Seleccionar página
5
(1)

Los nebulizadores son aparatos útiles, prácticos y cómodos de usar. Por ende, muchas personas optan por comprar nebulizadores portátiles, para así tener uno por casa. Si ese es tu caso, o has conseguido acceso a un nebulizador, seguro querrás aprender cómo usarlo. Es por esto que hoy aprenderás como usar un nebulizador y otros aspectos al respecto de ellos.

Las personas que sufren de problemas respiratorios relacionados con el asma u otras afecciones necesitan de ciertos aparatos. Los nebulizadores son grandes aliados que nos ayudan a tratar estos problemas de la respiración. Su uso es bastante común en pacientes tanto pediátricos como adultos. Por ende, conocer todo acerca de ellos nos ayudará en muchos momentos de nuestra vida.

También te puede interesar: Cómo aliviar el dolor de la regla

¿Qué es un nebulizador?

Un nebulizador es un conjunto de partes que forman un aparato capaz de proporcionar un tratamiento médico. Principalmente, tratamientos relacionados con afecciones respiratorias. Las partes que lo componen son cuatro.

Empezando por el compresor, siendo la parte más grande de todo el aparato. La boquilla o mascarilla, que está conectada a su vez al recipiente donde se depositan los medicamentos. También, un tubo o manguera transparente que en la gran mayoría de casos es de plástico.

Usos de un nebulizador

Los nebulizadores son equipos muy útiles y que salvan muchas vidas. Puesto que, su uso principalmente es el proporcionar a los pacientes mediante el proceso de nebulización, un tratamiento médico. Estos tratamientos en su gran mayoría son para afecciones respiratorias comunes como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Sin embargo, su uso para el tratamiento del resfriado común u otras enfermedades respiratorias leves es bastante común. Por ende, estos aparatos son muy necesarios a la hora de combatir enfermedades respiratorias tanto leves como severas. Si deseas aprender cómo usar un nebulizador de forma correcta, sigue leyendo el siguiente apartado.

¿Cómo usar un nebulizador?

Ahora que conoces un poco más acerca de este tema, es momento de que aprendas cómo usar un nebulizador. En el presente artículo, aprenderás todo el proceso, paso a paso y bien explicado. Para que así puedas utilizar de forma correcta el nebulizador y respirar la medicina perfectamente. Además, te daremos consejos para mantener limpio el nebulizador.

Lava bien tus manos

Uno de los consejos más valiosos a la hora de aplicar un tratamiento médico es también uno de los más básicos. Lavarse las manos es muy importante en estos casos. Esto es debido a que si nuestras manos están sucias o contaminadas con algún virus o bacteria podemos llegar a contaminar la cámara de nebulización.

Por ende, mantener limpio también todo el equipo de nebulización es clave para mantenernos sanos. Por lo tanto, la higiene nos asegurará que el tratamiento surta efecto y que no nos infectemos con algo más.

Conecta la manguera

Este es otro paso importante a la hora de asegurarnos de que la máquina funcione correctamente. Está relacionado con una de las partes de la misma, y nos referimos a la manguera. Esta pieza resulta fundamental para asegurarnos de que el compresor esté conectado con el recipiente donde está el medicamento y con la boquilla.

Por ende, el primer paso será conectar la manguera al compresor y asegurarnos de que esté puesta firmemente. Para así confirmar que el aire no se escape por allí o que haya una fuga.

Aplica la medicina en el recipiente

Si vas a utilizar un nebulizador, es importante que tengas una receta médica con las medidas de la medicina que tengas que aplicarte. Este paso es muy importante, puesto que de él depende casi en su totalidad el éxito del tratamiento.

Si no tienes una medida proporcionada por un médico puesto que usarás la máquina para tratar un simple resfriado, en internet podrás encontrar medidas estimadas. Sin embargo, nunca se recomienda auto medicarse y más aún al tratarse de afecciones tan delicadas como las respiratorias.

Conecta la boquilla a la manguera

Al igual que en el paso anteriormente mencionado relacionado a la manguera, éste también es muy importante. Las boquillas, que a su vez están unidas a los recipientes de medicamento, necesitan ser conectadas a la manguera. De este modo, la manguera, que ya estará conectada al compresor, tendrá su otro extremo unido a la boquilla.

Así, el compresor podrá trabajar de forma unida con el medicamento para generar gotas del mismo que serán expulsadas con aire por la boquilla. Siendo este el modo en el que funcionan las máquinas nebulizadores.

como usar un nebulizador

Ponte la boquilla y enciende la máquina

Una vez la boquilla esté conectada a la manguera, llega el momento de empezar a aplicar el tratamiento. Para esto, deberás ponerte la boquilla en tu cara. De modo que, gran parte de tu boca y nariz queden cubiertas por la misma. Muchas boquillas son adaptables según el tamaño de tu nariz o de tu cara, por ende, deberás buscar tu comodidad.

El siguiente paso tras asegurarnos de que la mascarilla está puesta de forma correcta es encender la máquina. Para esto deberemos pulsar el botón de encendido que casi siempre está en parte superior del compresor o en el costado del mismo.

Respira correctamente la medicina

A la hora de utilizar un nebulizar de forma correcta, resulta indispensable que el medicamento se inhale perfectamente. Para esto, es importante que se realicen inhaladas profundas y preferiblemente únicamente por la boca. Una buena alternativa para lograr esto es utilizar pinzas para la nariz para asegurarnos de respirar únicamente por la boca.

Por lo general, el tiempo que dura la nebulización depende exclusivamente de las cantidades utilizadas. Sin embargo, el tiempo estándar varía entre los 15 y 20 minutos. No obstante, deberás estar pendiente de la cantidad de medicina que le reste al recipiente. Para así asegurarte de inhalar la medicina en su totalidad.

¿Cómo mantener limpio el nebulizador y la boquilla?

Para asegurarnos que la nebulización sea efectiva, deberás encargarte de mantener todas las partes del equipo limpias. Tras cada uso, deberás enjuagar y lavar tanto la mascarilla como el recipiente de medicamentos. Se recomienda dejarlos secar al sol o con un pañuelo limpio y seco. También, deberás realizarle mantenimiento al filtro y al compresor.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?