Revelados los primeros detalles de la adquisición de Red Bull por parte de Porsche en la F1

Coautor: Christian Nimmervoll

A pesar de la ausencia de un comunicado de prensa oficial que anuncie el final de la asociación de larga data entre el fabricante de automóviles alemán y el equipo de F1 con sede en Milton Keynes, se han iniciado procesos formales para garantizar que la unión no se convierta en un problema.

Uno de los obstáculos a superar fue obtener la luz verde de las autoridades anti-cártel de todo el mundo para asegurarse de que no hubiera nada de malo en que las dos empresas se unieran.

Además de tener que hacerlo en la Unión Europea, también había que presentar solicitudes en más de 20 países fuera de la UE.

Uno de ellos es Marruecos, cuya legislación gubernamental establece que las solicitudes están sujetas a publicación obligatoria una vez aprobadas.

El proceso para obtener luz verde obligó a Porsche y Red Bull a revelar detalles de su fusión, que ahora ha dado a conocer en Marruecos el Consejo de Competición.

El documento revela que Porsche informó al Consejo el 8 de julio que establecerá una asociación de 10 años con Red Bull, que incluye una participación del 50% en su operación de grandes premios.

Sugiere que la asociación se anunciará oficialmente el 4 de agosto.

La notificación de esta semana solo mencionó una compra del 50% de Red Bull Technology, pero se entiende que la asociación también se extenderá al negocio del equipo de F1 por separado.

La revelación de detalles por parte de las autoridades, incluso antes de que se hiciera público el anuncio, se debió en parte a los retrasos en dar luz verde formal a Porsche para regresar a la F1.

El plan original era que su asociación se anunciara en el Gran Premio de Austria hace tres semanas.

Sin embargo, esta idea se pospuso ya que el Consejo Mundial de Deportes de Motor de la FIA no aprobó las regulaciones de motores a partir de 2026 como se anunció el 29 de junio. La finalización del reglamento de motores es un requisito previo para que Porsche comunique oficialmente su entrada en la Fórmula 1.

Si bien el documento marroquí solo menciona a Red Bull, es de suponer que su equipo hermano AlphaTauri también competirá con el poder de Porsche; cualquier otra cosa sería ilógica dadas las sinergias buscadas entre Red Bull Racing y AlphaTauri.

Sin embargo, el equipo de Faenza seguirá estando al 100% en manos de Red Bull.

La segunda marca del grupo Volkswagen, Audi, cuya apuesta por la Fórmula 1 ya ha sido aprobada por todas las autoridades necesarias, aún no está tan avanzada en su proyecto como Porsche.

Motorsport.com entiende que la compañía con sede en Ingolstadt todavía está negociando con el propietario de Sauber, Finn Rausing, para adquirir una participación del 75% en el equipo.

El Consejo de Supervisión del Grupo Volkswagen ya había dado luz verde a la apuesta de Porsche y Audi en la Fórmula 1 el 7 de abril de 2022, y aprobado los presupuestos correspondientes después de que todos los consejos de administración de las dos marcas hubieran dado previamente su acuerdo.

Las dudas surgieron brevemente recientemente cuando el CEO del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, anunció su renuncia el 22 de julio.

Sin embargo, Diess será reemplazado el 1 de septiembre por el CEO de Porsche AG, Oliver Blume, quien ya era un partidario clave del programa de Fórmula 1 a nivel de marca en Porsche.

Informe adicional de Luke Smith

Deja un comentario