Como subir el pecho con esparadrapo

A las mujeres les encanta sentirse bien con su cuerpo. Por ello siempre están en busca de diversos métodos y técnicas efectivas para mejorar su figura. Uno de los factores con los cuales suelen emplear dichas técnicas es con el pecho. Ya sea para hacer que se vea más elevado o para ajustarlo a algún tipo de vestimenta en específico. Así que puedes seguir leyendo si deseas aprender cómo subir el pecho con esparadrapo.

Por lo tanto, si eres mujer y estás buscando una forma de subir el pecho, lo puedes lograr con esparadrapo. Si no sabes bien de qué se trata esto, en el presente artículo estaremos hablando al respecto.

¿Qué es el esparadrapo?

El esparadrapo es comúnmente utilizado como una cinta adhesiva para vendajes. Por lo que es especialmente empleado dentro del ámbito de la medicina. De seguro lo has usado alguna vez para cubrir alguna herida o sujetar un vendaje luego de una operación.

Claro está, posee ciertas características que lo diferencian de la cinta adhesiva común y corriente. En primer lugar, su pegamento es mucho más fuerte y resistente. Esto les permite a las personas mantener bien cubierta sus heridas en todo momento. Son tan resistentes, que algunos incluso son resistentes al agua.

Por si esto fuera poco, son antialérgicos. Esto quiere decir que cualquier persona lo puede utilizar en su cuerpo sin el riesgo de tener una erupción en su piel luego.

De esa forma, el esparadrapo se vuelve la mejor opción a utilizar en los casos médicos ya mencionados. No obstante, gracias a todos los beneficios que posee, se comenzó a utilizar para otras cosas. Una de ellas, es específicamente para mujeres, cuando estas desean subir su pecho.

¿Cómo subir el pecho con esparadrapo?

De seguro has oído hablar acerca de mujeres que acomodan su busto o pecho con cinta adhesiva. De manera que luzcan más levantados o para cubrir pezones al utilizar camisas sin mangas. Los motivos por los cuales se utilizan pueden variar. No obstante, en este caso nos centraremos solamente en emplearlo para subir el pecho.

La cinta adhesiva más recomendada para hacer esto es el esparadrapo. Podrías intentar hacerlo con otro tipo de cinta, en caso de que no tengas ésta. Pero siempre será mejor si haces uso del esparadrapo, para que así puedas gozar de todos sus increíbles beneficios.

Existen varias formas de emplear el esparadrapo para subir el pecho. Las mismas varían según lo que quieras utilizar y el aspecto final que buscas en tu busto. Nos encargaremos de explicar los dos casos más comunes.

Subir el pecho con esparadrapo para utilizar un escote

En primer lugar, hablaremos sobre cómo subir el pecho con esparadrapo para poder utilizar un escote. Por lo tanto, estarías obteniendo dos beneficios al mismo tiempo. Lo primero que debes hacer, es cortar tres pedazos de cinta del tamaño aproximado del ancho de tu busto.

Comenzarás por colocar uno de los pedazos en la zona inferior del pecho izquierdo. Asegúrate de sujetar bien desde la zona externa para que quede en el lugar indicado. Con la ayuda de ambas manos, ve sujetando y pegando la cinta de forma firme.

Como ya mencionamos, comienza desde la zona externa y luego hacia el centro de tu pecho. Estirando bien y jalándola lo más que puedas para que el busto quede bien sujeto. Este es un paso que repetirás también con el busto derecho, siguiendo las mismas indicaciones.

Luego de que tengas ambos bustos sujetos, utilizarás el tercer pedazo de cinta. El cual colocarás en el centro, para sujetar los dos pedazos anteriores. Para fijar todo bien y ajustar el escote a tu cuerpo, emplea un pedazo extra pequeño de cinta. Colócalo en el centro y ajústalo a tu gusto.

Utilizar el esparadrapo para subir el pecho y reducir el movimiento del mismo

Ahora bien, el segundo caso, lo puedes utilizar, tanto para subir el pecho, como para reducir su movimiento. Esto lo puedes emplear en tops y prendas de ese estilo. Para esta técnica, necesitarás un total de seis pedazos de esparadrapo, con el tamaño del ancho de todo el busto. Así que deben ser más largos que los anteriores.

Para que esto funcione bien, lo que intentarás es crear una especie de sostén haciendo uso de la cinta. Comenzarás a colocarla desde el lado izquierdo, pero esta vez un poco más abajo. Intenta que quede en la zona que conecta tus costillas con tu busto.

subir el pecho con esparadrapo

Fíjala y jala hacia la derecha, uniendo bien ambos bustos con la misma cinta. En este primer paso, asegúrate de ajustar el busto a tu gusto. Luego, colocarás otro pedazo de cinta justo sobre la primera, de esa forma obtendrás un mayor soporte.

Posteriormente, utilizarás pedazos más pequeños de cinta para crear una especie de tirantes. Solo que irán desde el medio del busto hasta el inicio de la clavícula. Con esto debes elevar tu pecho tanto como quieras. Para sujetar todo bien, volverás a colocar pedazos de cinta de forma horizontal cubriendo los pedazos que están verticales como tirantes.

¿Cómo retirar el esparadrapo?

Una de las dudas más comunes de las mujeres con respecto a esta técnico, es cómo retirarla después. No es recomendable simplemente jalar la cinta y quitarla. Ya que esto puede ser doloroso y dejaría marcas en tu cuerpo. Por ello, para finalizar, te explicaremos la forma correcta de hacerlo.

Lo recomendable, es tomar un baño de agua caliente con las cintas puestas. Así se irán alojando poco a poco, lo cual te permitirá retirarlas de forma más sencilla. Si todavía te cuesta quitarlas, incluso tomando el baño, coloca un poco de aceite de bebé. Esto facilitará todo el proceso de retirar.

Recuerda tener el mayor cuidado posible con esto para que no te hagas daño. Puedes hacer uso de esta técnica cuántas veces lo desees y lo necesites. En especial ahora, que sabes cómo subir el pecho con esparadrapo de la forma adecuada y según lo que vayas a vestir.

Deja un comentario