Seleccionar página
5
(2)

El tema de la salud está en boca de todos recientemente debido a los tiempos que corren. La pandemia mundial, la cuarentena y el confinamiento han hecho que la salud sea el tema principal en el boca a boca social. Temas como lavarse las manos, mantenerse en forma o tener un estilo de vida sano han cobrado una importancia monumental. Es por esto que resulta indispensable que todo el mundo conozca como proteger nuestra salud.

Más allá del tema de la pandemia, un estilo de vida sano y controlado nos ayudará a salir más fuertes de esta situación. Es por esto que muchas personas han optado por realizar ejercicios o dietas para mejorar su calidad de vida, en internet existen multitud de productos para la salud como ejemplo la web totproteccio.com una web que desde comohow recomendamos visitar.

¿Qué podemos hacer para mejorar y proteger nuestra salud?

La respuesta a esta pregunta tiene muchas respuestas. Sin embargo, quien se toma la molestia de hacer caso a cada una de esas respuestas, irá sabiendo algo importante. Cada uno de los consejos que te daremos es tan importante como el anterior. Por ende, si deseas aprender cómo proteger nuestra salud, presta mucha atención a lo siguiente.

Realizar ejercicios

Todos conocemos los beneficios de mantener un estilo de vida sano basado en el ejercicio. Nuestros médicos nos han hablado de ello, por la televisión no paran de salir anuncios al respecto y justo ahora es más importante que nunca. Sobre todo para aquellas personas con afecciones cardíacas que necesitan reactivar sus órganos con ejercicios leves.

Sin entrar en grandes detalles del mundo del ejercicio como los levantamientos de pesas, flexiones u otros ejercicios de gran esfuerzo. Existen una gran cantidad de ejercicios que todos podremos realizar sin importar nuestro rango de edad. Ahora más que nunca, debemos convencer a nuestros padres y abuelos para que realicen ejercicios.

Uno de los ejercicios más leves pero eficaces para mejorar la circulación y evitar el riesgo de enfermedades cardíacas es la caminata. Como añadido a esto, podemos controlar estos ejercicios a nivel de pulsaciones por razones médicas o de entrenamiento. Para ello existen en el mercado unos grandes aliados para lograr este fin.

Nos referimos a los pulsómetros digitales, que se encargan de contabilizar nuestro pulso mientras realizamos actividades físicas. Para las personas de tercera edad esto viene de mil maravillas para mantener un control por razones médicas. Sin embargo, los más jóvenes también pueden sacarle el jugo a la información de sus pulsómetros.

Un Pulsómetro digital tiene forma de reloj y algunos funcionan en conjunto con bandas pectorales. La información recopilada por estos aparatos depende del modelo, pero siempre nos dará la cantidad de pulsaciones tras realizar una actividad.

Gracias a esto, podemos llevar un control de nuestras pulsaciones. Y, por lo tanto, estaremos dando un gran paso para saber cómo proteger nuestra salud.

Balancea tu alimentación

Otro consejo recurrente, pero igual de importante, para proteger nuestra salud es balancear nuestra alimentación. Es difícil mantener a nuestro cuerpo funcional y a punto cuando tenemos problemas de obesidad o de delgadez extrema. Es por esto que se recomienda realizar dietas en base a las necesidades de nuestro organismo.

Para conocer que falencias tenemos en nuestro organismo podemos recurrir a un nutricionista. Allí, nos proporcionarán las dietas que deberemos seguir para balancear nuestra alimentación.

Evitar vicios o excesos

Este tema es muy importante sin importar el rango de edad del lector en cuestión. Las drogas, licitas o ilícitas traen problemas que en muchos casos pueden ser irreversibles para nuestro organismo. Por ende, el uso de drogas o el abuso de vicios es el opuesto perfecto a proteger nuestra salud.

El alcohol, el tabaco u otras drogas de uso común entre los adolescentes son una de las principales causas de muertes juveniles. Por ende, si deseas proteger tu salud, busca ayuda para dejar las adicciones y acude a un médico si presentas síntomas de alguna enfermedad.

Mantener la higiene personal

Todos podemos estar de acuerdo que durante la pandemia que ha afectado al mundo entero este 2020 hemos reaprendido el valor de la higiene. Lo ideal sería, que cuando la pandemia sea controlada, la sociedad siga adoptando las mismas normas de higiene. Lavarse las manos, la cara y en general, todo el cuerpo, es indispensable.

como proteger nuestra salud

Sobre todo para poder evitar infecciones de la piel, u infecciones por virus, bacterias u hongos que se puedan alojar en nuestra piel. Como bien hemos aprendido tras el brote de Covid-19, los virus pueden sobrevivir en nuestra piel y si tocamos alguna mucosa podemos infectarnos. Las mucosas pueden ser: Ojos, nariz, o boca.

La hidratación es tu mejor aliada

Muchas personas desconocen la importancia de beber agua y cómo no hacerlo frecuentemente afecta a nuestro organismo. Para darnos una idea, nuestro cuerpo posee billones de células, compuestas por un núcleo y un citoplasma (ayuda al funcionamiento correcto de las células).El citoplasma de las mismas está compuesto en un 80% por agua.

Clases de biología aparte, todos conocemos la importancia de las células en nuestro organismo. Ya que, sin ellas, ningún órgano podría existir o funcionar.

Entonces, esto se resume fácilmente, si no bebemos agua constantemente, estamos comprometiendo la integridad de cada parte de nuestro cuerpo.

Aunado a esto, si no bebemos suficiente agua, podremos deshidratarnos y padecer de enfermedades en los riñones. Además, el agua también ayuda con el transporte de nutrientes y la expulsión de desechos a través de la orina.

Ve al médico con frecuencia

Si has prestado atención a los consejos que te hemos dado habrás notado que aconsejamos recurrir a profesionales de la salud de forma frecuente. La razón tras esto no es otra más allá de conocer la opinión de un profesional en la materia acerca de nuestras dolencias o afecciones.

Muchas personas optan por auto medicarse o auto diagnosticarse tras recurrir a Google. Esto no se debe hacer por ningún motivo salvo algunas afecciones leves. Por ende, te recomendamos encarecidamente acudir a un profesional si presentas alguna sintomatología fuera de lo común. También, existen los chequeos anuales o mensuales para mantener todo bajo control.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?