Como preparar queso artesano

Son muchas las personas que son amantes del queso y que quieren saber como preparar queso artesano en su propia casa, un proceso que es más sencillo de lo que pueda parecer, más aún si se siguen paso a paso las indicaciones que os vamos a indicar a continuación.

Ingredientes

Para hacer tu propio queso artesano necesitas los siguientes ingredientes:

  • Leche recién ordeñada de oveja (10 litros para conseguir un queso de entre 1 y 2 kilos.
  • Fermento lácteo
  • Cuajo

Utensilios

Además, necesitas contar con estos utensilios:

  • Termómetro alimentario (hasta 100ºC)
  • Tela porosa para poder colar fino
  • Un colador de cocina grande
  • Una cazuela grande
  • Moldes para el queso
  • Una prensa o algún tipo de elemento que sea pesado para ser colocado encima de los moldes

Todos estos ingredientes y utensilios se pueden conseguir en cualquier tienda especializada o bien a través de internet.

Para preparar un buen queso artesano lo más importante es contar con leche recién ordeñada, ya que así se podrá disfrutar de una leche fresca para preparar un estupendo queso. No obstante, siempre se deben tener en cuenta las medidas higiénicas tanto a la hora de ordeñar como en su posterior manipulación.

Como preparar queso artesano paso a paso

Para saber como preparar queso artesano se deben seguir los siguientes pasos:

Pasteurización

Para pasteurizar la leche se debe cocer la misma hasta que alcance una temperatura de 65 grados centígrados, sin que llegue a hervir, para lo cual se hará uso del termómetro alimentario. Es importante este proceso para evitar bacterias o cualquier otra enfermedad que pueda estar en la leche.

Para ello se pone la leche a calentar a fuego medio en una cazuela grande, controlando hasta que llegue a unos 70 grados, momento en el que se mantendrá la misma durante 15 minutos. Después se retirará del fuego y se dejará enfriar la leche hasta que alcance los 40 grados.

Fermentación de la leche

En esta fase, con ayuda del fermento, se busca ayudar a que la leche cuaje. Los fermentos lácteos con bacterias utilizadas en el proceso de elaboración del queso.

En este paso, con la leche a 40 grados, se añaden 200 gramos de fermento por cada 10 litros de leche, y se remueve suavemente hasta conseguir que todo se mezcle bien. Se dejará reposar media hora y la temperatura se irá reduciendo en unos 10 grados de forma progresiva.

Cuajar la leche

Para lograr la coagulación de la leche se necesitará el cuajo, que puede ser de origen natural o químico.

Se debe agregar el cuajo según las instrucciones del paquete a la leche que está reservada a una temperatura que habrá llegado a los 30 grados centígrados. Una vez añadido se dejará reposar durante media hora hasta que se cuaje. Cuando esté cuajado se verá que se separa la cuajada del suero de leche.

Cortar la cuajada y filtrar el suero

Para comprobar que la leche está cuajada se toca la superficie, y si está rígida se podrá cortar con ayuda de un cuchillo largo, cortando la masa en forma de cruz varias veces llegando hasta el fondo y se hacen pequeños cubitos de masa. Se remueve un poco para que se despegue del todo y se desmiga la masa con las manos. Tras ello se deja reposar durante unos minutos.

Colocar el queso en los moldes

En este último paso se preparan los moldes de queso que se van a utilizar, colocando una fuente grande o bien un cubo pequeño con una tela fina porosa de colador por encima. Haciendo uso de un colador grande se va cogiendo la cuajada, dejando que se escurra y colocándola sobre la tela, asegurándose que se escurre bien. Aprieta la tela todo lo posible para sacar la mayor parte del suero.

Posteriormente se pasa toda la cuajada a un molde de kilo hasta que se llene, presionando de manera suave con las manos para así eliminar el aire y dejando que se escurra todo el suero que sobra.

 

Valora este artículo

Deja un comentario