Como preparar una infusión o Té

La historia nos habla de que el té tiene sus orígenes en la cultura china, debido a que a un emperador se le ocurrió la idea de que toda el agua destinada al consumo de cada persona, tenía que ser hervida. Sin embargo, al pasar el tiempo se fueron incluyendo algunas plantas naturales que podrían combinarse con el agua hervida para crear eso que llamamos té, desde Comohow nos gustaría recomendar infosemillas donde encontrarás todo tipo de información acerca del tema. Pero, ¿cómo preparar una infusión o té?

Es importante que sepamos que, hoy en día, existen distintos tipos de té, cada uno de ellos con alguna propiedad o varias que le aportan a nuestro cuerpo beneficios. Sobre todo al tratarse de ciertos malestares en especial, hay un té para aliviarlo o darle completa mejoría. Las infusiones suelen ser bebidas que las personas de edad avanzada consumen, pero en la actualidad hay muchos jóvenes que también hacen uso de esta bebida caliente

.como preparar una infusión o té

Sobre la semilla zopilote

El zopilote es un árbol que está en peligro de extinción, se compone por lípidos, minerales y proteinas; los lípidos contienen características que son iguales a los aceites de aguacate y girasol. Se puede usar como decoración la semilla cruda y seca.

Propiedades de una infusión

Siguiendo con lo anterior, hay casos en los que el té, por tener mayores propiedades, ha sido el mejor sustituto del café. En la actualidad, estamos apostando por tener mejores condiciones de vida y por ende hemos optado por llevar una vida más tranquila en la medida en que sea eso posible. Muchos jóvenes se han sumado a esta forma de vida para conservar su salud.

De hecho, como ahora existe en el mercado el té en sus diferentes presentaciones o variedades plantas, ya se puede notar que las personas eligen el de sus preferencia de acuerdo a sus requerimientos, porque además de todo, el té o infusión hace que puedas sentirte más tranquila y disminuye las angustias del diario vivir.

Asimismo, desde hace tiempo se ha podido notar que en todos los países suele haber una tendencia distinta hacia los tipos de té. Si tomamos como ejemplo a España, tocamos a un país en el que las infusiones de manzanilla o menta suelen ser las más ingeridas. De igual forma, ahora nos atrevemos a distinguir entre lo que es un té original del que no lo es; es decir, el original es el más natural, el que viene en la presentación de las hojitas y el otro que solo son extractos.

El té se ha convertido en la bebida favorita de muchas familias, de hecho, hay quienes desde hace tiempo le agregan un poco de leche a la taza porque les agrada esa mezcla de sabores y está bien, solo que, según especialistas, al agregarle leche al té o infusión, disminuyes las propiedades o efectos del té por sí solo.

Tipos de té: entre ellos se destacan los más consumidos y lo que aportan mayores beneficios.

  1. El té verde es uno de los que más buscan, este tiene propiedades que ayudan a mantener el ritmo cardiaco ideal, a conservar la memoria y a tener una piel mucho más saludables.
  2. El té de menta tiene sus orígenes en la Grecia antigua y ha sido usado para combatir problemas digestivos, infecciones y para prevenir las enfermedades cancerígenas.
  3. El té de manzanilla se extrae de las flores de camomila y puede ayudarnos a dormir, controlar la ansiedad, disminuir el azúcar en la sangre y a reducir muchas veces los niveles del colesterol.

Después de todo, nos interesa saber como preparar una infusión o té, para que donde sea que nos encontremos, si tenemos al alcance algunas hojas que nos sirvan para hacer té, podamos prepararlo sin mucho inconveniente y poder disfrutar de una taza de té caliente, sobre todo por las noches de invierno, donde necesitamos abrigar el cuerpo para dormir plácidamente.

Pasos para la preparación.

  1. En primer lugar para aprender como preparar una infusión o té, tendremos que elegir cuál deseamos beber, por eso habrá un tipo de té o infusión para cada ocasión. Si te decides por el té verde, este suele ser el más usado en las ceremonias o reuniones para tomar el té, actividad que en los inicios solo era típico de Japón y que con el transcurrir del tiempo se fue adaptando en otros países.
  2. Necesitarás colocar en una olla, cacerola o, mucho mejor, tetera la cantidad de agua para el té que debemos hervir. En caso de que solo se una taza, puedes medir la cantidad con esa misma taza, pero agregando un poco más de la cantidad que se va a consumir, porque es necesario que para cuando esté hirviendo, se evapore un poco del agua, logrando que el té tenga el gusto especifico.
  3. No hay que olvidar que no se puede hervir el agua de la misma forma para todos los tipos de té. Por ejemplo, con el té blanco el agua no tiene que hervir concretamente, solo será necesario que se caliente por ahí a unos 74 °C. Para el Té negro puede que hierva a unos 96 °C sin más. Esto también dependerá de la cantidad de agua que se vaya a usar para el té.
  4. En los casos en los que se tenga microondas, puede resultar más fácil aún, a pesar de que es mucho mejor hervir el agua usando la estufa común. Si se va a hacer uso del microondas para calentar el agua, si se trata de una taza, con colocarla a hervir por 1 minuto será suficiente.
  5. Dependiendo de si vas a utilizar las bolsitas o las hojiitas de té, que son las más naturales, se decidirá cuál es mejor forma de unir el agua con el té. Si se trata de las bolsitas, se puede colocar una bolsita del té que prefieras o hayas elegido directamente en cada taza y luego se le vierte el agua recientemente hervida. Y si son las hojitas, lo ideal es tomar una cucharada de las mismas para colocarlas en cada taza.
  6. Es recomendable que para cuando se quiera usar las hojitas, se coloquen es una especie de colador para que al terminar de agregar el agua se puedan retirar las hojitas de la taza y no tener el riesgo de que pasen de la taza a la boca parte de esas hojas. Y con las bolsitas, al notar que el agua cambia de color con aproximadamente 1 minuto, ya se podrá retirar.

Deja un comentario