5
(1)

Dentro de nuestro hogar, contamos con una serie de aparatos que nos facilitan la vida. Ya sea porque nos ayudan a realizar tareas o porque hacen que tu hogar sea más cómodo. Por ejemplo, en una zona fría o durante los meses de invierno, los aparatos de calefacción aumentan la comodidad de tu hogar. En este artículo aprenderemos cómo utilizar una estufa para que calientes tu hogar.

Tomando eso en cuenta, las estufas son uno de los aparatos de este estilo más empleados en todas partes del mundo. Si tú todavía no cuentas con una en tu hogar, te recomendamos echar un vistazo a www.calderavapor.info donde cuentan con una gran variedad de estufas y calderas.

¿Qué es una estufa?

Para entrar bien en el tema, daremos inicio hablando acerca de qué es una estufa. Se trata de un tipo de aparato cuya función u objetivo es calentar algún lugar en el que esté. Puede ser una casa, departamento, todo un edificio o zona laboral. Según el lugar en el que la necesites, será el tamaño y modelo de estufa que necesitas conseguir.

Se trata de uno de los métodos más seguros que existen aún hoy en día para calentar cualquier recinto. Ya que mantiene la producción del fuego que genera el calor dentro de sí mismas. Evitando así que se produzcan pequeños accidentes en el hogar o a la persona que la maneja.

Este tipo de aparatos llevan años funcionando. La primera de la que se tiene información a lo largo de la historia fue creada en el año 1617. En donde incluso se realizaban a partir de cerámica. Aunque, con el pasar del tiempo, la mayoría de ellas fueron fabricadas a base de metales más resistentes.

A lo largo de los años, el combustible con el que funcionan las estufas también ha variado. Cada vez aparecen nuevas opciones para que cada persona pueda acceder a una estufa de su preferencia. Además de que algunos de los combustibles se han vuelto mucho más amigables con el medio ambiente. Tal y como es el caso de los pellets, por ejemplo.

¿Cómo utilizar una estufa?

El modo de funcionamiento de una estufa en específico dependerá de su modelo. El cual, a su vez, dependerá del tipo de combustible con el cual trabaje. De esa manera, para explicar ampliamente cómo utilizar una estufa, debemos detenernos en todos los casos. Por lo tanto, explicaremos cómo usar una estufa de gas, una estufa eléctrica y una estufa de pellets.

Ten en cuenta que, para la instalación de cada tipo de estufa, lo mejor será que contactes a un experto. En especial cuando acabas de adquirir una estufa de gran tamaño. De ese modo, solo deberás preocuparte por saber cómo utilizarla, y no por todo el gran proceso de instalación.

Estufa de gas

Comenzaremos hablando de un tipo de estufa que resulta ser el más utilizado en todas partes del mundo. Las estufas a gas son el tipo de estufa clásico. Las cuales llevan una enorme cantidad de años dentro del mundo de las estufas.

Este tipo de estufas deben estar conectadas en todo momento a una pequeña bombona de gas. Claro está, esto es algo que se realiza durante el proceso de instalación. Sin embargo, es bueno que lo sepas, ya que cada vez que la enciendas o apagues estarás abriendo y cerrando la misma.

Así pues, para encenderla, tiene que abrir la válvula de presión, de manera que el gas comience a fluir. Luego de esto, debes presionar el mando regulado y mantenerlo girado por unos segundos. Al hacer esto estarás vaciando el aire del interior del tubo de la estufa.

Ahora bien, este tipo de estufas pueden encenderse mediante una llama o con un sistema de piezoeléctrico. Esto es algo que debes verificar en el modelo de la misma.

Si es el primer caso, para encenderla, tienes que introducir una llama a través del agujero predeterminado para ello. Ahora, si cuenta con un piezoeléctrico, tienes que presionar el pulsador hasta que salte una pequeña chispa. La misma se encargará de prender el fuego piloto. Ahora, cuando desees apagar la estufa, solo debes cerrar la llave de la válvula.

Estufa eléctrica

Las estufas eléctricas trabajan por medio de la ciencia de la radiación para generar el calor que mantenga tibio tu hogar. Este tipo de estufas, si bien no le hacen daño al medio ambiente, pueden consumir mucha energía eléctrica. Aunque cada vez son más las que funcionan de un modo eficiente.

Para utilizar este tipo de estufas, solamente debes conectarlas a la corriente eléctrica y encenderla y apagarla cuando desees. Son las más sencillas de utilizar de todas las estufas que existen en la actualidad. También podrás regular mediante botones o perillas la temperatura del calor que deseas que haya en tu hogar.

Estufa de pellets

Finalmente, te explicaremos cómo utilizar una estufa de pellets. Este tipo de combustible es reciclado de la madera que se corta para todo tipo de mueble. Así que no se talan más árboles para su producción y en su fabricación no se le añade ningún tipo de químico.

Si adquiriste una de este tipo, tienes que saber cómo usarla. En primer lugar, debes tenerla conectada a la corriente eléctrica. Además, antes de utilizarla cada vez, debes vaciar el depósito interno de cenizas. Pues siempre queda lleno luego de haberla utilizado todo el día anterior.

Así pues, luego de chequear ambas cosas, es momento de rellenar el depósito de pellets. Luego, enciende la estufa en su respectivo botón de encendido y ella hará todo el resto del trabajo por sí misma. Irá lanzando poco a poco la cantidad de pellets necesaria al interior y los encenderá para que generen el calor.

Ten en cuenta que desde el panel que tiene la estufa, podrás controlar la temperatura del ambiente. Además de aumentar o disminuir la llama de la estufa. Cuando desees apagarla, lo único que debes hacer es presionar el botón de apagado y listo.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?