Como canalizar las emociones

Las emociones son parte fundamental de lo que nos conforma como seres humanos por lo que aprenderemos a como canalizar las emociones. Ellas son las encargadas de hacernos sentir de una forma determinada. En la mayoría de los casos, nuestros estados de ánimo, dependen de ellas.

Como humanos, sentimos una gran cantidad de emociones que pueden surgir en momentos y situaciones determinadas. Cuando te sientes abrumado por ellas y te impiden pensar con claridad, es cuando debes canalizar tus emociones. Solo así podrás calmarte y retomarás sabiamente la rienda de tus sentimientos.

como canalizar las emociones

Aprende a identificar cómo te sientes

Lo primordial, para tratar las emociones de la manera debida, es identificar cómo nos sentimos. Esto debe ser lo más importante en todos los casos. Especialmente cuando estamos confundidos y no sabemos explicar cómo nos sentimos.

Por lo tanto, lo más recomendable, es que te tomes el tiempo de sentarte a pensar en cómo te sientes. Si necesitas tomar distancia de todo o encerrarte en tu habitación un rato, hazlo. Lo fundamental en este primer paso, es que logres aclarar y despejar tu mente.

Una vez que lo hayas hecho, reconocerás los motivos del porqué te sientes como te sientes. Serás capaz de entender las razones de tu estado de ánimo actual. Con esa información clara y sincera en tus manos, podrás tratar esas emociones que tanto te afectan.

En la mayoría de los casos, las emociones que nos afectan más como humanos son las negativas. Entiéndanse como tristeza, ira, rabia, depresión, entre otras. Si ese es tu caso, no te preocupes, en este artículo te explicaremos cómo canalizar dichas emociones. De manera que puedas volver a sentirte bien contigo mismo.

¿Cómo canalizar las emociones y sentimientos?

Hay muchas recomendaciones que puedes seguir para canalizar tus emociones. Claro está, la que decidas seguir dependerá de tu forma de ser y tu disponibilidad para hacerlo.

Puesto que es una decisión tan personal, te ofreceremos distintas opciones. De manera que elijas la que te parezca más adecuada para ti. Así que asegúrate de leer bien cada una de ellas y realizar una elección inteligente. Es más, si puedes seguir más de un consejo, de seguro te recuperarás más rápido.

Distráete con algo que te guste hacer

No hay mejor cosa que puedas hacer cuanto te atacan pensamientos negativos, que distraerte. Debes fijar toda tu atención y concentración en otra cosa totalmente distinta. Algo que te haga olvidar e ignorar todas las emociones negativas que surgen en ti en un momento dado.

De esa forma, no le darás una mayor importancia, ni mucho menos le darás el poder de consumirte. Lo más recomendable, es que te distraigas con algo que te guste.

Por ejemplo, si te gusta tocar algún instrumento o escuchar música, podrías hacerlo. Del mismo modo sucede si eres deportista, cocinero, entre otros. Halla lo que te hace feliz, lo que te entretiene más, y ponte hacerlo cada vez que te comiences a sentir mal.

Recuerda todas las virtudes que posees

A veces, cuando no canalizamos nuestras emociones de manera correcta, podemos llegar a sentirnos muy mal. Tanto, como para olvidar todas las características buenas con las que contamos.

No importa cuán mal te puedas llegar a sentir, tus talentos y virtudes siempre se mantienen intactos. Por lo que, una forma de canalizar todo eso que te hace sentir mal, es recordarlas. Vuelve a pensar en todas las habilidades que tienes y que te hacen único.

De hecho, si tienes algún talento especial, es el mejor momento para que lo desarrolles. Cuando sientas que estás rodeado de sentimientos negativos, recuerda todas las virtudes que tienes. Si eres bueno dibujando, es el momento indicado para hacer una obra de arte. Si te gusta escribir, quizás deberías comenzar a escribir un nuevo libro.

Plasma tus emociones

Siguiendo un poco por la idea anterior de escribir, plasmar tus emociones puede ayudarte a canalizarlas con efectividad. Esto es algo que puedes hacer mediante la escritura. Algunas personas suelen llevar consigo un diario en el cual escriben cómo se sienten en todo momento.

Se han hecho estudios al respecto y se ha demostrado que es una práctica que realmente funciona. Sin duda, te puede ayudar a cicatrizar todas tus heridas con una mayor rapidez.

Claro está, la escritura no es la única forma en la que puedes plasmar tus emociones y sentimientos. Si eres bueno dibujando, sabrás que también lo puedes hacer con la pintura. Puedes crear canciones, alguna manualidad, algo en lo que expreses todo lo que llevas dentro.

Descansa el mayor tiempo posible

Estar sobrecargado de emociones y sentimientos negativos es algo que realmente cansa. Además, puede hacerte padecer de ciertas enfermedades si no logras controlarlo.

Por ese motivo, es necesario que descanses todo el tiempo que puedas. Durante el tiempo libre que tengas o entre semana, busca un momento para descansar. Intenta dormir cuánto más pueda para que logres descansar. También puedes optar por ir a un spa o realizarte un masaje para desestresarte lo más posible.

Con tan solo acostarte a ver televisión o jugar algún videojuego, estás descansando. Además, recuerda siempre tomar tus respectivas vacaciones. Realizar un viaje, ya sea solo o en familia, te permitirá tomarte un gran respiro del estrés del día a día.

Toma como nuevo hábito la meditación

Nuestro último consejo para canalizar las emociones es uno de los más efectivos. Incluso ha sido demostrado científicamente en repetidas ocasiones. Se trata de algo tan simple y sencillo como la meditación.

Sentarte a meditar es algo que puedes hacer en cualquier lugar en el que te encuentres. En un parque, en tu habitación, en la sala, etc. Eso sí, necesitas de una gran concentración, pues se requiere que te centres en un solo pensamiento. Si no sabes cómo hacerlo, en internet encontrarás toda la ayuda que necesitas.

Lo cierto es que, la meditación, te ayudará a liberarte de las emociones que más te afectan. También es una gran opción para quienes quieran liberarse del estrés. Así que, con tan solo un poco de tiempo al día, podrás meditar.

 

Deja un comentario