como realizar soldaduras de estaño

Como realizar soldaduras de estaño

5
(1)

Saber como realizar soldaduras de estaño puede hacer una gran diferencia si intentas unir dos piezas. Por lo tanto, anímate a aprender con nosotros, y pronto estarás soldando como un profesional.

Hay muchos factores a tener en consideración para realizar soldaduras de estaño. Por ese motivo, en el presente artículo nos encargaremos de darte toda la información que necesitarás.

También te puede interesar: Como desbloquear placa de inducción Siemens

Pasos para realizar soldaduras de estaño

Para entender cómo realizar soldaduras de estaño vamos a dividir la información en varios pasos. Cada uno es igual de importante que el anterior, así que no evadas ninguno.

Paso uno

Lo primero que tienes que hacer es conectar el soldador a algún enchufe. Tendrás dos opciones de corriente para hacerlo: 110v y 220v. Es indispensable que utilices la correcta. Eso se debe a que si la conectas en la corriente equivocada el equipo puede dañarse. Esto aplica tanto si está por debajo o por encima de la adecuada.

Afortunadamente, los fabricantes suelen añadir una pegatina con esta información y la potencia del soldador. Por lo tanto, solo tienes que leerla y así estarás previniendo cualquier accidente.

Paso dos

El próximo paso en cómo realizar soldaduras de estaño correctamente es preparar lo que vas a soldar. En líneas generales, cualquiera que sea el objeto deberá estar brilloso y limpio de cualquier suciedad posible.

Suponiendo que sea un cable, necesitas exponer el metal o cobre. Para ello puedes utilizar un cortador. Asimismo tienes que rasparlo hasta que empiece a quedar brilloso.

Eso último funciona para remover cualquier capa de barniz presente en el material. Si la dejas es totalmente seguro que arruinará el procedimiento de soldado, porque impedirá que el estaño se fije bien.

Paso tres

Este es un paso importante en cómo realizar soldaduras de estaño. De él dependerá la calidad del resultado final. Tienes que escoger un estaño que contenga una buena cantidad de plomo.

Esa información la puedes encontrar en la envoltura. Allí se coloca dos cifras de porcentaje, una para el plomo y otra para el estaño propiamente dicho. Cada marca varía las cifras según su criterio, pero la medida recomendable es 5% y 95% respectivamente.

Aunque parezca poco, ese 5% es más que suficiente para brindarle la flexibilidad necesaria a la soldadura. Con esto se impide que algún movimiento involuntario acabe partiéndola.

Paso cuatro

A continuación debes verificar que el estaño que has escogido contiene un núcleo de resina. Si es así, significa que es perfecto para la soldadura que vas a realizar. De lo contrario, estarás frente a un estaño que es más apropiado para otros fines. En ese caso, tendrás que descartarlo en pro de uno más adecuado.

Paso cinco

En este punto tienes que revisar otro aspecto del estaño. Ahora debes verificar qué tipo de calibre posee. Lo más recomendable es que sea de un 1mm como máximo. Una cantidad mayor exigiría más trabajo al soldador, y quizás al final no logre derretirlo.

Paso seis

Ya olvidándonos un poco del estaño, conviene que vuelvas al soldador. Este deberá tener una aleación hecha de plata en la punta. Si no es el caso, existe una solución sencilla.

Raspa la punta del soldador hasta que puedas ver el metal brillante. Y sin desconectarlo de la corriente, aplica bastante estaño en toda la zona que has expuesto. Seguidamente déjalo reposar unos minutos.

En cuanto veas que la resina se ha evaporado, retira las sobras del estaño, quedará una capa delgada. Esta facilitará el trabajo de derretirlo y hará que se adhiera más rápido al elemento.

Paso siete

Ya casi estás listo para realizar la soldadura. Pero antes es necesario que coloques las piezas en la posición que mejor te parezca. Esto es, la forma como quieres que queden una vez estén soldadas.

Paso ocho

Ya con los elementos bien colocados, finalmente es hora de soldar. Necesitarás ambas manos, una para el soldador y otra para el estaño. Acércalos al mismo tiempo a los objetos que pretendes soldar.

En cuanto el soldador haya derretido el estaño sobre ellos, mantén todo junto unos segundos. Al cabo retira el estaño y el soldador. Debes dejar que la soldadura se seque por su cuenta.

Si la misma adquiere un tono brillante, quiere decir que realizaste correctamente el proceso. Si en cambio luce opaca, deberás utilizar el soldador para refundir el estaño. Hazlo por unos 3 segundos, y se habrá solucionado todo.

Consejos para una mejor soldadura

Ahora que ya te explicamos paso a poso cómo realizar soldaduras de estaño, creemos conveniente brindarte unos consejos extras. Son aspectos que parecen superficiales pero que tienen un gran peso en el resultado final.

No toques el estaño con el soldador

Sí, puede sonar contradictorio, aunque no lo es. Para soldar eficazmente con el estaño no debes permitir que el soldador lo toque ni siquiera cuando los acerques simultáneamente. El método eficaz es dejar que se calienten las piezas a soldar.

Para ello tienes que acercar un poco más el soldador. Este las calentará, y entonces podrás aplicar el estaño, que acabará fundiéndose y fijándose sobre ellas.

Verifica que los elementos estén bien fijados

Una vez que hayas colocado los elementos en la posición correcta, tienes que asegurarte de que no se tambaleen. Podría suceder que sin desearlo los muevas con el soldador, por ejemplo.

Sea como sea, el trabajo se vería afectado. Así pues, sería ideal que coloques los objetos sobre una superficie fija. De igual modo asegúrate de cerrar las ventanas, para que no entren corrientes de aire.

Posiciona el soldador de manera horizontal

El posicionamiento del soldador también repercute en el proceso. Lo correcto es que lo coloques horizontalmente. Esto permite que los elementos reciban mejor el calor, sin tener que separar el soldador del estaño.

No soples la soldadura

Muchos principiantes tienden a soplar la soldadura. Sin embargo, esto impide la fijación completa del estaño. Mejor déjala secarse sola, como ya señalamos, para evitar problemas.

Vigila la temperatura del estaño

Si el estaño alcanza una elevada temperatura de fusión, podrían fundirse los elementos. Este riesgo se vuelve más posible al usar un estaño con solo 5% de plomo. Por consiguiente, no acerques el soldador al estaño por más tiempo del necesario.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *