5
(1)

En internet y mediante aplicaciones, a día de hoy resulta muy fácil jugar al parchís online. Por lo que ahora es cuando resulta más fácil poder jugar al juego con personas del todo el mundo. Si eres un novato en el mundo del parchís, seguro querrás aprender todo sobre el juego. Por lo que, si quieres aprender cómo se juega al parchís, este artículo es para ti.

El parchís es un popular juego de mesa que todos conocemos, ya sea porque lo hemos jugado o porque hemos oído hablar de él. Por lo general, muchas personas ya conocen el juego, pero nunca se han dado la oportunidad de disfrutar de este entretenido juego de mesa. Ya sea por no saber cómo jugarlo o por no tener donde jugarlo.

También te puede interesar: Cómo jugar a la oca

¿Qué es el Parchís?

Este juego de mesa tiene diversas variaciones, pero el día de hoy te hablaremos de la forma clásica de jugar al parchís. En este artículo aprenderás todo lo necesario para saber cómo se juega al parchís, además de conocer las reglas, objetivos y curiosidades.

El parchís es un juego de mesa que vio su origen como una variación del juego original. Este juego, llamado originalmente Parchisi fue creado en la india durante el siglo XVI. El tablero del juego original era nada más y nada menos que el jardín del emperador Abdul Momin. En el original, el centro del tablero era el sitio donde yacía el trono del emperador.

En las representaciones modernas del tablero de parchís, estos toman la forma de cruz del tablero original. Sin embargo, éste ha sufrido de varios cambios durante los siglos venideros.

En líneas generales, el parchís es un juego de mesa en donde deberás usar la estrategia para llevar tus fichas al centro del tablero. Sin embargo, como en todo juego de mesa, el azar juega un papel clave en el juego. Puesto que, un dado es el que determinará nuestros movimientos por el tablero.

Partes de un juego de parchís

Un juego de parchís convencional que puede ser adquirido en cualquier tienda de juguetes o juegos de mesa es bastante estándar. Puesto que, las piezas que conforman el juego del parchís son las mismas casi siempre. Salvo algunas variaciones como es el en caso del Ludo, que cuenta con un dado extra.

Un juego convencional de parchis, consta de 16 fichas de colores repartidas en cuatro de cada color. Es decir, cuatro fichas rojas, cuatro fichas amarillas, cuatro fichas azules y cuatro verdes. Además de un dado que nos servirá para mover las fichas por el tablero.

Por supuesto, el tablero de juego que consta de 68 casillas numeradas y siete extra de cada color. Además, de las 68 numeradas, 12 son casillas seguras. Es decir, dentro de ellas, no podrás comer ni ser comido.

Reglas del parchís

Al ser un juego con tantas variaciones, resulta difícil adosarle un solo manual de reglas. Sin embargo, dentro de las reglas más comunes y que más se repiten en estas variaciones cabe destacar la siguiente. El jugador está obligado a mover sus fichas por la cantidad de casillas que determine el dado. A no ser, que haya un puente u otro impedimento.

También, otra regla bastante común es que si el jugador saca 6 en el dado, repite turno. Sin embargo para saber como se juega al parchís, si el jugador tiene la desdicha de sacar tres veces el número 6 de forma consecutiva hay una penalización. La última ficha en ser movida es enviada directamente a casa.

Por último, dentro del tablero existen doce casillas seguras marcadas de alguna manera. Esto cambia según el tablero o la versión del juego. Dentro de esas casillas las fichas no podrán ser comidas pero si se podrán formar puentes dentro de ellas.

¿Cómo jugar al parchís?

Ahora que conoces un poco más acerca de este gran juego de mesa, es momento que aprendas cómo se juega al parchis. El objetivo del juego es bastante sencillo y el juego se vuelve bastante intuitivo y fácil de jugar. Por lo que, seguramente no tendrás problemas a la hora de aprender lo siguiente que te explicaremos.

como se juega al parchís

Objetivo del juego

El objetivo del juego es bastante sencillo, es llevar todas tus fichas al centro del tablero entrando por las casillas de tu color. Para empezar, debes saber que en cada esquina del tablero hay cuatro casas de cada color, siendo estos el amarillo, rojo, verde y azul.

Al inicio del juego, deberás ubicar tus cuatro fichas en cada casilla blanca ubicada en el centro de tu casa. Probablemente verás que si, por ejemplo, eres el color rojo, tendrás el centro del tablero a una distancia muy cercana. Siendo exactos, lo tendrás enfrente de tu casa, sin embargo, no todo es tan sencillo.

Si no tienes ni idea del juego, probablemente habrás pensado pues saco mis fichas y voy avanzando de derecha a izquierda. De este modo, en menos de cinco casillas numeradas ya habrás llegado al centro. Pero el juego no funciona de esta manera.

Una vez saques tu ficha, deberás recorrer de izquierda a derecha todo el tablero. Pasando por todas las casillas de todos los colores, hasta dar la vuelta y entrar por el otro lado al centro de tu color.

Sacar ficha

Ahora que sabes en qué orden debes recorrer el tablero, seguro que te preguntarás cómo sacar las fichas de la casa. Pero primero, deberás determinar con tus adversarios el orden de juego. Para esto, deberán ir lanzando el dado, y el número mayor será el primero en jugar.

Ahora, para sacar la ficha deberás lanzar el dado y sacar un cinco. Hasta que este número no salga por azar puro no podrás sacar las fichas de tu casa. Cuando salga, podrás sacar una ficha y deberás ubicarla en la casilla numerada pintada con tu color.

Comer fichas

Para conocer cómo se juega al parchís bien, una vez que ya tú y tus adversarios tengan varias fichas sobre el tablero empieza el juego como tal. Ya que, deberás intentar entorpecer el camino de tus adversarios para poder llegar primero al centro de tu color. Una de las maneras de lograr esto es comiéndote sus fichas.

Para hacerlo, deberás sacar con el dado un número que te haga coincidir en la casilla donde está tu rival. Si éste no se encuentra en una casilla segura, podrás comerlo y enviarlo a casa. Tras esto, podrás avanzar 20 casillas siempre y cuando nada te lo impida.

Puentes

Otra manera de entorpecer el camino de tus adversarios es formado puentes. Para lograr esto, deberás hacer que tus fichas coincidan en una misma casilla numerada. Si logras bloquear el camino con dos fichas, los rivales no podrán pasar. Pero deberás romper el puente de manera obligatoria si te sale un seis en el dado

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?