya que estas plantas no se desarrollan bien en suelos alcalinos.

Características de las hortensias

Las hortensias son flores ornamentales muy comunes en muchas partes del mundo. Aunque por lo general, éstas crecen muy bien en macetas, si se plantan en el suelo estas pueden lograr tamaños exagerados. Llegando algunas a medir hasta tres metros de longitud. Por lo que, debemos asegurarnos de tener el espacio suficiente para plantarlas.

Este tipo de flor, es muy decorativa y llamativa para darle vida a los jardines o a nuestro hogar. Sus colores vivos y hermoso follaje, nos dan mucho juego a la hora de decorar con ella. Existen muchísimas variaciones genéticas de las hortensias para tener el color que más nos guste. Pero también podemos hacer que el color cambie según el PH del suelo.

Si queremos obtener colores azulados o morados, el PH debe ser ácido y rondar los 5,5. Si el PH esta entre 6 y 7,5 podemos obtener flores de color rosado. Sin embargo, si el suelo está muy alcalino, las flores pueden tomar coloraciones no tan agradables o bonitas.

Para poder controlar esto, existen Kits para plantar hortensias que poseen ciertos componentes que nos ayudaran a regular el PH del suelo. Para así poder controlar también el color de nuestras flores. Una vez hayas logrado regular el PH, y hayas plantado las flores en la sombra, es momento de podar una vez hayan crecido.

¿Cómo podar hortensias?

Si seguiste los consejos al pie de la letra, seguramente tus hortensias ya estén floreadas y listas para ser podadas. Aprender cómo podar hortensia no es excesivamente difícil, sin embargo, requiere que sigas unas instrucciones básicas. Por lo que, si te sientes preparado, tú mismo deberás podar tus hortensias para mantenerlas sanas y preciosas.

1. ¿Qué necesitas para podar hortensias?

Antes de siquiera pensar en podar las hortensias, debemos asegurarnos de que todo esté en orden. Es decir, que sea el momento apropiado para hacerlo, y que tengamos las herramientas necesarias para empezar a hacerlo. Ahondar en el tema de cuando podar las hortensias es harina de otro costal, pero aquí te lo resumiremos para que la poda sea un éxito.

Primero que nada, sin las herramientas necesarias no podremos realizar la poda de forma correcta. Por lo que debemos asegurarnos de contar con todo lo que necesitemos. Para empezar, es obligatorio que contemos con unas tijeras de poda que cumplan con todo lo necesario para podar hortensias.

Las tijeras deben ser firmes, largas y deben estar muy afiladas para realizar cortes homogéneos. También, debemos asegurarnos de desinfectarlas antes de realizar la poda para evitar que nuestra planta se infecte con hongos o bacterias. También necesitaremos guantes protectores, y gafas para evitar cualquier tipo de accidente.

El momento correcto para realizar la poda, es una vez hayan pasado las heladas, es decir, al inicio de la primavera. A partir de estas fechas, es cuando se recomienda empezar a podar las hortensias. Sin embargo, algunas pueden ser podadas a finales de invierno para promover su crecimiento.

2. Empieza a podar según el tipo de madera.

Una vez tengamos todo a punto para empezar a podar las hortensias, deberemos identificar qué tipo de madera posee nuestra planta. Ya que, esta se puede dividir en madera vieja o madera nueva. Es momento que aprendas cómo podar hortensia según el tipo de madera que estas posean.

Las hortensias de madera vieja desarrollan las flores en brotes de años anteriores. Por lo que deberemos podar cuando las flores empiecen a caerse. Deberemos podar las flores secas o viejas y cortar los tallos más antiguos para reducir el tamaño de la planta.

Las hortensias de manera nueva, son aquellas cuyas flores se dan en brotes nuevos producidos en primavera. Este tipo de hortensia debe ser podada a finales de invierno y deberemos quitar los tallos secos o viejos. Además de cortar las ramas que estén cruzadas que puedan evitar el flujo de aire hacia los brotes nuevos.

Deja un comentario