Seleccionar página
4
(1)

Cuando estamos empezando en el mundo empresarial, existen ciertos términos que no terminamos de entender de buenas a primeras. Palabras confusas o que no tienen un significado obvio abundan en este medio. Uno de esos conceptos es la razón social de una empresa. Si no conocemos la definición, nos resultará difícil saber la razón social de una empresa.

 Es por esto que en este artículo se buscará resolver todas las incógnitas que tengamos al respecto de este tema tan poco conocido por el público general. Explicando su definición, sus características y finalmente saber cómo reconocer la razón social de una empresa.

¿Qué es la razón social de una empresa?

Al referirnos a la razón social de la una empresa nos referimos al nombre jurídico o identificación jurídica que esta posee. Es decir, es el nombre que representa a la empresa legal y burocráticamente. El darle una razón social a tu empresa en uno de los primeros pasos a tomar cuando decides empezar en el mundo empresarial.

Este nombre debe ser único en el territorio nacional, debe figurar en todo documento oficial de la empresa y es de carácter obligatorio. Este nombre generalmente se utiliza para diferenciar nuestra empresa de las demás que hagan negocios en nuestro mismo entorno.

Es un nombre de identificación único y obligatorio, ya que este será el que identifique a nuestra empresa a nivel tributario. En España y en muchas partes del mundo, al determinar la razón social, se asigna también un número de identificación fiscal o NIF.

Generalmente, el público consumidor tiende a confundir el nombre de la marca con la razón social, pensando que son lo mismo. Pero la realidad es que no lo son, el nombre de la marca es aquel que se crea para presentar el producto al público. Por otro lado, la razón social es aquella que se crea para representar e identificar la empresa a nivel jurídico.

Características de la razón social

Sabiendo ahora que es la razón social, aún nos quedan ciertos conceptos por explorar antes de aprender cómo saber la razón social de una empresa. A la hora de crear la razón social deben figurar los nombres de los socios que la componen. En caso de ser varios, se denominara como “Y compañía” o algo similar. Además, también existen las denominadas siglas de tipificación.

Sociedad limitada

La primera de estas siglas de tipificación se conoce como S.L.L. o Sociedad limitada. Es una sociedad mercantil en la cual la responsabilidad esta adosada al capital aportado en primera instancia. Por lo que, al presentar deudas, éstas no deberán ser pagadas con el patrimonio personal de los socios, sino por el aportado inicial.

La gestión de la empresa no queda en su totalidad en manos de los socios, sino que se le encarga a un órgano social. Éste se conforma por una junta directiva y por los socios, que toman las decisiones finales al ser ellos los que dirigen la empresa.

Sociedad anónima

La sociedad anónima o S.A., es una sociedad capitalista bastante utilizada en las grandes empresas. El capital de la empresa se divide en acciones, siendo éstas la forma de participación de los socios que formar parte de la compañía. La responsabilidad y peso de cada socio en la sociedad es directamente proporcional a la cantidad de capital que proporcione.

Ésta se encuentra constituida por una junta general de accionistas que se encargan de determinar a los administradores. Los administradores de la sociedad se encargan del órgano representativo. Finalmente, el consejo de vigilancia es aquel que se encarga de supervisar a los administradores.

Sociedad colectiva

La sociedad colectiva o S.C., es una sociedad mercantil personalista que se encarga de desarrollar actividades de tipo mercantil trabajando bajo una razón social. Al ser una sociedad personalista, la gestión corresponde a los mismos socios.

A diferencia de la sociedad limitada, en caso de que en este tipo de sociedad se presenten deudas estas se cumplen de manera personal. Es decir, las deudas que presente la sociedad son saldadas con el dinero del bolsillo de los socios. Por norma general, cada socio está obligado a poner en común bienes o industria de manera equitativa.

Sociedad por acciones

La sociedad por acciones o SPA, son un tipo de sociedad de capital relativamente novedosa que le otorga una gran protección a sus socios. Ésta se caracteriza por su gran flexibilidad, les permite a sus accionistas manejar casi en su totalidad lo relacionado a la sociedad. Como dato relevante, este tipo de sociedad puede tener originariamente un solo accionista.

Por lo general, cada accionista tiene derecho a voto al respecto de las decisiones que se tome en la sociedad. Cualquier tipo de inconveniente o mal entendido se debe resolver a partir de un arbitraje. Y por supuesto, las responsabilidades y el peso de cada accionista se basan en la cantidad invertida en las acciones.

¿Cómo saber cuál es la razón social de una empresa?

Dejando todo esto en claro, es momento de saber cómo saber la razón social de una empresa. Por todo lo expuesto anteriormente se deja entrever que la diferenciación entre el nombre y la razón social es bastante importante.

El nombre de la marca generalmente es aquel que se muestra de cara al público y sirve para promocionar la marca. Como puede ser el nombre de un restaurante o de una tienda de repuestos de autos, estos estarán relacionados con lo que venden.

Por otro lado, usando los mismos ejemplos, cuando realizamos una compra en un restaurante o en la tienda de repuestos. Pues el nombre que aparece en la factura es distinto. Puede ser una sociedad anónima o limitada, pero el punto es que el nombre vendrá acompañado de siglas de tipificación.

La razón social puede guardar cierta relación con el nombre de la empresa, puede usar acrónimos o siglas para representar lo que venden. Pero lo cierto es que para ubicar y reconocer fácilmente la razón social de una empresa debemos buscar las siglas de tipificación.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?